Lugares donde no debes poner nunca el router

Lugares donde no debes poner nunca el router

El router es una pieza imprescindible para tener Internet en nuestro hogar. Necesitamos que esté en buen estado, con una configuración correcta, mantener siempre la seguridad y también tener en cuenta algunos factores si vamos a utilizar la red inalámbrica. En este sentido el lugar donde se encuentre el router es básico. Por ello en este artículo vamos a explicar cuáles son los lugares donde nunca debes colocar tu router si no quieres problemas. La idea es que la cobertura sea lo mejor posible y que la velocidad de Internet sea correcta. A veces los usuarios cometen errores que afectan a la calidad de la conexión.

La importancia de las redes inalámbricas hoy en día

Si echamos la vista atrás, hace solo unos años prácticamente siempre nos conectábamos con un ordenador por cable. Poco a poco esto ha ido cambiando y cada vez hay más dispositivos móviles. El auge de las redes Wi-Fi también han ayudado, lógicamente. Hoy tenemos mejores conexiones y más capacidad para obtener una velocidad ideal.

Podemos decir que las redes inalámbricas hoy en día tienen una gran importancia. Utilizamos el móvil para navegar, tenemos tabletas, televisiones conectadas y otros muchos dispositivos. Se hace necesario tener un router Wi-Fi capacitado correctamente y que no tenga problemas. No queremos tener una pérdida de velocidad y no poder conectarnos correctamente.

Por ello vamos a dar una serie de consejos de buenas prácticas. Vamos a nombrar cuáles son los lugares donde nunca hay que colocar un router. Así podremos mejorar lo máximo posible la velocidad y tener menos problemas a la hora de navegar por la red de forma inalámbrica desde nuestros dispositivos.

Dónde no hay que colocar el router

El hecho de colocar el router en un lugar incorrecto puede suponer que no naveguemos bien por Internet. Podemos sufrir pérdida de cobertura que a su vez se traduce en que la conexión vaya lenta.

Muchos usuarios cometen errores importantes en este sentido. Podemos el router en cualquier lugar por comodidad o practicidad. Sin embargo podemos estar quitando recursos que podríamos aprovechar para una mayor velocidad.

Colocarlo cerca del suelo

Uno de los errores más comunes a la hora de colocar un router es hacerlo cerca del suelo. No es para nada aconsejable, ya que lo ideal es que se encuentre en una posición elevada. Si está en el suelo o cerca de él estaremos desaprovechando sus recursos.

Lo ideal es que lo coloquemos en una posición elevada, como puede ser encima de un mueble. Hay que evitar que esté en un lugar bajo.

Junto a otros dispositivos

También es un error ponerlo al lado de otros dispositivos. Esto es algo que muchos usuarios realizan. A veces por comodidad optamos por ponerlo al lado de la televisión, aparatos de reproducción de vídeo y similares.

Esto es un error ya que puede generar interferencias que ralenticen la conexión. Lo mejor es colocarlo alejado de cualquier aparato eléctrico.

Cerca de paredes o muros

Por otra parte, el hecho de colocarlo junto a paredes o muros también es negativo. Esto es lógico. Si tenemos una pared gruesa al lado del router la cobertura perderá fuerza.

Siempre que sea posible hay que evitar que esté al lado de paredes, muros y otros elementos que puedan perjudicar a la cobertura. Estos lugares son perjudiciales.

Principales componentes de un router

En una zona descompensada

Con esto nos referimos a no colocar el router en una habitación lejos de donde realmente nos vamos a conectar. Una vez más, a veces por comodidad o practicidad puede que elijamos colocarlo en una habitación que nos venga mejor. El problema es cuando tenemos que conectarnos a una distancia considerable.

Como consejo lo ideal es situarlo en una zona céntrica de la vivienda. Así se repartirá mejor la cobertura. En su defecto lo podemos poner en una zona donde lo vayamos a aprovechar mejor.

Tapado por otros elementos

En otras ocasiones los usuarios suelen taparlo con otros elementos. Hablamos de colocar libros encima, cubrirlo con objetos variados. Todo esto afecta negativamente a la cobertura y puede generar problemas de conexión. Debemos evitar poner cualquier cosa encima o alrededor.

Cerca de superficies metálicas

El metal es un problema para las redes inalámbricas. Cualquier plancha de metal, objetos metálicos que puedan cubrirlo, es algo muy negativo. Debemos evitar poner el router cerca de este tipo de objetos.

El agua, un enemigo

También afecta el agua a la buena cobertura inalámbrica. Ponerlo cerca de donde pasan tuerías, al lado de radiadores, frigorífico… Todo esto puede afectar negativamente y hacer que la velocidad de Internet no sea la adecuada.

En definitiva, estos son los lugares donde nunca debes colocar el router. Si seguimos estos consejos básicos podremos mejorar la cobertura inalámbrica de nuestro hogar y, en definitiva, tener una mejor velocidad de Internet. Ya sabéis que siempre podéis realizar una prueba de velocidad en nuestra web.

Archivado en
WiFi

Deja tu comentario