Cómo hacer un test de velocidad correctamente e interpretar los datos

Cómo hacer un test de velocidad correctamente e interpretar los datos

Los usuarios de Internet valoran mucho la velocidad y calidad de su conexión. Sin embargo en ocasiones puede que alguno de los valores que podemos medir no sean los adecuados. Por suerte podemos realizar un test de velocidad y ver qué tal está nuestra conexión y descubrir posibles problemas. Ahora bien, hay que hacer correctamente esa prueba. Necesitamos interpretar los datos correctamente y hay circunstancias en las que no podríamos obtener esa información como nos gustaría.

Concentrar la conexión en la prueba de velocidad

Es importante que cuando vayamos a realizar un test de velocidad la conexión esté concentrada en ello. Es decir, sería un error si estuviéramos utilizando la red para otras cosas en ese mismo momento. Esto, de alguna manera, «contamina» los resultados. Hace que esos datos de velocidad de subida, bajada o latencia, no sean reales. Podría dar lugar a confusión y pensar que nuestra conexión tiene algún tipo de problema pero realmente está bien.

Por ello vamos a dar algunos consejos para tener en cuenta y poder concentrar la conexión cuando hagamos una prueba de velocidad.

Evitar aplicaciones que usen Internet

Lo primero es evitar las aplicaciones que utilicen Internet. Quizás si vamos a hacer una prueba de velocidad en nuestro ordenador conectado por cable y con fibra óptica no se note tanto. Sin embargo si vamos a realizar la prueba desde el móvil, conectados por 3G, podemos ver que los datos obtenidos son inferiores a lo que realmente tendríamos.

Las aplicaciones en segundo plano pueden consumir ancho de banda. Es conveniente controlar esto cuando vayamos a realizar la prueba. Todo lo que esté consumiendo y que podamos cerrar, mejor. Más aún si son aplicaciones que utilizan muchos datos, como puede ser una aplicación para reproducir música en Streaming, etc.

Por supuesto durante la prueba no debemos de utilizar la conexión más que para el test de velocidad. Hay que evitar estar descaragndo algo en ese momento, por ejemplo.

Controlar las sincronizaciones o actualizaciones

Siguiendo un poco lo que comentábamos, es importante paralizar las sincronizaciones y evitar las actualizaciones mientras hacemos el test. No significa que cuando hagamos el test de velocidad vayamos a tener que estar mucho tiempo, pero puede ocurrir que en ese momento se esté actualizando Windows, por ejemplo, y no lo sepamos.

Lo mismo en caso de que en ese momento se esté sincronizando nuestra carpeta de Dropbox o similar. Es importante que durante la prueba no haya nada que pueda ralentizar la conexión y que provoque que tengamos una velocidad inferior.

Interpretar un test de velocidad

Número de dispositivos conectados

Por otra parte, hay que tener en cuenta el número de dispositivos conectados. No es lo mismo hacer una prueba de velocidad únicamente con nuestro ordenador o móvil conectados, que hacerlo con numerosos equipos utilizando esa red. Podría darse el caso de que nos diera unos resultados inferiores a lo que debería de llegarnos, pero no se deba a una problema de la red, sino al hecho de que otros dispositivos estén utilizando la conexión en ese momento.

Por ello es una buena idea aprovechar cuando no haya otros equipos conectados para poder hacer un test de velocidad correctamente. Así tendremos unos resultados más óptimos y reales.

La distancia al router, muy importante

Esto lógicamente hay que tenerlo en cuenta si vamos a hacer un test de velocidad para probar la conexión Wi-Fi. De nada sirve probarlo a 20 metros del router, salvo que simplemente queramos ver por curiosidad cuánto nos llega. Lo ideal en estos casos es conectarnos lo más cerca posible al dispositivo y además evitar interferencias de otros equipos.

Así podremos tener una velocidad real de lo que nos llega a través del Wi-Fi. Es vital tener en cuenta esto cuando nos conectamos de manera inalámbrica. En el caso de las redes móviles, para ver la velocidad máxima real que nos llega tendríamos que realizar el test cuando tuviéramos una cobertura óptima.

Qué datos hay que interpretar al hacer un test de velocidad

Hemos visto cómo hacer un test de velocidad correctamente. Ahora bien, es importante también interpretar los datos correctamente. La velocidad de bajada nos indica la capacidad que tenemos de bajar datos de la red. Lo que necesitamos por ejemplo para ver un vídeo en Streaming, recibir un archivo que nos están mandando o acceder a una página web.

La velocidad de subida es lo contrario. Es decir, significa la capacidad que tiene nuestra conexión para enviar datos a la red. Un ejemplo es cuando subimos una carpeta a un servidor o cuando enviamos un correo electrónico. Necesitamos que la velocidad de subida sea lo suficientemente amplia para estos temas.

Por otra parte, algo que no muchos usuarios tienen en cuenta al hacer un test de velocidad, es observar el ping o latencia. En este caso estamos ante el tiempo, medido en milisegundos, que tarda en llegar la información a otro servidor. Es interesante que sea lo más bajo posible. Es vital para juegos online o realizar vídeo llamadas.

Archivado en
Conexiones

Deja tu comentario