Cómo utilizar con total seguridad el correo electrónico

Cómo utilizar con total seguridad el correo electrónico

Hoy en día tenemos un gran abanico de posibilidades para comunicarnos gracias a Internet. Podemos utilizar las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea, por ejemplo. Pero también podemos usar el correo electrónico, algo que está muy extendido tanto entre los usuarios particulares como a nivel empresarial. Sin duda es una manera rápida, segura y con posibilidades para contactar. Nos ofrece una gran variedad de funciones como puede ser adjuntar archivos. Sin embargo la seguridad tiene que estar presente. En este artículo vamos a dar algunos consejos para utilizar el correo electrónico con total seguridad y no comprometer nuestras cuentas en ningún momento.

Consejos para utilizar con seguridad el correo electrónico

No hacer pública nuestra cuenta de e-mail

Un error que cometen muchos usuarios es publicar su cuenta de e-mail. Esto ocurre por ejemplo al hablar en un foro público o comentar una noticia. A veces solemos ver cosas como un usuario preguntando sobre un tema y agregando su correo en el mensaje para que le respondan allí.

Esto es un error ya que podría ser recopilada por bots que posteriormente inunden nuestra bandeja de Spam. Incluso estamos dando información que pueda ser utilizada de forma maliciosa.

En definitiva, lo mejor es no hacer pública nuestra cuenta de correo. De esta forma mejoramos la privacidad y también preservamos la seguridad.

Utilizar contraseña fuerte y compleja

Algo que hay que aplicar en cualquier tipo de servicio o plataforma que utilicemos. Es importante contar siempre con una contraseña que sea fuerte y compleja. Ésta tiene que contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres especiales.

Es importante que la clave que elijamos sea única y no la estemos utilizando en otro servicio. Además, hay que evitar poner datos personales como puede ser nuestro nombre o fecha de nacimiento. La idea es dificultar lo máximo posible la tarea a posibles intrusos.

Cuidado con los archivos adjuntos

La manera en la que podemos infectarnos a través de malware es muy variada. Sin embargo a través del correo electrónico podemos recibir archivos adjuntos maliciosos que puedan poner no solo en peligro nuestra cuenta, sino también todo el sistema.

Es importante controlar esto y nunca bajar archivos adjuntos desde fuentes que no conozcamos. Si notamos algo extraño, como puede ser recibir un documento que no esperamos y desde una dirección que no conocemos, mensajes que no cuadren o información sospechosa, lo mejor es eliminarlo.

Nunca contestar mensajes Spam

Algo similar ocurre con los mensajes Spam. Todos recibimos correos basura en nuestra bandeja. Hay que mencionar que no todos los correos de este tipo son dañinos. Algunos simplemente son publicitarios y como mucho resultan molestos.

Pero puede ocurrir que un mensaje de Spam contenga malware, links fraudulentos y otras amenazas. Nunca hay que contestar a un mensaje de este tipo, incluso aunque nos pidan que enviemos datos para algo que pueda parecer beneficioso. Lo que buscan realmente es conocer si detrás de esa cuenta hay un usuario activo. Nuevamente lo mejor es eliminar este tipo de correos.

Cuidado con el Spam en el correo electrónico

El Phishing, una de las principales amenazas

Sin duda una de las amenazas más presentes hoy en día. Es cierto que no es exclusivo del correo electrónico, ya que puede aparecer también a través de SMS, al navegar o por redes sociales. Pero es a través del e-mail por donde los ciberdelincuentes buscan robar las credenciales de los usuarios.

La manera de actuar puede variar. Generalmente se hacen pasar por una empresa con la intención de que creamos que estamos ante algo oficial. Buscan que iniciemos sesión y de esta forma introducir nuestras credenciales y claves de acceso. Realmente estamos entregando esta información y va a parar a un servidor controlado por los atacantes.

Si no es seguro, mejor otra cuenta

A veces podemos necesitar de una cuenta adicional. Pongamos como ejemplo que vamos a conectarnos a una red Wi-Fi gratuita y pública, pero que nos pide información para iniciar sesión. Normalmente nos pide un correo electrónico para enviarnos un código de verificación. Pero claro, no nos fiamos y tener que poner nuestra cuenta puede ser un problema. Y así es, ya que podríamos recibir posteriormente correos Spam.

En este caso lo mejor que podemos hacer es crearnos una cuenta de e-mail desechable. Así podemos recibir ese código de verificación que necesitamos, pero sin comprometer nuestra cuenta principal.

Esto lo podemos aplicar cada vez que necesitemos de una cuenta alternativa para no comprometer la nuestra. Podemos optar por tener una cuenta secundaria para estas cosas o lo que hemos mencionado de los correos electrónicos que caducan pasado un tiempo.

Cuidado con las redes a las que accedemos

Pongamos como ejemplo que estamos en un aeropuerto. No tenemos conexión a Internet y accedemos a una red abierta. No sabemos realmente quién puede estar detrás. Conviene tener cuidado en estos casos y proteger nuestras cuentas.

Si vamos a enviar un correo electrónico y no queremos intrusos que puedan afectar a nuestra privacidad y seguridad, algo que podemos hacer es utilizar un servicio VPN.

Archivado en
Seguridad y Privacidad

Deja tu comentario