Cómo conectarnos a Internet de forma inalámbrica en cualquier lugar

Cómo conectarnos a Internet de forma inalámbrica en cualquier lugar

Contar con una conexión a Internet hoy en día es algo esencial y básico para muchos usuarios. Es el medio a través del cual trabajamos, estudiamos, compramos, nos informamos… Ofrece un gran abanico de posibilidades. Son muchas las opciones que tenemos para conectarnos. Sin embargo no en todo momento podemos tener red. Hay veces que necesitamos trabajar con el ordenador y por tanto tener conexión a Internet, pero no estamos en casa o no podemos acceder a una red Wi-Fi. Por ello en este artículo vamos a dar algunas alternativas para conectarnos a Internet desde casi cualquier lugar con nuestro ordenador.

Cómo conectarnos a Internet desde cualquier lugar

Router 4G

Una opción muy interesante para conectarnos a Internet desde cualquier lugar con nuestro portátil es utilizar un router 4G. Hay muchas opciones y la mayoría incluyen una batería con cierta autonomía para no depender de enchufes.

Básicamente utilizamos una tarjeta SIM con cobertura 3G o 4G (preferible) configurada en ese router portátil al cual nos podemos conectar desde cualquier dispositivo. Pongamos como ejemplo que vamos en un viaje en tren y necesitamos trabajar en Internet con nuestro portátil. Podríamos conectarnos al router 4G y tener conexión.

Hay que tener en cuenta que estamos limitados por varios motivos. Por un lado está la cobertura de la red que haya en ese momento. Es posible que en algunos lugares no sea la mejor y tengamos problemas al intentar navegar. Pero hoy en día la estabilidad de las redes hace que en casi cualquier sitio podamos tener una buena conexión.

También hay que tener en cuenta el límite propio del router. En este sentido es conveniente elegir uno que cumpla con lo que esperamos. Hay muchas opciones, como hemos mencionado. Nos interesa adquirir un producto que pueda ofrecernos una buena velocidad de Internet.

Además, estaremos limitados a la batería que tenga. Esto dependerá de si en el lugar donde nos vamos a conectar tiene o no enchufe. En caso de que no tenga, por ejemplo si vamos viajando en un autobús o tren y no hay para conectar, estaremos limitados a la batería disponible.

En definitiva, una buena opción para conectarnos de forma inalámbrica desde cualquier lugar es utilizar un router 4G. Os dejamos un artículo de cómo elegir el mejor router 4G.

Tethering

Otra opción muy recurrente es hacer Tethering con nuestro móvil. Hay que mencionar que existen varias formas de hacerlo, pero básicamente consiste en dar Internet desde nuestro teléfono a otros dispositivos.

Es un poco similar al anterior, solo que en esta ocasión vamos a necesitar de nuestro teléfono. Lógicamente tiene que tener cobertura, ya sea 3G o 4G, para poder ofrecer Internet. La velocidad y calidad de la conexión estará una vez más limitada a las circunstancias: cobertura, tipo de dispositivo, etc.

Hay varios tipos de Tethering, como hemos dicho. El más común es a través de crear una red Wi-Fi. Básicamente nuestro móvil actúa como un router y emite señal Wi-Fi a otros dispositivos. Nos podemos conectar como si fuera una red más.

También podemos compartir esta conexión a través de Bluetooth. Puede ser interesante en ciertas ocasiones, por ejemplo si queremos generar una red de corto alcance y preservar así la seguridad y privacidad. No obstante los resultados en cuanto a velocidad y calidad serán menores.

Por otra parte también existe otra forma de conectarnos al móvil. En este caso es a través de un cable USB. Es sin duda la que da más estabilidad y velocidad. Una alternativa perfecta a las dos anteriores. Eso sí, tienen que cumplirse unas condiciones para que podamos conectarnos de esta forma, como que el dispositivo sea compatible.

Conectarse a Internet en cualquier lugar

Wi-Fi público, pero con precauciones

Una última opción para conectarnos de forma inalámbrica en casi cualquier lugar es hacer uso de las redes Wi-Fi públicas. Es una realidad que hoy en día están por casi todas partes: cafeterías, centros comerciales, aeropuertos, estaciones de tren… No es difícil conectarse a un Wi-Fi público.

La cuestión es que la seguridad debe de ser fundamental. Si no tomamos las precauciones necesarias podríamos comprometer nuestros datos e información. Pondríamos, en definitiva, en riesgo nuestra privacidad y buen funcionamiento del dispositivo.

Es una alternativa más cuando queramos conectarnos a Internet con nuestro portátil en cualquier lugar, pero conviene hacerlo siempre desde redes fiables. Además hay que evitar entrar en sitios sensibles o introducir información personal como pueden ser contraseñas, realizar transacciones económicas, etc. No sabemos quién puede estar detrás de esa red y qué podrían hacer con la conexión.

Nosotros recomendamos utilizar un servicio VPN con el que podremos cifrar esa conexión. De esta forma nuestros datos viajarán de forma segura en la red.

En definitiva, estas son algunas opciones interesantes para conectarnos de forma inalámbrica a Internet con nuestro ordenador portátil. Hemos visto la opción de utilizar un router Wi-Fi, también hacer Tethering con el móvil y sus diferentes opciones, así como la más clásica, que es utilizar redes inalámbricas públicas pero con precaución.

Archivado en
Conexiones

Deja tu comentario