Qué factores influyen en la velocidad de una red Wi-Fi y podemos controlar

Qué factores influyen en la velocidad de una red Wi-Fi y podemos controlar

Podemos decir que para conectarnos a Internet tenemos la opción de utilizar redes alámbricas y también redes inalámbricas. Ahora bien, en los últimos años es una realidad que las redes inalámbricas han ganado terreno. Utilizamos mucho más las redes Wi-Fi entre otros motivos por el auge de los dispositivos móviles. Tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de posibilidades para conectarnos. No solo hablamos del teléfono móvil, sino de otros muchos aparatos de lo que conocemos como el Internet de las Cosas. Sin embargo las redes Wi-Fi pueden funcionar mejor o peor, según la configuración que tengamos. En este artículo vamos a explicar los factores que influyen en la velocidad de una red Wi-Fi y qué podemos hacer para controlarlo.

Qué factores influyen en la velocidad de una red Wi-Fi

La velocidad del Wi-Fi puede depender de varios factores. Hay que tener en cuenta que algunos de ellos no dependen del usuario, mientras que otros sí y los podemos mejorar. Hay aspectos que pueden depender de qué tipo de conexión tengamos contratada, la instalación, distancia a la central, etc. Ya sabemos que siempre podemos probar nuestra conexión.

En cambio otros factores pueden depender más del propio usuario. Cómo tengamos configurada la conexión, tipos de dispositivos que utilicemos, el router, etc. Vamos a explicarlo.

La posición del router

Sin duda es uno de los aspectos más importantes y que debemos tener en cuenta. La posición del router es fundamental para ofrecer una cobertura óptima en todo el hogar. La idea es que distribuya la conexión perfectamente entre los diferentes dispositivos que utilicemos. Es vital tomarnos esto en serio ya que podría generar problemas.

Lo aconsejable es que el router esté en una situación céntrica del hogar. Desde donde pueda repartir mejor la cobertura. Si lo tenemos en un extremo de la vivienda puede que simplemente cambiarlo de posición pueda hacer que mejore notablemente la velocidad.

También es interesante alejarlo de otros electrodomésticos y de dispositivos que puedan interferir. Una buena idea es además que el router esté en una posición elevada. Hay que evitar que esté cerca del suelo, ya que las ondas las expande mejor de arriba hacia abajo.

Banda a la que nos conectamos

Otro factor importante para la velocidad de una red Wi-Fi es la banda a la que nos conectemos. Con esto no queremos decir que una sea mejor que otra, sino que según las circunstancias podrá ser más interesante elegir una u otra opción.

Si nos conectamos lejos del router, hay otros dispositivos que puedan interferir y la estabilidad es esencial, lo mejor es utilizar la banda de 2,4 GHz. En cambio si estamos cerca del router lo mejor para la velocidad es la banda de 5 GHz.

Por ello habrá que “jugar” con estos parámetros y optar por lo que más se acerque a lo que buscamos. Seguramente con cambiar de banda según las circunstancias que tengamos podremos mejorar la velocidad de nuestra conexión Wi-Fi.

Utilizar tarjetas de red más recientes

El hecho de utilizar una tarjeta de red Wi-Fi más reciente en nuestro equipo también puede ayudar a mejorar la velocidad. Si tenemos un equipo antiguo, con una tarjeta obsoleta, podría no recibir la máxima velocidad correctamente. Incluso esa velocidad podría estar muy limitada.

Por tanto nuestro consejo para intentar mejorar la velocidad del Wi-Fi es observar qué tarjeta de red tenemos instalada y si es necesario adquirir una nueva más reciente.

Del mismo modo es vital tener actualizados los drivers. En ocasiones pueden surgir vulnerabilidades que pongan en riesgo la seguridad, pero además es importante para mejorar el rendimiento y obtener así la máxima velocidad.

Velocidad del Wi-Fi

Utilizar repetidores y extensores

Otra forma que tenemos de mejorar la velocidad del Wi-Fi en nuestro hogar es simplemente utilizar repetidores y extensores. A veces por mucho que intentemos mejorar la señal llega un momento que es físicamente imposible conectarnos o hacerlo al menos con una buena velocidad.

El hecho de usar repetidores en nuestra vivienda puede permitir que nos conectemos desde otros dispositivos sin importar tanto la distancia. Una buena medida que sin duda hará que mejore notablemente la velocidad de nuestra conexión inalámbrica.

Hay muchos tipos de extensores y repetidores. Algunos pueden funcionar incluso a través de la red eléctrica. Una opción interesante para obtener la máxima velocidad.

En definitiva, estos son algunos factores que influyen en la velocidad del Wi-Fi y algunos consejos que hemos dado para intentar mejorarlo. No obstante otro punto que no queremos dejar pasar es la importancia de la seguridad. Es realmente importante que nuestro router esté configurado correctamente y seguro. Tiene que contar con una contraseña que sea fuerte y compleja (letras mayúsculas y minúsculas, números y otros caracteres especiales), así como cambiar los valores que vienen de fábrica.

El hecho de tener intrusos en nuestra red también puede derivar en una pérdida de velocidad que puede ser muy notable en algunas circunstancias.

Archivado en
WiFi

Deja tu comentario