Rompen el récord de máxima velocidad de Internet mundial

Rompen el récord de máxima velocidad de Internet mundial

Constantemente vemos avances en cuanto a velocidad, calidad y estabilidad de Internet. Vemos cómo aparecen nuevas tecnologías o mejoran las anteriores. Un ejemplo es el 5G, que será la red móvil que estará presente durante la próxima década en nuestros dispositivos móviles. Hemos visto una mejora notable también en las redes Wi-Fi. Hoy nos hacemos eco del nuevo récord de velocidad de Internet mundial. Lo han llevado a cabo un grupo de investigadores en Australia.

Nuevo récord de velocidad de Internet

Un grupo de investigadores australianos han logrado la mayor velocidad de Internet jamás vista. Concretamente han logrado obtener 44,2 Tbps. Eso significa que podrían descargar 1.000 películas en HD en menos de 1 segundo, por ejemplo.

Hay que mencionar que esta velocidad la han logrado en un laboratorio. Para ello han utilizado un nuevo dispositivo que reemplaza 80 láseres infrarrojos en un mismo equipo. Este equipo es mucho más pequeño y liviano que el hardware utilizado hasta ahora.

Se trata de una tecnología novedosa que esperan que marque cómo va a ser el Internet en Australia durante los próximos 25 años. Pero además esperan que se convierta en una tecnología que traspase fronteras y sea utilizada a lo largo del mundo. Sin duda en los próximos años encontraremos notables diferencias a la hora de navegar por la red, en cuanto a velocidad, calidad y estabilidad de la señal. ¿Será esta tecnología la que utilicemos en nuestros hogares?

Esta tecnología, según indican, tendría la capacidad de soportar las conexiones a Internet de alta velocidad de 1,8 millones de hogares en Melbourne, en Australia, al mismo tiempo, así como de miles de millones en todo el mundo durante los períodos pico.

Aseguran que estamos viviendo cambios importantes en cuanto a las necesidades de disponer de una conexión de Internet potente. Vivimos cambios a nivel global por todo lo que significa el coronavirus. Muchos usuarios están trabajando desde casa y eso hace que haya una demanda de datos mayor.

Estamos poniendo a prueba de alguna manera la capacidad real de nuestras conexiones de Internet. Pero no solo hablamos del presente y a corto plazo, sino también hay que ir más allá. En los próximos años van a surgir más y más dispositivos conectados a la red. Especialmente si hablamos del Internet de las Cosas va a estar cada vez más presente en nuestro día a día. Como sabemos son los dispositivos de nuestro hogar que tienen acceso a Internet, como por ejemplo una bombilla inteligente, una televisión o reproductor de vídeo.

Pero no solo significa que habrá más dispositivos conectados, sino que también requerirán de una conexión más potente. Vamos a tener que disponer de una mayor velocidad de Internet, una mayor capacidad para evitar problemas de estabilidad al conectar muchos equipos al mismo tiempo.

Hay que tener en cuenta también que la manera en la que nos conectamos hoy en día ha cambiado. Tenemos más servicios y plataformas disponibles, pero también más equipos que podemos utilizar para navegar por Internet, así como más posibilidades para utilizar las redes.

Velocidad de Internet móvil

Las redes inalámbricas cada vez más presentes

Dejando a un lado el aumento de los dispositivos conectados a Internet, hay que mencionar también que las redes inalámbricas cada vez están más presentes. Si echamos la vista atrás, hace solo unos años lo normal era navegar a través de un equipo conectado por cable al router. Estaban muy limitadas las redes inalámbrica por la propia capacidad y también por disponer de pocos dispositivos compatibles.

Sin embargo con el paso del tiempo esto ha ido cambiando. Ahora tenemos más equipos, más dispositivos móviles, que se conectan de forma inalámbrica a Internet. Las redes Wi-Fi han mejorado notablemente, las redes móviles tienen una mayor capacidad y, en definitiva, tenemos un gran abanico de posibilidades para navegar por la red.

Esto hace que debamos disponer de un router en buen estado, que protejamos las redes con seguridad (una buena contraseña, que estén actualizados, etc) y también que evitemos errores humanos que podamos cometer y que afecten al buen funcionamiento de la red, como por ejemplo colocar el router en un mal lugar.

En definitiva, en los próximos años habrá mejoras en las conexiones. Utilizaremos más dispositivos y tendremos más servicios disponibles. Esto también hará que necesitemos mejores infraestructuras, una mayor velocidad y calidad de la señal. Esa prueba que han realizado desde Australia han logrado alcanzar los 44,2 Tbps, una velocidad que es récord en el mundo. ¿Cómo creéis que será la velocidad de Internet en los hogares en unos años?

Os dejamos un artículo donde explicamos qué diferencias hay entre el Wi-Fi 6 y el 5G.

Archivado en
Internet

Deja tu comentario