Cómo conocer la IP de nuestro ordenador y configurarla manualmente en Windows 10

Por lo general, la mayoría de los routers suelen asignar una dirección IP automática a cada ordenador y dispositivo que se conecta a ellos. Esto es posible gracias al servidor DHCP que está incluido por defecto en todos los routers, sin embargo, aunque obtener la dirección IP de forma automática es muy cómodo y tiene sus ventajas, por ejemplo, que nunca tendremos conflictos de IP (dos equipos con la misma IP), también conlleva una serie de problemas e inconvenientes como vamos a ver a continuación.

Si nuestro ordenador recibe la dirección IP automáticamente desde el servidor DHCP, esta IP quedará asignada a nuestro ordenador o dispositivo durante un periodo de tiempo limitado (generalmente 24 horas), sin embargo, si cuando el tiempo de validez expira el equipo no se conecta y otro hace petición al servidor DHCP, es posible que este reciba la IP que teníamos antes haciendo que, cuando el ordenador se intente conectar de nuevo, reciba una IP diferente, perdiendo así posibles configuraciones de puertos y servicios que podíamos tener configurados.

Otro inconveniente es que no podemos saber con antelación qué IP automática recibiremos (aunque generalmente es predecible), por lo que debemos consultarla directamente desde el ordenador. Igualmente, en el posible caso de que el servidor DHCP falle, nuestro ordenador no recibirá IP, por lo que no podrá conectarse a Internet.

Cómo saber nuestra dirección IP en Windows 10

En el caso de tener que abrir puertos o configurar algunos servicios, es necesario conocer la dirección IP que el router ha dado a nuestro ordenados. Para conocer la dirección IP privada de nuestro ordenador, la forma más rápida y sencilla es abrir una ventana de MS-DOS tecleando “cmd” en la aplicación Cortana de Windows 10 y escribir en ella “ipconfig”.

Al momento veremos una lista con todas las tarjetas de red conectadas a nuestro ordenador y la dirección IP que tiene cada una de ellas.

Ipconfig en Windows 10

Por defecto, la que nos interesa es la que se conecta directamente con el router que, en nuestro caso, es el adaptador Ethernet.

Como podemos ver en la imagen anterior, nuestro ordenador tiene la IP 192.164.1.2 y la máscara de subred 255.255.255.0. Otro dato interesante es la puerta de enlace, 192.168.1.1, que corresponde a la IP del router.

Como hemos dicho antes, si la IP la hemos recibido a través de DHCP, es muy probable que algún día esta cambie, por lo que si hemos abierto puertos estos vuelvan a estar cerrados. Para evitar que esto pase, la mejor opción es configurar manualmente la IP de nuestro ordenador, de manera que esta sea siempre la misma.

Cómo configurar una IP manual en Windows 10

Lo primero que debemos hacer para configurar una IP manualmente en nuestro ordenador es abrir el centro de redes y recursos compartidos de Windows 10. Para ello podemos buscarlo en Cortana o, si tenemos a mano el icono de red, pulsar sobre él con el botón derecho para abrirlo directamente.

Abrir centro de redes y recursos compartidos en Windows 10

A continuación, veremos una nueva ventana similar a la siguiente.

Centro de redes y recursos compartidos en Windows 10

Aquí lo que debemos hacer es localizar nuestra conexión a Internet. Generalmente solo tendremos una, ya sea por cable (Ethernet) o por Wi-Fi, por lo que pulsamos sobre ella y veremos la ventana de propiedades de la conexión.

Estado de la conexión en Windows 10

Si pulsamos sobre el botón “Detalles” aquí veremos también los datos de la IP como hemos visto antes con “ipconfig”.

Estado y datos de la conexión en Windows 10

Para cambiar la IP de nuestro ordenador, debemos pulsar sobre el botón “Propiedades” y, en la nueva ventana que nos aparece, buscar el “Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4)

Propiedades conexión en Windows 10

Pulsamos sobre “Propiedades” y veremos una ventana similar a la siguiente.

Propiedades de IP automática en Windows 10

Aquí es donde debemos configurar nuestra IP. Por defecto veremos que el sistema está configurado para recibir la IP automáticamente a través del servidor DHCP, por lo que para configurarla manualmente debemos marcar la segunda opción.

A continuación, rellenaremos los apartados con la siguiente información:

  • Dirección IP – La IP que queremos utilizar en nuestro ordenador.
  • Máscara de subred – La máscara de bits para la subred.
  • Puerta de enlace predeterminada – La IP del router a través del cual salimos a Internet.
  • DNS primario – Primer servidor DNS (8.8.8.8, por ejemplo, para el de Google)
  • DNS secundario – Segundo servidor DNS, que se utilizará cuando el primero falle.

IP manual en Windows 10

Una vez hemos rellenado estos datos ya podemos guardar los cambios y aplicarlos en el equipo. Durante unos instantes se reiniciará la conexión de nuestro ordenador para que, al reconectar, lo estemos haciendo ya con nuestra nueva configuración.

De esta manera podremos saber con qué dirección se conecta siempre el ordenador y abrir fácilmente puertos o servicios sin peligro a que esta pueda variar. Sin embargo, debemos tener cuidado de no utilizar la IP en dos ordenadores diferentes al mismo tiempo ya que, de hacerlo, tendremos problemas de conectividad.

Noticias de última hora

WiFi público: los 7 pasos básicos para proteger tu smartphone

WiFi público: los 7 pasos básicos para proteger tu smartphone

Cada vez existen más puntos que ofrecen WiFi público, desde cafeterías a restaurantes, pasando por todo tipo de negocios, autobuses, parques, taxis y un largo etcétera de lugares. Los usuarios nos solemos conectar alegremente a estos puntos de acceso, pero lo cierto es que deberíamos pensarlo dos veces antes de hacerlo. El precio de los […]

El primer virus ransomware llegó en 1989 dentro de un disquete

El primer virus ransomware llegó en 1989 dentro de un disquete

Muchos términos informáticos se ponen de repente de moda, pero eso no quiere decir que sean cosas nuevas y recién inventadas, simplemente es que ahora tienen un nombre diferente. Algo así pasa con los virus informáticos, antaño denominados así, pero que ahora se catalogan en spyware, adware, crapware, ransomware o de forma genérica en malware. […]