Así funciona el 5G que podría usar la tecnología LED

Así funciona el 5G que podría usar la tecnología LED

La semana pasada os contábamos más sobre el LiFi, una nueva conexión a Internet inalámbrica que utilizaría como infraestructura el alumbrado público de las ciudades. Sin embargo, parece que las farolas también pueden ser atractivas para instalar en ellas la otra gran red que se espera en en el corto plazo: el 5G.

Hoy vamos a contaros más sobre los experimentos que están realizando algunas compañías para desplegar la alta velocidad en algunas ciudades y pueblos actualmente, lejos de las grandes  y también intentaremos ver cuáles son los atractivos de esta combinación que muchos aspiran a que llegue para quedarse definitivamente.

Las pruebas

Ahora se está investigando sobre las posibilidades de instalar el 5G en el alumbrado público a través de la tecnología LED mediante unas pruebas muy similares a las que veíamos del LiFi hace unos días: mediante la instalación de nodos en las farolas que de manera individual, tendrían un alcance reducido, pero que enlazado a otros receptores, permitiría cubrir una superficie más amplia sin tener que realizar mayores inversiones en infraestructura. Según sus desarrolladores, este avance permitiría obtener velocidades más altas que las de otras conexiones tradicionales.

¿Dónde se está desplegando este 5G?

De momento parece que el alcance de esta tecnología está siendo muy reducido. Empresas como Ericsson, e Intel, en colaboración con teleoperadoras locales, están experimentando con él en pequeñas ciudades de Australia y Nueva Zelanda. Una primera prueba para ver su alcance y el potencial que podría tener en el futuro, se ha realizado entre un grupo de jugadores de eSports y esto podría dar algunas pistas sobre los grupos de usuarios a los que podría ir dirigido este 5G.

Educación y ocio, sus dos principales aliados

Los creadores de esta variante del 5G consideran que el entorno educativo, especialmente, colegios y universidades, podría ser uno de los mayores beneficiados del despliegue de la red a través de LED y alumbrado público. Sin embargo, no parece ser el único, ya que se plantea extender esta novedad a otros ámbitos como el transporte, instalaciones de ocio como los estadios y finalmente, la industria. El objetivo final sería el de crear una ciudad inteligente basada en esta conexión pero que prescindiera lo máximo posible de antenas e infraestructuras más grandes.

¿Creéis que este proyecto puede extenderse en el futuro y llegar a países como España o será algo anecdótico? Os dejamos disponible información relacionada como por ejemplo, el debate sobre el 5G que ya ha comenzado a tomar forma por sus posibles implicaciones para la salud.

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario