¿Cuál será el rumbo de la fibra óptica a corto plazo en España?

¿Cuál será el rumbo de la fibra óptica a corto plazo en España?

Hace unos días nos preguntábamos cuándo y a quiénes llegará la nueva fibra óptica que Movistar desplegará muy pronto. La cobertura sigue siendo uno de los retos pendientes de esta conexión en nuestro país y como hemos comentado en otras ocasiones, la diferencia de implantación entre unas regiones y otras sigue siendo considerable.

Recordando los datos actuales, hoy vamos a hacer un breve análisis sobre cuál puede ser su futuro en el corto plazo marcándonos como horizonte el año 2020. ¿Veremos una cuota del 100% de aquí a esa fecha o todavía faltará algo más para que las operadoras logren ese objetivo?

La posición actual de España

A nivel mundial, nuestro país es uno de los líderes en instalación de fibra óptica llegando aproximadamente al 65% del territorio nacional. Por operadoras, Movistar y Orange serían las más extendidas, con presencia en 18,6 y 11,3 millones de hogares respectivamente tal y como recogen nuestros compañeros de ADSLZone. Sin embargo, estas cifras tienen sus matices y pueden ser un condicionante significativo.

 

La meta de las teleoperadoras: Que la fibra óptica llegue a casi todos los hogares

Las compañías esperan que para 2020, casi el 100% de las viviendas tengan acceso a fibra óptica. Para justificar esta afirmación, se basan esencialmente en una mayor concentración de la población en las ciudades. Según el Banco Mundial, en 2016, el 80% del censo nacional vivía en urbes, donde la introducción de estas conexiones es mucho más barata y sencilla que en el entorno rural. A pesar de que zonas como Madrid hayan alcanzado prácticamente esta cuota, como decíamos al principio, las zonas con menor densidad pueden hacer que esta cifra se alcance más tarde.

conexiones de fibra óptica españa

¿Habrá que pisar el acelerador a fondo?

Extremadura, Galicia y las dos Castillas aún tienen mucho camino por delante en la implantación de la fibra. A pesar de que en sus capitales ya se haya extendido casi totalmente, los pueblos, mucho más dispersos, aún tienen una infraestructura a veces anticuada. Esto significa que no solo la fibra podría verse ralentizada, sino también el 5G, que, como os comentábamos hace unos días, estará estrechamente vinculada a la primera. Tras conocer brevemente las intenciones de las teleoperadoras y la situación real, ¿creéis que el objetivo marcado se cumplirá en tan solo dos años, o habrá que esperar más? Os dejamos disponible información relacionada como por ejemplo, un análisis con las zonas en las que hay mayor y menor cobertura para que podáis conocer más vosotros mismos.

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario