Consejos útiles para prevenir el ransomware en nuestros equipos

Consejos útiles para prevenir el ransomware en nuestros equipos

Cuando ayer os hablábamos sobre RedEye, os dábamos unos pequeños consejos para prevenir el ransomware. El robo de información personal y su secuestro se ha convertido en uno de los métodos favoritos de los hackers, y más, si pueden obtener un rendimiento económico en todo momento a la hora de sustraer los datos de miles de personas.

Hoy vamos a seguir en esta línea y vamos a mostraros una serie de consejos muy útiles y a la vez, simples, que, a pesar de no evitar totalmente la amenaza, sí pueden reducir significativamente el riesgo de ser atacados. ¿Alguna vez habéis tenido que hacer frente a este fenómeno o creéis que su impacto es muy limitado y va hacia usuarios muy concretos?

1. Prevenir el ransomware de manera drástica

La restauración del sistema suele ser un método muy eficaz pero que sin embargo, tiene sus riesgos. En Windows, esta función se ha hecho más accesible en las versiones nuevas. A grandes rasgos, se trata de devolver el ordenador al estado original en el que estaba en el momento de su compra o llevarlo a una fase anterior en la que el sistema operativo no presentaba fallos e inestabilidad a la hora de instalar algunos programas y componentes. Antes decíamos que es una decisión que se tiene que meditar, ya que borra todos los archivos que no sean imprescindibles.

2. Bloquear el acceso a Internet

Lógicamente, la Red se convierte en la principal puerta de entrada y en el teatro de operaciones en el que el ransomware y otros objetos perjudiciales realizan sus cometidos. En caso de ser atacados o tener indicios de que podemos estar recibiendo contenido dañino, lo más apropiado es inhabilitar inmediatamente las conexiones WiFi, ya que con ello se minimiza el volumen de información que va a parar a los hackers. En caso de utilizar cables, conviene desenchufarlos para interrumpir el tráfico.

velocidad más rápida

3. Desconfía de ciertos tipos de archivos

El malware es cada vez más sofisticado y por eso, prevenir el ransomware a veces puede ser complicado. Ayer os contábamos que RedEye puede identificarse por tener una serie de imágenes y clips de audio que se repiten periódicamente en los equipos infectados. Además, según la firma en ciberseguridad ESET, hay otra forma de detectar estos objetos: si recibimos correos electrónicos con la extensión .EXE, o que cuenten con dos, es posible, aunque no totalmente seguro, que escondan algo más.

4. Actualizaciones periódicas

Un sistema operativo anticuado o unas medidas de seguridad obsoletas son dos características que hacen que los ataques en ciertos ordenadores sean más efectivos y se produzcan en mayores cantidades, ya que contienen algunos archivos o vulnerabilidades llamadas exploits que los hackers usan para atacar. En estos casos, conviene tener activadas las actualizaciones automáticas tanto del sistema operativo como de los programas nativos, ya que en muchos casos, contienen parches de seguridad aunque a veces sea algo que lleve un tiempo aplicar.

¿Creéis que todas estas medidas pueden ser efectivas o pensáis que la medida más acertada es evitar dar toda la información personal posible a la hora de usar Internet? Os dejamos disponible información relacionada como por ejemplo, cómo los ciberdelincuentes sustraen nuestros datos para que podáis conocer más.

 

 

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario