4 mitos falsos para mejorar la velocidad de tu conexión a Internet

4 mitos falsos para mejorar la velocidad de tu conexión a Internet

Hace unos meses os mostrábamos una lista de consejos para mejorar la velocidad de la conexión a Internet. La obtención de una buena frecuencia es clave en un momento en el que todo pasa por la Red, aunque, como sucede en muchos otros ámbitos, en tecnología y en este campo, nada es seguro y 100% fiable y es lógico que de vez en cuando aparezcan fallos como por ejemplo, cortes de las conexiones o una ralentización excesiva de las mismas.

Para solventar ambos problemas, desde hace años han aparecido multitud de mitos y falsas creencias que muchos usuarios han experimentado sin obtener resultado alguno. Hoy vamos a desmontar algunas de las más consolidadas.

1. Un indicador WiFi lleno no significa mayor velocidad

Abrimos esta lista de rumores vinculados a las conexiones a Internet con una afirmación muy extendida: Cuando navegamos y vemos que el indicador de nuestra red está con todas las barras o espacios rellenos y destacados, pensamos que disponemos de la mayor velocidad. Esto cierto, ya que ese indicador nos avisa sobre el estado de la cobertura, pero no de una frecuencia óptima. Si hay varios terminales conectados a una sola red al mismo tiempo en una misma habitación, todos tendrán el testigo iluminado al máximo pero el ancho de banda, se distribuirá entre todos ellos.

test de velocidad wifi

2. Podemos mejorar la velocidad de nuestra conexión a Internet con programas

Otra creencia muy extendida es la que se basa en el uso de programas secundarios que están en la Red listos para ser descargados y que en teoría, aseguran velocidades de vértigo en la conexión. La utilidad de todos ellos puede ser nula si tenemos en cuenta dos factores determinantes: La frecuencia máxima que ofrece el lugar desde el que intentamos descargar algo, y la más elevada que tenemos a nuestra disposición suministrada por el operador.

3. Las velocidades más altas son las mejores

Como os hemos contado en otras ocasiones, la fibra se está extendiendo rápidamente. Sin embargo, en ocasiones, una mayor frecuencia no es sinónimo de un mejor servicio. Los picos más altos pueden ser útiles en ciudades y grandes empresas, pero en el mundo rural, siguen consolidadas las redes más básicas debido principalmente a la geografía. Los routers pierden potencia y capacidad de captar la señal a medida que se alejan de la central telefónica, sean los que sean. A mayor velocidad contratada, mayor será la pérdida. De ahí que nunca recibamos el 100% de la señal.

wifi vs cable

4. Las paredes interfieren en el WiFi

Cerramos con una afirmación que tiene parte de verdad y parte de mentira. Los routers emiten señales de radiofrecuencia que al encontrarse obstáculos, o bien rebotan y se dirigen a otros lugares, o bien son absorbidas. En el caso de las paredes, las ondas simplemente se reflejan. Son los objetos metálicos y con una alta densidad los que realmente perjudican a la señal. Por tanto, no es de especial relevancia situar el aparato lejos de los tabiques sino mejor, en lugares altos y lejos de otros soportes que emitan señales.

¿Alguna vez habéis escuchado hablar de estos mitos? Os dejamos disponible información relacionada como por ejemplo, una página a través de la cuál podréis conocer vuestra velocidad en Internet.

 

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario