Cómo afecta la cantidad de pestañas abiertas en el navegador y cómo gestionarlo

Cómo afecta la cantidad de pestañas abiertas en el navegador y cómo gestionarlo

Cuando navegamos por Internet siempre queremos tener la máxima velocidad y que todo vaya sin problemas. Sin embargo esto no siempre ocurre. A veces surgen complicaciones que afectan al buen funcionamiento del sistema y, en este caso, del navegador. Algo que sin duda afecta en gran medida y puede ser determinante es la cantidad de pestañas que tenemos abiertas. Es algo que ocurre a muchos usuarios, sin importar qué navegador estén utilizando. En este artículo vamos a explicar cómo puede afectar a la navegación la cantidad de pestañas que tengamos abiertas y qué podemos hacer para controlarlo.

Cómo puede afectar la cantidad de pestañas abiertas en el navegador

Si pensamos en cómo eran los navegadores hace unos años, podemos decir que han cambiado mucho. Uno de los cambios radicales que ocurrieron (aunque de esto hace ya bastante tiempo) es la posibilidad de tener más de una página abierta al mismo tiempo. Es lo que denominamos pestañas. Aún recuerdo cómo en los inicios, cuando utilizaba Internet, tenía que abrir dos navegadores diferentes si quería tener dos cosas abiertas al mismo tiempo. Por suerte eso cambió.

¿Qué ocurre ahora? El problema es que quizás en ocasiones nos sobrepasemos. Con esto nos referimos a que podemos tener un excesivo número de pestañas abiertas al mismo tiempo. Esto, como podemos imaginar, afecta al rendimiento del navegador. Puede hacer que incluso la velocidad de Internet se vea reducida y nuestra navegación no vaya como quisiéramos.

Hay que mencionar que influye bastante también el dispositivo que utilicemos. Según los recursos que tenga, el hecho de tener 10, 15, 30 pestañas abiertas afectará más o menos. Pero sí, podemos asegurar que puede afectar no solo al rendimiento del equipo, sino también a la fluidez y velocidad al navegar.

También hay que decir que no todas las pestañas que tengamos abiertas consumen los mismos recursos y, en definitiva, afectan de la misma manera al buen rendimiento del equipo. No es lo mismo tener abiertas páginas que contengan simplemente textos, que otras donde se reproduzcan vídeos o sean más dinámicas (carga de mapas, por ejemplo).

 

Cómo saber qué páginas están consumiendo más recursos

Por suerte podemos saber qué páginas están consumiendo más recursos. De esta manera, en caso de tener un dispositivo que no cuente con recursos suficientes, podremos elegir qué páginas mantener abiertas y con cuáles debemos de tener más cuidado. Podemos hacerlo en los principales navegadores. Nosotros nos vamos a centrar en Google Chrome y Mozilla Firefox, que son los más populares y los más utilizados por los usuarios.

En el caso de Google Chrome podemos obtener esta información yendo al Menú, entramos en Más herramientas y Administrador de Tareas. Aquí nos aparecerán todas las pestañas que tenemos abiertas en ese momento. Nos interesa ordenarlo por uso de memoria RAM. De esta forma veremos cuáles son las pestañas que están consumiendo más recursos.

Hay que mencionar que una web puede consumir más recursos según el momento. Es decir, por ejemplo Twitter puede que en un momento determinado consuma pocos recursos pero un rato después consuma mucho más. Esto es así ya que va acumulando toda la carga cada vez que actualizamos el contenido.

En Mozilla Firefox tenemos una opción similar. En este caso tenemos que escribir about:performance en la barra de direcciones. Nos llevará a una ventana donde aparecen todas las pestañas que tenemos abiertas en ese momento, con la información del consumo de memoria.

Cómo ver el consumo de pestañas en Firefox

Aquí tendremos una idea de qué páginas que visitamos están consumiendo más recursos. Si notamos problemas de velocidad de navegación, fluidez o cualquier fallo, siempre podemos probar a cerrar este tipo de pestañas.

Cómo gestionar la cantidad de pestañas abiertas

Como hemos dicho, hay veces que la cantidad de pestañas que tenemos abiertas es excesiva. Puede ocurrir que nos provoque problemas de rendimiento o velocidad. Pero también puede pasar que simplemente nos cause molestias. Cuando tenemos decenas de pestañas abiertas al mismo tiempo a veces resulta difícil gestionarlas todas.

Por suerte podemos utilizar algunas extensiones para gestionar las pestañas. Las tenemos disponibles tanto para Google Chrome como para Mozilla Firefox.

Una de estas extensiones, quizás la más popular, es The Great Suspender. El objetivo no es otro que ahorrar memoria RAM de las páginas abiertas en Chrome. Lo podemos descargar de la tienda oficial de Google Chrome.

La manera en la que funciona esta extensión es muy sencilla. Lo que hace es suspender aquellas pestañas que llevan un tiempo abiertas pero sin usarse. De esta forma no consumen recursos del equipo, pero estarán ahí disponibles para cuando necesitemos. Una manera interesante de hacer que nuestro navegador vaya más fluido.

En el caso de Mozilla Firefox tenemos una opción similar: Tab Suspender. Su objetivo es el mismo. Con este software podremos suspender automáticamente aquellas pestañas que no utilizamos para ahorrar memoria del sistema. Podemos descargarla de la tienda de Mozilla.

Recomendamos siempre descargar este tipo de software desde las tiendas oficiales. Así nos aseguramos de instalar software que no haya sido modificado de forma maliciosa.

Archivado en
Navegadores

Deja tu comentario