Cómo hacer un cable de red y que diferencias hay entre cables directos y cruzados

Cuando compramos un router o cualquier dispositivo de red o nuestro operador nos da un router, generalmente suelen venir con, al menos, un cable de red con los que poder conectarnos a él. En muchas ocasiones, estos cables suelen funcionar sin problemas ya que suelen ser de categoría 5e, sin embargo, es posible que algunos usuarios necesiten un cable más largo del proporcionado por el dispositivo o que simplemente quieran cambiar el cable por defecto por otro de mayor calidad.

En este artículo os vamos a explicar cómo hacer correctamente un cable de red para llevar Internet a cualquier parte de nuestra casa o, simplemente, para conectarnos con uno de mejor calidad para mejorar nuestra red local.

Qué necesitamos para fabricar un cable de red

Lo primero que necesitamos son las partes que forman el cable, es decir, el propio cable de red y los conectores RJ-45. A la hora de comprar esto debemos asegurarnos de que sean de buena calidad, por ejemplo, un cable grueso (y posiblemente apantallado para reducir interferencias externas, sobretodo en largas distancias) y unos conectores de calidad que no se rompan al ponerlos o quitarlos del router y, a la vez, nos ofrezcan la menor pérdida posible.

Una vez tenemos los materiales también vamos a necesitar una serie de herramientas para hacer nuestro cable. Estas herramientas son:

  • Comprobador de cables, para comprobar que funciona correctamente.
  • Cortadora / Crimpadora, para poner los conectores a los dos extremos
  • Tijeras de electricista, para cortar y pelar el cable (en el caso de que la crimpadora no lo tenga).

Herramientas para fabricar un cable de red

Crimpadora, cable de red, conectores y comprobador de cables

Cómo fabricar un cable de red

Lo primero que haremos será cortar el cable a la distancia que necesitemos de manera que podamos trabajar lo más cómodamente con él. Una vez tengamos a mano los dos extremos cortados del cable, lo prepararemos para los conectores.

Un cable de red está formado por las siguientes partes:

  • Vaina > Apantallado > Hilos trenzados a pares

Lo primero que haremos será utilizar las tijeras para cortar la vaina, pero con cuidado de no dañar el apantallado (si nuestro cable tiene de eso) ni los hilos de dentro. Algunos cables buenos tienen por dentro un hilo de nailon, e incluso una guía de plástico. Debemos cortarlo también a la misma altura de la vaina ya que esto no se utiliza en el conector.

Hilos trenzados de cable de red

Debemos pelar en torno a unos 3cm (o algo más) de manera que podamos trabajar cómodamente con los hilos. Si nuestro cable tiene apantallado podemos doblar este hacia atrás o cortarlo directamente.

A continuación, destrenzamos todos los hilos y los estiramos de manera que cada uno vaya de forma independiente.

Hilos separados de cable de red

Una vez con los hilos a mano, los ordenamos según el código de colores que vayamos a utilizar.

Código de colores para los cables de red

A la hora de colocar los cables, debemos prestar atención en los colores de los hilos ya que, por norma, deben respetar un orden. Suponiendo que nuestro cable va a ser utilizado para conectar un equipo (PC, consola, TV, etc) directamente al router, el cable que haremos será directo, donde cada pin del conector de un extremo llega directamente al mismo pin del conector del extremo opuesto.

El patrón, de izquierda a derecha, que debe llevar el cable en ambos extremos será:

  • Blanco-naranja, Naranja, Blanco-verde, Azul, Blanco-Azul, Verde, Blanco-marrón, Marrón.

Cable de red rj-45 directo

*Existe otra norma, la T568A, que cambia los pares naranja y verde, pero la más utilizada es la vista anteriormente, la llamada norma T568B.

Hilos de cable de red colocados

Con los cables ordenados, vamos a cortar los extremos de manera que todos ellos queden a la misma distancia y no unos más largos que otros. Los cables entrarán en el conector aproximadamente 1.5cm, por lo que debemos recortarlos hasta que queden más o menos a esa distancia.

Con 1.5cm de cables pelados y, de nuevo, ordenados en el código de colores correspondiente, los estiramos lo máximo posible de cara a prepararlos para introducirlos ya en el conector RJ-45.

Una vez colocados los cables, introducimos el conector con cuidado de que no se mueva ni cruce ninguno de manera que los extremos de cada hilo lleguen hasta la parte delantera del conector.

Conector de cable de red

Antes de crimpar el cable, revisamos una vez más que el código de colores es el correcto y que todos los hilos del extremo están correctos. De ser así, introducimos el cable en el hueco RJ-45 de la crimpadora y presionamos fuerte para que los pines del conector tacen los hilos del cable y pueda así hacer contacto correctamente.

Crimpar cable de red

Listo. El primer extremo del cable está hecho, ahora lo único que nos queda por hacer es repetir todo el proceso para el segundo extremo.

Una vez finalizada la fabricación del cable, lo único que nos queda por hacer es introducirlo al comprobador de cables para comprobar que todo funciona correctamente, que todos los hilos tienen conectividad y en ambos extremos es el mismo hilo el asociado al mismo pin.

Diferencias entre un cable directo y uno cruzado

Según la finalidad que vayamos a dar al cable, este será directo o cruzado. Los cables más habituales son los cables directos, ya que son los que se utilizan para conectar ordenadores, consolas o cualquier otro dispositivo a un switch o un router.

En el caso anterior hemos visto paso a paso cómo crear un cable de red directo para utilizarlo en dichas situaciones.

Sin embargo, también existe otro tipo de cable, denominado como cruzado, que es el que se utiliza para conectar dos dispositivos iguales (por ejemplo, dos ordenadores) para el intercambio de información entre ellos.

La fabricación de un cable cruzado es igual que la de uno directo, con la diferencia de que en uno de los extremos se deben de cambiar el orden de los pares de manera que queden de la siguiente manera:

Extremo 1:

  • Blanco-naranja, Naranja, Blanco-verde, Azul, Blanco-Azul, Verde, Blanco-marrón, Marrón.

Extremo 2:

  • Blanco-verde, Verde, Blanco-naranja, Azul, Blanco-azul, Naranja, Blanco-marrón, Marrón.

Cable de red cruzado

El estándar 1000Base-T tiene una regla denominada como «Auto-MDIX» que permite adaptar automáticamente a nivel lógico los cables como sea necesario. De esta manera ya no necesitamos crear cables diferentes, sino que serán los propios equipos quienes detectarán si estamos utilizando un cable directo o cruzado y lo adaptarán según las necesidades.

Tipos de cables de red

Hay que tener en cuenta que no todos los cables de red son iguales. Existen diferencias importantes en cuanto a calidad y la velocidad que pueden ofrecernos. También, en función de la distancia a la que queramos llevar ese cable, debemos observar muy bien el tipo. Es posible que si queremos llevar la conexión a la otra punta de la vivienda no nos baste con un cable cualquiera, ya que de lo contrario podríamos tener una pérdida de calidad y velocidad importante.

En la actualidad la mayoría de conexiones domésticas son por fibra óptica. Esto significa que debemos utilizar cables que soporten Gigabit Ethernet para lograr velocidades superiores a los 100 Mbps. Si hacemos uso de cables de categoría 5 estaríamos limitados a esos 100 Mbps, por lo que si tuviéramos contratados 300 Mbps, por ejemplo, no podríamos lograr esa velocidad.

Por tanto nuestro consejo a la hora de crear un cable de red para llevar la conexión de una punta a otra de nuestro hogar, es utilizar al menos un cable de categoría 5E, que es la versión mínima para lograr la compatibilidad con Gigabit Ethernet. Así podremos conectarnos a más de esos 100 Mbps que marca el Fast Internet como tope.

No obstante, como posiblemente vayamos a llevar el cable muy lejos del router, sería interesante tener en cuenta otras versiones superiores. Tenemos la opción de categoría 6, 7 y 8. Cada versión ofrece una velocidad máxima y por tanto una mayor velocidad de descarga, así como funcionar a una frecuencia mayor. Esto es muy importante no solo por el hecho de poder navegar más rápido, sino también para evitar problemas de calidad de la conexión cuando nos conectamos más lejos del router.

En definitiva, es interesante que elijamos correctamente el tipo de cable. Es básico para lograr una buena velocidad de Internet y mantener siempre la calidad de las conexiones.

Noticias de última hora

Casi todos los españoles tienen mala velocidad por Wi-Fi

Casi todos los españoles tienen mala velocidad por Wi-Fi

Tener una conexión inalámbrica hoy en día es fundamental debido a la gran cantidad de equipos que tenemos, como pueden ser televisiones, bombillas inteligentes, reproductores de vídeo, tablets… Ahora bien, lo cierto es que no siempre funciona como nos gustaría. De hecho, según una encuesta de la que nos hacemos eco, una gran mayoría de […]

Qué velocidad necesitas según la cantidad de dispositivos

Qué velocidad necesitas según la cantidad de dispositivos

Una duda que puede aparecer a muchos usuarios es qué velocidad de Internet necesitan. Esto dependerá lógicamente del uso que vayan a dar a la conexión. Por ejemplo no es lo mismo descargar grandes archivos o utilizar la nube constantemente, que simplemente utilizar el correo y WhatsApp. En este artículo vamos a hablar de qué […]

¿Qué esperamos del 5G próximamente?

¿Qué esperamos del 5G próximamente?

El 5G va a ser la tecnología móvil que nos acompañará durante los próximos años. Cada vez está más presente y cada vez hay más dispositivos compatibles. Ahora bien, ¿cuál es el rumbo que va a coger? ¿Hasta qué punto realmente vamos a poder utilizarla a nivel global? De ello vamos a hablar en este […]

7 cosas que puedes hacer para mejorar tu velocidad de Internet

7 cosas que puedes hacer para mejorar tu velocidad de Internet

Tener una buena velocidad de Internet es muy importante para navegar, usar redes sociales, compartir datos en la nube… En este artículo te mostramos algunos trucos que puedes utilizar para tener la mejor conexión. Así evitarás los temidos cortes o fallos, ya sea al navegar por Wi-Fi o por cable. Esto lo podrás tener en […]