Identifica si un dominio en Internet es falso o malicioso

Identifica si un dominio en Internet es falso o malicioso

Cuando navegamos por Internet son muchas las páginas web que tenemos a nuestra disposición. Muchos sitios donde podemos informarnos, buscar entretenimiento, estar en contacto con otros usuarios, etc. Tenemos un gran abanico de posibilidades. Sin embargo hay que tener en cuenta que no todas las páginas que visitamos son seguras. Muchas de ellas han sido creadas con el único objetivo de robar información, poner en riesgo nuestra privacidad o servir como ataque Phishing. Por ello en este artículo hemos querido recopilar una serie de consejos para identificar dominios falsos.

Cómo identificar dominios falsos

Al navegar por la red tenemos que introducir direcciones en la barra del navegador, accedemos a través de enlaces o búsquedas en Google. Todo ello nos lleva a un sitio web en concreto. Dentro de cada sitio hay muchas páginas (diferentes apartados, secciones, etc). Sin embargo una página web, un dominio, puede ser falso. Puede ser simplemente creado con la intención de robar información.

Por ello cuando vayamos a entrar en un sitio hay que observar muy bien ese dominio, esa dirección o URL. De esta forma evitaremos caer en problemas que puedan comprometer nuestra seguridad y privacidad. Para ello podemos tener en cuenta una serie de consejos.

Observar la extensión

Un primer paso que debemos dar para saber detectar un dominio falso es observar la extensión. Hablamos del apartado correspondiente al .com, .es, .org… ¿Estamos dentro de la página que realmente queremos visitar? ¿Hay algo raro con la extensión?

Algunos piratas informáticos utilizan webs con extensiones diferentes para engañar a la víctima. El nombre puede estar bien, lo que es el cuerpo del dominio, pero no la extensión. De esta forma logran confundir a los usuarios y llevan a cabo sus ataques. Por este motivo muchos webmasters optan por comprar diferentes extensiones y así se garantizan la legitimidad de los sitios.

Ver si la web está cifrada

Otro punto importante que debemos observar siempre es si la web está cifrada. Ya sabemos que esto nos lo indican si vemos HTTPS antes del dominio. Especialmente hay que mirar esto si vamos a introducir datos personales o realizar un pago. Es muy importante.

El hecho de que un sitio esté cifrado significa que nuestros datos van a viajar así, de forma cifrada, sin que puedan ser interceptados. Si un dominio web es falso y está creado con la idea de robar información o ser una amenaza, lo normal es que no esté cifrado.

Diferencias entre HTTPS y HTTP

Mirar posibles fallos en el dominio

Por supuesto esto es importante. Muchos piratas informáticos crean dominios muy parecidos al legítimo. Esto significa que van a cambiar una letra, número, poner un guión… Cualquier cosa que cambie en definitiva la dirección del sitio pero que a simple vista pueda parecer legítimo.

Hay que observar muy bien la dirección y comprobar que no es falsa. Podemos mirar pequeños detalles que nos ayuden a ello.

Aspecto general del sitio

No podemos olvidar el aspecto  general de ese sitio. ¿Muestra algo que nos haga sospechar? ¿Tiene secciones o contenido que no debería estar ahí? Puede que hayan intentado imitar el aspecto legítimo de ese sitio pero en realidad no lo sea. Podemos observar bien su aspecto y detectar anomalías.

Extensiones para detectar sitios maliciosos

Algo que podemos tener en cuenta para identificar dominios falsos es contar con extensiones para el navegador que pueda ayudarnos a ello. Hay muchos complementos para los principales navegadores como Google Chrome o Mozilla Firefox que están diseñados para dar una alerta en caso de que encuentre que un enlace puede ser fraudulento.

Qué peligros hay con los dominios falsos

El hecho de acceder a dominios falsos puede ser un peligro importante para los usuarios. Por ejemplo podría ser utilizado para llevar a cabo ataques Phishing. Ya sabemos que este es el método que utilizan los piratas informáticos para que los usuarios inicien sesión y los datos vayan a parar a un servidor controlado por ellos. De esta forma pueden robar las credenciales y contraseñas.

También podría ser utilizado para enviar malware. Por ejemplo a la hora de descargar software o cualquier archivo. Puede ofrecer algo en concreto y que a la hora de descargarlo ponga en riesgo nuestra seguridad y, en definitiva, afecte a los sistemas y dispositivos.

Incluso podría redireccionarnos a terceros sitios que a su vez sean una amenaza para la seguridad.

En definitiva, los dominios falsos son un problema importante que está muy presente. Es algo que podemos encontrarnos a la hora de navegar por la red, pero principalmente son los enlaces que podemos recibir por correo electrónico, redes sociales o incluso plataformas de mensajería instantánea. Es necesario que llevemos a cabo estos consejos que hemos ido mencionando para no poner en riesgo en ningún momento nuestra seguridad y datos.

Os dejamos un artículo donde explicamos cómo utilizar correctamente las extensiones.

Archivado en
Seguridad y Privacidad

Deja tu comentario