5 sencillos métodos con los que mejorarás la señal Wi-Fi

5 sencillos métodos con los que mejorarás la señal Wi-Fi

La conectividad inalámbrica hoy en día es muy importante para la navegación. Si echamos la vista atrás, hace solo unos años podíamos decir que nos conectábamos a través de un ordenador y por cable. Esto ha cambiado. En la actualidad son muchos los dispositivos móviles que tenemos a nuestra disposición. Un gran abanico de posibilidades que va desde móviles hasta televisiones, pasando por una amplia gama. Esto hace que sea necesario contar con una red Wi-Fi en condiciones, que nos brinde la posibilidad de tener una buena velocidad de Internet. En este artículo vamos a dar 5 sencillos consejos prácticos para mejorar la señal Wi-Fi.

Cómo mejorar la señal Wi-Fi con estos sencillos pasos

A veces cuando nos conectamos a Internet a través de una red Wi-Fi experimentamos problemas. Puede ser que la cobertura no sea la mejor. Quizás la velocidad sea mucho más baja de lo que esperamos. Pero lo que sí es seguro es que en la mayoría de ocasiones podemos hacer algo para mejorarlo. No vamos a hacer milagros, pero sí que al menos la cobertura y velocidad mejoren.

Con esto podemos lograr una estabilidad mayor y utilizar los dispositivos  móviles para navegar por la red sin inconvenientes.

Elegir correctamente la banda a la que nos conectamos

Esto es algo que muchas veces pasamos por alto. Lo primero que hay que tener en cuenta es que ninguna de las dos bandas es mejor que la otra. Simplemente hay que mencionar que son distintas. En ocasiones conviene más conectarnos a la banda de 2.4 GHz y en otras a la de 5 GHz.

Siempre que utilicemos nuestro móvil para conectarnos al router Wi-Fi, veremos que aparecen dos opciones. Claro, esto es así siempre y cuando tanto el móvil como el router sean compatibles en las dos bandas. Ahora bien, ¿a cuál nos conectamos?

Básicamente podemos decir que la banda de 2.4 GHz es la que ofrece mayor estabilidad y distancia. Es menos sensible a posibles interferencias como muros. Pero también hay que mencionar que es la que menor velocidad ofrece, incluso aunque estemos al lado del router.

En cambio la banda de 5 GHz es mejor si queremos ganar en velocidad. Eso sí, hay que tener en cuenta que es mucho más sensible a la distancia y a las paredes. Por tanto, puede ser la mejor opción si estamos en la misma habitación que el router o muy cerca. Si vamos a conectarnos en la otra punta de la casa y queremos tener una buena estabilidad y velocidad, lo mejor es usar la otra banda.

Cambiar la posición del router

Otro aspecto fundamental para mejorar la señal Wi-Fi es cambiar la posición del router. Lo ideal es que esté en una zona central del hogar, cerca de donde realmente vayamos a conectarnos. De nada nos sirve tener el router a 50 metros del lugar donde vamos a usar un ordenador o vamos a conectarnos con el móvil.

Es importante que está en una zona elevada, aislado de otros dispositivos electrónicos y lejos de muros o muebles que puedan actuar de barrera.

Utilizar un repetidor

Si vemos que la distancia es un impedimento y la velocidad y calidad que nos llega son muy limitadas, podemos utilizar un repetidor Wi-Fi. Son muchas las opciones que tenemos en este sentido. Podemos comprar uno o incluso crear el nuestro propio con un router viejo.

Con esto logramos llevar esa conexión a otra zona de la casa perdiendo lo mínimo posible. Así, al realizar una prueba de velocidad, notaremos que es casi como estar al lado del router.

¿Has probado otro canal?

Otra cosa que podemos hacer para mejorar la señal de nuestra conexión Wi-Fi es probar a conectarnos a otro canal. Ya sabemos que son 13, en el caso de la banda de 2.4 GHz, los que podemos utilizar. Si nuestros vecinos están utilizando el canal 7, por ejemplo, y nosotros también, puede dar lugar a interferencias y problemas de conexión.

Lo ideal sería conectarnos a otro canal lo más lejos posible de los que más se utilizan. Si vemos que el canal 7 está muy saturado, pues vamos a probar a conectarnos al 2, por ejemplo. De esta forma es muy probable que notemos una mejoría en cuanto a velocidad de Internet y también a estabilidad de nuestra red Wi-Fi.

Evitar intrusos en la red

Pero sin duda algo vital para una mejor señal Wi-Fi es evitar intrusos en la red. Esto lo podemos lograr mejorando la seguridad del router. Una contraseña que sea fuerte, larga y compleja es esencial. Hay que evitar introducir datos personales, palabras o cifras sencillas. Lo ideal es que tenga letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres.

Gracias a mejorar la seguridad del router también aumentaremos la fiabilidad de nuestra red. Evitaremos que posibles intrusos puedan ralentizar la conexión. De esta forma al hacer un test de velocidad veremos los resultados.

Archivado en
WiFi

Deja tu comentario