Seguridad en Internet. Así es el ransomware que exige un pago en bitcoins

Seguridad en Internet. Así es el ransomware que exige un pago en bitcoins

La seguridad en Internet es algo en lo que deben trabajar no solo las grandes empresas especializadas o los mayores portales del mundo, sino también los usuarios, ya que en muchas ocasiones, éstos últimos son los más afectados por los ataques que realizan hackers de todo el planeta, que cada vez usan métodos más sofisticados para realizar sus acciones.

En las últimas horas ha salido a la luz un ransomware muy ligado a uno de los objetos que más revuelo han causado para bien y para mal en los últimos meses: el bitcoin. A continuación os contamos más sobre este nuevo elemento perjudicial y veremos cuál es su posible impacto además de cómo puede prevenirse.

Así es RedEye, lo último que puede comprometer la seguridad en Internet

Interceptado hace tan solo unos días, este elemento funciona de la siguiente manera: como la mayoría de ransomware, toma el control de los equipos a los que ataca, sean domésticos o de empresas. Sin embargo, esto no acaba aquí, ya que los bloquea y se apodera de toda la información almacenada en ellos. La única forma de liberar tanto los archivos como los propios soportes pasa por el pago de un «rescate» que los hackers establecen y que en este caso, es de 0,1 bitcoins.

internet de las cosas dispositivos

La novedad

Lo más llamativo de este objeto y que es lo que más alarmas ha activado, es el hecho de que solo permite el pago a través de la criptomoneda, algo que no todo el mundo tiene y más tras los últimos vaivenes que ha experimentado y que la han depreciado considerablemente. Como decíamos antes, la cantidad que los afectados tenían que pagar era de 0,1 bitcoins. A priori, esto no parece mucho pero convirtiendo esta cifra a dinero real, sí lo es, ya que la cantidad se acerca a los 700 euros.

¿Cómo detectarlo y prevenir su ataque?

Como decíamos al principio, la seguridad en Internet debe ir un paso adelantada a los ciberdelincuentes y sus creaciones. En este caso, detectar RedEye es en teoría sencillo, ya que destaca por su peso, de unos 35 MB, y por contener una serie de archivos sonoros y de vídeo que se repiten periódicamente en los equipos infectados. En caso de ser atacados, lo más aconsejable es reiniciar el ordenador y activar el «Modo Seguro». ¿Qué opináis acerca de este nuevo troyano? Os dejamos disponible información relacionada como por ejemplo, una serie de notificaciones que no debemos ignorar a la hora de navegar por la red para que podáis conocer más.

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario