España, en el puesto 21 de países europeos con banda ancha más asequible

España, en el puesto 21 de países europeos con banda ancha más asequible

El viernes os contábamos que España tiene mejor fibra óptica que Francia y Alemania aunque con matices. Entre esos aspectos a tener en cuenta en los datos de nuestro país nos encontrábamos una cobertura desigual en el terreno de la banda ancha y también, el factor económico, entendiendo como tal el coste del servicio para los consumidores.

Justo después, la Comisión Europea publicó un informe sobre el estado de las conexiones de este tipo en lo que llevamos de 2018 en el Viejo Continente. A continuación os contamos los datos más destacados de ese estudio, quiénes son los líderes pero también, aquellos que permanecen en la cola y que aún tienen mejoras pendientes.

La banda ancha española, una de las más caras

Según el Índice de Economía y Sociedad Digital, España figura en el puesto 21 de un total de 28 en lo que se refiere a banda ancha más económica para sus ciudadanos. Estableciendo una escala de 0 a 100 puntos en las que el 0 es la conexión más cara, y 100 la más asequible, nuestro país obtiene una media de 74,31, cerca de países como Portugal, Grecia o Malta. A primera vista, la cifra parece elevada, pero no lo es tanto si tenemos en cuenta que el último de la tabla, Croacia, llega a los 63,4 puntos, mientras que el primero de la lista, Finlandia, escala hasta los 94,4.

fibra óptica

Visiones distintas de un mismo problema

Como era de esperar, dependiendo del cristal con el que se mire, este resultado puede variar. Las autoridades comunitarias que han realizado el informe, han tenido en cuenta un parámetro muy importante: la cantidad de ingresos mensuales que cada familia o cliente debe destinar a pagar el acceso a banda ancha. Sin embargo, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda digital asegura que los resultados no se ajustan a la realidad, ya que el grueso del mercado nacional se compone de «paquetes cuádruples o quíntuples» que incluyen líneas móviles, fijas, televisión e Internet y que ese matiz no se ha tenido en cuenta en el estudio.

Un pequeño matiz más

El informe arroja un dato más: respecto a 2017, España mejora su posición en lo que se refiere al precio de la banda ancha. Sin embargo, este avance es mínimo, ya que en el último año, solo se ha escalado un puesto, pasando del 22, al 21 que os comentábamos al principio. En total, se han tenido en cuenta 34 parámetros entre los que encontramos la cobertura de 4G, las habilidades de la población en nuevas tecnologías o la realización de trámites a través de la Red como por ejemplo, la petición de citas médicas. ¿Creéis que la posición de España se ajusta a la realidad? Os dejamos disponible información relacionada como por ejemplo, cuándo podríamos ver una conexión plena a Internet en nuestro país para que podáis conocer más.

 

 

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario