Cómo abrir puertos en Windows 10 para mejorar la velocidad de Internet en algunos servicios

Cómo abrir puertos en Windows 10 para mejorar la velocidad de Internet en algunos servicios

Existen muchas herramientas que pueden protegernos de las múltiples amenazas que llegan a través de la red. Entre ellas están los cortafuegos o firewall. Nos permite abrir o cerrar puertos que pueden protegernos de ciertos problemas. Sin embargo también puede provocar que la velocidad de Internet no sea la adecuada en ciertos servicios que utilizan esos puertos. En este artículo vamos a explicar cómo podemos abrir o cerrar puertos fácilmente en el firewall de Windows.

Cómo abrir o cerrar puertos en Windows 10

Abrir o cerrar puertos con el firewall de Windows 10 es muy sencillo. Para ello simplemente hay que acceder a Windows Defender, a través del botón Inicio y buscando por el nombre. Cuando estemos dentro veremos una serie de opciones que nos permiten configurar algunos parámetros. Podemos activar o desactivar el cortafuegos, por ejemplo. Nosotros lo que buscamos es abrir o cerrar puertos. Para ello entramos en Configuración avanzada.

Cómo abrir o cerrar puertos en Windows 10

Una vez aquí debemos de acceder a Reglas de entrada y crear nueva regla, que aparece a la derecha. Aquí es donde tenemos que configurar para abrir o cerrar un puerto determinado. En la segunda opción veremos Puerto.

Configurar un puerto en Windows 10

 

Nos da la opción de marcar si queremos que sea un puerto UDP o TCP. También la opción de que afecte solo a los puertos específicos o a todos los locales.

Crear una nueva regla para el firewall de Windows

Podemos crear un nombre para identificar la regla fácilmente. Seleccionamos si queremos bloquear esas conexiones o permitirlas.

La importancia de un firewall para la seguridad

Un firewall básicamente actúa como un muro entre Internet y nuestros dispositivos. Es lo que nos protege y evita que puedan entrar conexiones maliciosas. Es por ello que no conviene tener más puertos abiertos de los necesarios. Llevar un control en este aspecto es importante para el buen funcionamiento y la seguridad de nuestras redes. Sin embargo, en ocasiones puede ser interesante abrir un puerto determinado para aumentar la velocidad de Internet en un servicio.

En definitiva, de esta manera podemos abrir o cerrar puertos fácilmente con el firewall de Windows. Siempre podemos realizar un test de velocidad antes y después de llevar a cabo esta acción. De esta manera podremos comprobar si ha habido un cambio sustancial en la velocidad de nuestra conexión.

Por nuestra parte, recomendamos contar con un cortafuegos y herramientas de seguridad adecuados. De esta manera podremos proteger nuestros equipos. Una manera más de preservar el buen funcionamiento y mantener una buena conexión a Internet. Ya sabemos que son muchas las amenazas que podrían comprometer todo esto.

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario