¿Podemos tener ping cero en Internet?

¿Podemos tener ping cero en Internet?

Como sabemos, al navegar por Internet no solo importa la velocidad de la conexión. No solo hay que mirar cuánto nos llega de bajada o subida, que es lo que los usuarios suelen tener más cuenta. Hay otro factor muy importante que es el ping o latencia. Mientras más bajo sea este dato, mejor. Ahora bien, ¿podemos tener un ping cero? ¿Es posible que la latencia llegue a ser completamente nula?

Qué es el ping o latencia

Antes de explicar las cuestiones que planteamos vamos a hablar de qué es el ping, para aquellos lectores que no lo sepan. Básicamente podemos decir que el ping o latencia es el tiempo que tarda en transmitirse un paquete de datos en la red. Podemos decir que mide la inmediatez de una red. Se mide en milisegundos (ms) y mientras más baja sea la cifra, mejor.

Así pues, podemos decir que nuestra conexión tiene un ping de 60 ms, de 20, de 10… Lo ideal es que esa cifra sea lo más baja posible y para eso entran en juego algunos factores. Por ejemplo si nos conectamos a una red Wi-Fi y la cobertura es muy débil pues eso también afectará a la latencia y calidad de la conexión.

El ping es muy importante para realizar videollamadas, por ejemplo. También lo es para jugar por Internet. En caso de que la cifra sea muy elevada podríamos tener problemas ya que los datos que enviamos, por ejemplo la imagen y sonido de una videollamada, tardaría mucho en llegar a la otra persona. No tendríamos una comunicación fluida y eso generaría en problemas, al igual que al jugar por Internet.

Ping o latencia de Internet

¿Podemos tener un ping cero o nulo?

Como hemos mencionado, tener el ping más bajo posible es ideal para usar Internet. Esto haría que un ping cero sea el escenario perfecto. Esto significa que nuestro equipo se comunica instantáneamente con un servidor remoto.

Sin embargo, debido a las leyes de la física, los paquetes de datos tardan en viajar, aunque sea muy poco. Incluso aunque estemos utilizando la mejor conexión con cables de fibra óptica, no puede viajar más rápido que la velocidad de la luz.

También está limitado por los routers conectados a esos cables de fibra óptica, que reciben el paquete y lo pasan al siguiente en la cadena. Esto lleva un poco de tiempo, lo que imposibilita el poder enviar esos paquetes de forma inmediata, sin tener nada de pérdida de tiempo.

Por tanto podemos decir que no sería posible tener ping o latencia nulos. Siempre va a haber algo de pérdida, aunque sea mínima. La tecnología ha mejorado mucho en los últimos tiempos y las redes cada vez tienen más capacidad. Esto hace que podamos navegar por Internet a más velocidad, tener una mayor estabilidad o calidad de la conexión. También, lógicamente, ha hecho que ese ping sea menor. De hecho con la llegada del 5G vamos a tener un ping muy, muy bajo, pero siempre habrá algo.

Ahora bien, podemos mencionar que hay un pequeño “truco” en el que sí podríamos tener un ping prácticamente nulo, por debajo de 1. ¿Cómo podemos lograrlo? Para ello tendríamos que lanzar el comando ping localhost. Básicamente quiere decir que estamos pidiendo a nuestro equipo que se conecte a sí mismo y se responda. Esto lógicamente significa que va a contactar al instante.

Eso sí, incluso de esta forma tampoco logaríamos un ping cero absoluto. Siempre va a requerir algo, un mínimo de tiempo por parte del software, para gestionar la petición. Pero sería tan pequeño que prácticamente lo daríamos como nulo.

Podemos decir por tanto que tener un ping cero es algo imposible. Sí podríamos lograr un ping casi inexistente si hacemos una petición de conexión a un mismo equipo. Sin embargo para realizar un ping a otro equipo en la red siempre habría algo de pérdida.

En definitiva, la latencia o ping es algo fundamental para nuestras conexiones. Es importante que tengamos siempre unos datos bajos y de esta forma no tener problemas para navegar por la red y realizar videollamadas o jugar por Internet. Sin embargo nunca podríamos tener un ping cero absoluto.

Consejos para mejorar el ping

Vamos a dar también algunos consejos básicos para mejorar el ping. El objetivo es que la latencia sea lo más baja posible. Así podremos hacer uso de determinadas herramientas y también servicios que requieren de una conexión óptima. Vamos a dar algunas recomendaciones que podemos poner en práctica de una manera sencilla y rápida.

Mejorar la cobertura del Wi-Fi

Uno de los pasos principales que podemos dar es el de intentar mejorar la cobertura del Wi-Fi. De esta forma nuestra conexión funcionará mejor y no solo tendremos una mayor velocidad, sino también reducir el ping. Podremos así navegar con mayor fiabilidad, consiguiendo un mejor resultado al usar aplicaciones.

No usar VPN

Los programas VPN son muy útiles para nuestro día a día. Nos permiten mejorar la privacidad y seguridad al conectarnos en redes Wi-Fi públicas, cifrar la conexión y mantener nuestros datos a salvo. Sin embargo pueden interferir en la conexión de Internet. Podemos sufrir una ralentización importante y eso afecta al ping.

Controlar las aplicaciones

Otra cuestión a tener en cuenta es la de controlar las aplicaciones que tenemos instaladas y especialmente en uso. Podrían afectar al funcionamiento de la conexión y llegar a ser un lastre para la latencia. Hay que evitar, por ejemplo, programas que estén descargando o cargando grandes archivos a la nube.

Evitar el malware

El malware es otro de los problemas que pueden afectar en todo momento a nuestra conexión de Internet. Es importante que evitemos el software malicioso y para ello podemos contar con programas de seguridad. Un buen antivirus podría ayudar a nuestros dispositivos a estar protegidos.

Os dejamos un artículo con consejos sobre cómo mejorar el ping.

Archivado en
Conexiones

Deja tu comentario