Qué hay que tener en cuenta al contratar una línea de Internet en casa

Qué hay que tener en cuenta al contratar una línea de Internet en casa

Hoy en día contar con una conexión a Internet es algo fundamental para muchos usuarios. Lo utilizamos para navegar, buscar información, utilizar redes sociales, programas de mensajería… En definitiva, la red ofrece un amplio abanico de posibilidades. En este artículo vamos a explicar todo lo que hay que tener en cuenta antes de contratar Internet para nuestro hogar. Como sabemos, son muchas las posibilidades que tenemos a nuestra disposición.

Todo lo que hay que tener en cuenta antes de contratar Internet en casa

Tipo de conexión

Algo importante a tener en cuenta es el tipo de conexión. En un artículo anterior vimos todas las opciones para tener Internet en casa. Sin embargo lo más común es contratar ADSL o fibra óptica. Ambas tecnologías están muy presentes en los hogares españoles.

Existen diferencias notables, lógicamente. Lo primero es la cobertura. No en todas las ciudades y viviendas está la posibilidad de contratar fibra óptica. Por ello hay que tener esto presente para elegir una u otra opción.

Si queremos sencillez y evitar posibles problemas a la hora de la instalación, lo más aconsejable es optar por ADSL. En cambio, si lo que queremos es utilizar la tecnología más avanzada y tener una conexión más estable y veloz, lo mejor es la fibra óptica.

Velocidad de bajada y subida

Por supuesto la velocidad de Internet es muy importante. Hay que tener en cuenta antes de contratar Internet en casa la velocidad de bajada y de subida que ofrece cada compañía. Esto es esencial, ya que el hecho de contar con una mayor o menor velocidad no solo hará que descarguemos más rápido, sino que nuestra conexión tenga capacidad para soportar más dispositivos conectados y usando la red.

Un factor muy a tener en cuenta es si esa compañía ofrece velocidad simétrica. Esto significa que tanto la velocidad de subida como la de bajada sea la misma. Hoy en día la mayoría de opciones de fibra óptica tienen esta opción. No así el ADSL. Siempre podremos realizar un test de velocidad y comprobar qué tal la conexión.

¿Necesitamos movilidad?

¿Vamos a conectarnos solo en casa o también fuera? Quizás debemos tener esto en cuenta si nuestro objetivo es conectarnos desde cualquier lugar. En este caso podríamos optar por una compañía que nos permita conectarnos a través de un router 4G en cualquier lugar.

Este punto es importante para aquellos usuarios que no solo vayan a conectarse en casa, sino que estén constantemente de un lugar a otro y quieran evitar tener que compartir Internet desde el móvil.

Qué hay que tener en cuenta al contratar Internet en casa

Tipo de router que ofrecen

El router es, como sabemos, una pieza fundamental para nuestra conexión. Hay muchas opciones disponibles. Según el tipo de usuario que seamos y nuestras necesidades puede que el router que ofrezca una compañía se adapte más a lo que queremos.

Hay que tener esto en cuenta a la hora de contratar cualquier tarifa de Internet. Vimos recientemente las diferencias entre un router gaming y uno normal, por ejemplo.

Tenemos que ver aspectos como la capacidad para conectar múltiples dispositivos, si es doble banda o no, el cifrado que utiliza (especialmente de cara al WPA3 que pronto estará disponible), etc.

Soporte técnico que ofrecen

¿Queremos tener todas las garantías y saber que si hay algún problema nos van a atender bien? Otro aspecto a tener en cuenta es el soporte técnico que ofrece esa compañía. Es cierto que a nivel global todas cuentan con un servicio técnico que permite solucionar problemas a los usuarios.

Sin embargo podemos toparnos con compañías que nos ofrezcan un plus. Algo añadido que pueda decantar la balanza a la hora de contratar sus servicios u optar por otra empresa.

Permanencia, penalización e instalación

Este último punto es muy importante para la mayoría de usuarios. Hay que ver muy bien qué ofrece nuestra tarifa en cuanto a permanencia y posible penalización. No es lo mismo que contratemos Internet en nuestro hogar y tengamos previsto seguir con esa compañía muchos años, que por ejemplo un estudiante que únicamente vaya a estar unos meses y luego se dé de baja.

Hay que observar bien la permanencia que nos exige esa compañía. Muchas no tienen permanencia, pero otras en cambio cuentan con una penalización si nos vamos antes de un tiempo determinado, que suele ser 12 meses.

Por otra parte, la instalación es otro factor importante. Normalmente las compañías ofrecen la instalación gratuita. Sin embargo en ocasiones puede corresponder al usuario la instalación o tener que pagar dinero por ello.

En definitiva, estos son los principales factores a tener en cuenta antes de contratar Internet en casa. Son muchas las opciones que tenemos disponibles y lo ideal es encontrar aquello que más se adapte a las necesidades reales de los usuarios. Más allá del precio, que es algo que lógicamente hay que tener en cuenta, son otros muchos los factores que podemos mirar bien antes de contratar Internet.

Archivado en
Operadores

Deja tu comentario