Cómo enviar correos electrónicos de manera segura y que se autodestruyan

Cómo enviar correos electrónicos de manera segura y que se autodestruyan

El correo electrónico es hoy en día un medio de comunicación muy utilizado. Tanto usuarios particulares como empresas cuentan con esta opción para estar en contacto con clientes, compañeros de trabajo o amigos. Es una herramienta sencilla de utilizar, rápida y que además se adapta perfectamente a las diferentes plataformas y a los tiempos. Hay muchos servicios que ofrecen esta posibilidad. En este artículo vamos a explicar cómo enviar correos electrónicos de manera segura y que además se autodestruyan. Vamos a ver opciones para que, una vez el destinatario lo ha leído, se borren automáticamente. En un artículo anterior vimos cómo saber cuándo han leído un correo.

Enviar correos electrónicos de forma segura y que se autodestruyan

Una de las plataformas más utilizadas para el correo electrónico es Gmail. Este servicio de Google se ha vuelto muy popular en los últimos años. Es muy utilizado por todo tipo de usuarios y además ofrece una gran variedad de opciones adicionales y servicios que pueden facilitarnos el día a día.

Gmail presentó durante los últimos meses una serie de novedades orientadas a mejorar su servicio y a añadir opciones interesantes. Una de ellas era el Modo confidencial, una herramienta disponible para mandar correos electrónicos de forma más segura y preservar nuestra privacidad.

Modo confidencial de Gmail

En primer lugar vamos a explicar cómo enviar un correo electrónico en Modo confidencial, en Gmail. Es muy sencillo y lo primero que tenemos que hacer, lógicamente, es iniciar sesión en el servicio. Posteriormente tendremos que darle a enviar un e-mail de la forma habitual, como cualquier otro.

Ponemos el destinatario, asunto, así como el cuerpo del mensaje. En la parte de abajo encontramos diferentes opciones y herramientas. Veremos para adjuntar archivos, introducir imágenes, enlaces, etc. Uno de ellos, el que aparece más a la derecha, es un candado. Justo este es el que nos interesa.

Utilizar el modo confidencial en Gmail

Podremos activar o desactivar el Modo confidencial en Gmail simplemente a través de este icono al enviar un e-mail. Cuando le damos, veremos que aparecen diferentes opciones.

Configurar el Modo confidencial de Gmail

Veremos diferentes opciones. Entre ellas la caducidad de ese e-mail. Podemos configurar para que caduque en una semana, por ejemplo. También 1 día o más tiempo. Así, una vez pase el periodo establecido, se borrará automáticamente. Además, podremos configurarlo para que pida una contraseña al destinatario. De esta manera nos aseguramos de que nadie más abra el correo y pueda leer la información confidencial. Este código llega a través de un SMS.

Limitado por el momento

Está un poco limitado, ya que no podemos poner una hora y fecha concretas. Al menos al tiempo de escribir este artículo, esta opción no está disponible. Quizás en un futuro podamos programar que un correo electrónico deje de estar disponible en un momento exacto, sin tener que poner 1 día, 3 días, una semana…

Es una herramienta interesante que nos ofrece Gmail de forma nativa. Podremos tener un mayor control a la hora de enviar un correo electrónico y la seguridad y privacidad que queramos otorgarle.

Los destinatarios de un correo enviado en Modo confidencial con Gmail no podrán reenviarlo. Tampoco podrán copiar, descargar ni imprimir el contenido. Es una manera muy interesante de proteger lo que mandamos. Es perfecto para cuando no queremos que ese correo sea reenviado a otro usuario o que copien el contenido.

Hasta ahora hemos visto una opción nativa que ofrece Gmail para enviar correos electrónicos. Ahora vamos a ver otras soluciones externas que también nos ayudan a enviar un correo de forma segura y que además se autodestruya pasado un tiempo.

Recientemente vimos cómo gestionar correctamente una cuenta de correo.

SnapMail

Una de estas opciones es SnapMail. Se trata de una extensión que tenemos disponible para Google Chrome, el navegador más utilizado. Permite configurar un correo para que se destruya pasado un tiempo, al enviarlo con Gmail.

La función de SnapMail es permitir que un e-mail se autodestruya automáticamente. Al instalarlo, agrega un botón al lado de enviar, en Gmail. Una vez hayamos escrito el correo, podemos pinchar aquí y, en lugar de enviar el correo normal, lo que hace es enviar un enlace al destinatario con el mensaje dentro. Una vez el destinatario abre este enlace tiene 60 segundos para leerlo. Cuando pasa ese tiempo, se autodestruye.

Hay que tener en cuenta que SnapMail no cifra el mensaje ni agrega una contraseña, a diferencia de la opción anterior. Sin embargo puede ser interesante cuando queremos enviar un mensaje y necesitamos que se elimine al poco tiempo. Eso sí, hay que recordar que se elimina cuando pasa 1 minuto. Quizás no sea lo más adecuado para enviar grandes textos y que se tarde más tiempo en leer.

NoteShred

El servicio de NoteShred permite enviar mensajes de forma segura y privada. Además, podemos configurarlo para que se autodestruya. Incluso permite enviar un archivo adjunto, aunque hay que tener en cuenta que no va cifrado y que solamente podemos enviar hasta 5 MB.

Podemos escribir el mensaje que queramos y crear una contraseña. La otra persona necesita ese código para poder leerlo. Sin ese código, nadie puede acceder al contenido.

Tenemos también la opción de configurarlo para que se elimine una vez el destinatario lo ha abierto. De esta manera nos aseguramos de que nadie más pueda leerlo, incluso aunque consiga la contraseña.

En definitiva, estas son algunas opciones para enviar correos electrónicos de manera segura y que además se autodestruyan una vez el destinatario lo ha leído. Son varios casos distintos y que seguro que los usuarios lo encuentran útil.

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario