Los datos en Internet podrían ser controlados pronto por Inteligencia Artificial

Los datos en Internet podrían ser controlados pronto por Inteligencia Artificial

Hoy en día, todo pasa por Internet. Actualmente podemos realizar multitud de trámites y actividades a través de la Red que requieren de nuestros datos personales. Además, en plataformas como las redes sociales, millones de personas suben a diario fotos, vídeos, audios y muchos contenidos que tienen que guardarse en alguna parte y deben ser gestionados y controlados.

Los datos, su almacenamiento y tráfico, se han convertido en un negocio millonario pero también, en un campo en el que aún existen muchos riesgos y cuyo impacto debe reducirse y limitarse lo máximo posible. Un manejo seguro de todos ellos en los grandes centros repartidos por el mundo es uno de esos retos pendientes. Esto podría estar algo más cerca de resolverse con la incorporación de nuevos actores al sector. A continuación os contamos más sobre ello y si estaremos o no a las puertas de un cambio decisivo.

El futuro de Internet y la Inteligencia Artificial

Como decíamos unas líneas más arriba, parece que un nuevo elemento se añadirá a la ecuación que nos encontramos hoy en día. Se trata de las inteligencias artificiales, que cambiarían los modelos de gestión de los grandes centros de datos y lógicamente, de la información almacenada en ellos según algunos expertos. Esta incorporación sería el siguiente paso que veríamos tras la creación y consolidación de las nubes en los últimos tiempos y además, vendría motivada por la necesidad de obtener una mayor eficiencia en todos los sentidos, ya que actualmente, existen algunos fallos importantes que se han manifestado en revelaciones masivas de datos.

Internet cuántico

Algunas mejoras concretas

De momento, los pasos que se están dando no pasan por el control directo de las inteligencias artificiales de los propios datos. Ahora, los trabajos se centran en conseguir un funcionamiento más fluido de los propios centros a través de acciones como el reparto de la energía que necesitan para funcionar según las demandas de cada sector, refrigeradores que se encarguen de mantener los servidores a buena temperatura para evitar fallos masivos y pérdidas de información, o cómo responder de manera adecuada a los incidentes que se generen en esas instalaciones. Todo esto se conseguiría mediante un aprendizaje autónomo que iría evolucionando con el tiempo.

Las limitaciones

Antes también os contábamos que tarde o temprano, las inteligencias artificiales se consolidarán no solo en Internet, sino en muchos otros entornos. Sin embargo, a pesar de los avances, aún queda mucho por hacer en este terreno. Uno de los frentes abiertos, es el económico, ya que las inversiones para desarrollar esta tecnología deben ser muy elevadas. Esto repercute directamente en el estado de desarrollo de la misma, aún en una fase temprana y que propicia que los diferentes actores del sector no vean aún del todo atractiva la incorporación de esta herramienta.

¿Creéis que la gestión de los datos por parte de estos entes puede ser beneficiosa o perjudicial? Os dejamos disponible información relacionada como por ejemplo, la apuesta de firmas como Google en este campo para que podáis conocer más.

 

 

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario