¿No recibes correos en Gmail? Soluciónalo

¿No recibes correos en Gmail? Soluciónalo

El correo electrónico es una plataforma muy utilizada y que forma parte del día a día tanto de usuarios particulares como también de empresas. Son muchos los proveedores que podemos utilizar, aunque sin duda uno de los más populares y utilizados es Gmail. A veces pueden surgir problemas. Podemos tener fallos a la hora de recibir un correo. En este artículo vamos a hablar de ello. Vamos a explicar por qué no nos llega un e-mail de Gmail. Daremos algunos consejos para evitarlo.

Por qué no me llega un correo a Gmail

Esto es algo que en algún momento le ha pasado a muchos usuarios. Tenemos que recibir un correo electrónico en Gmail y no termina de llegar. Nos desesperamos porque pasa el tiempo pero seguimos sin verlo.

Puede ser debido a razones muy diversas, como veremos a continuación. Por suerte la mayoría de ellas pueden ser solucionadas por parte de los usuarios, ya que simplemente hay que realizar un pequeño cambio o acceder a alguna bandeja dentro de la plataforma.

Comprobar la bandeja de Spam

Sin duda una de las causas principales es que ese correo que estamos esperando ha llegado a la bandeja de Spam. Allí llegan los e-mails basura, la publicidad que no deseamos, etc. Sin embargo en muchas ocasiones pueden colarse también correos legítimos, que incluso pueden ser importantes para nosotros.

Por tanto el primer paso si no recibimos un correo en Gmail es acudir a la bandeja de Spam. Tal vez allí lo podamos encontrar y abrir. Además, en ese caso deberíamos de indicarle que no es un correo basura, para que no vuelva a ocurrir lo mismo con esa dirección en otra ocasión.

Consejos contra el Spam en el correo electrónico

Ver si hemos bloqueado la dirección

Normalmente los proveedores de correo electrónico ofrecen la posibilidad de bloquear direcciones. Podemos agregar cuentas a una lista negra para no recibir correos que no queramos.

Ahora bien, puede darse el caso en el que por error agreguemos una dirección a esa lista. Tal vez incluso tengamos una dirección que en un momento dado no nos interesa pero finalmente sí que vamos a necesitar recibir un e-mail.

Por tanto podemos echar un vistazo a la lista de direcciones bloqueadas y ver si no nos llega ese e-mail porque lo tenemos bloqueado. Ya explicamos en otro artículo cómo bloquear una dirección en Gmail.

¿Hemos creado reglas?

También es posible que en plataformas como Gmail creemos reglas. Esto significa que vamos a bloquear ciertos correos que contengan alguna palabra o frase. Por ejemplo si no queremos recibir ofertas de una determinada marca, podemos bloquearlo.

Pero claro, a veces estas reglas no son perfectas y puede que un e-mail legítimo contenga alguna palabra o frase que estamos bloqueando por error. Por ello otra opción es consultar las reglas que hemos podido crear para ver si radica ahí el problema.

Utilizar el buscador

En ocasiones ese correo electrónico que estamos esperando sí ha llegado. Sin embargo muchos usuarios tienen una gran cantidad de e-mails sin leer o tienen la bandeja desordenada. Esto podría hacer que un determinado correo recibido se pierda o acabe en el olvido.

Podemos utilizar el buscador que viene integrado en Gmail para ver si en realidad ese correo está en la bandeja de entrada pero no lo hemos visto. Es un proceso también sencillo y básico.

Aumento del Phishing en Gmail

Ver si hay problemas de conexión

Otra cuestión muy presente es que tengamos problemas con la conexión de Internet. Igual estamos esperando que llegue un correo electrónico a nuestra bandeja de entrada y no aparece porque simplemente no estamos conectados.

Esto puede ocurrir si estamos por ejemplo conectados con el móvil y en ese momento no hay cobertura. Por más que actualicemos la bandeja de entrada no va a aparecer ese e-mail que debemos recibir.

Hay que comprobar, por tanto, si realmente estamos conectados o no a Internet. En caso de que haya problemas debemos elegir una red que nos permita navegar correctamente.

Comprobar si no hay más espacio

Por último, también debemos comprobar si nos hemos quedado sin espacio en la bandeja de entrada. Esto es algo que aunque cada vez está menos presente, sí es cierto que podría ocurrir sin que nos demos cuenta.

Llega un momento en que hemos almacenado tanto en nuestra bandeja, tantos correos con archivos adjuntos, que al final no hay espacio para más. Esto hace que todo el correo entrante no pueda almacenarse.

En definitiva, si tenemos problemas para recibir un correo en Gmail puede que sea por alguna de las cuestiones que hemos tratado. Simplemente debemos tener en cuenta estos pasos para comprobar si se soluciona el problema o no. Así podremos mantener la comunicación.

Archivado en
Internet

Deja tu comentario