Gestiona tus contraseñas de forma segura con KeePass

Una de las prácticas vitales para mantener nuestra seguridad en Internet es el uso de contraseñas únicas y seguras, de varios números y caracteres. De esta forma, en caso de que comprometan una página web y roben nuestros datos, si las contraseñas están cifradas permanecerán seguras y serán complicadas de descifrar y si, por el contrario, las contraseñas están sin cifrar (por desgracia, una práctica muy común en muchas empresas de Internet), el robo solo afectará a la contraseña utilizada en la web afectada, quedando todas las demás aseguradas y secretas.

Si utilizamos muchas contraseñas diferentes y, además, estas son largas y complejas (por ejemplo, mezclan números, letras y caracteres), es muy probable que no podamos recordar con exactitud todas ellas. Para solucionar este problema existen aplicaciones que nos permiten crear una base de datos segura y cifrada donde guardar todas nuestras contraseñas de manera que recordando solo una clave maestra podamos acceder a todas ellas cuando las necesitemos.

Uno de estos gestores de contraseñas es KeePass, una aplicación totalmente gratuita y de código abierto que, a diferencia de las soluciones privativas, nos garantiza una completa seguridad de nuestras contraseñas, las cuales permanecerán siempre seguras y lejos de las manos de terceros usuarios no autorizados y empresas privadas o gubernamentales.

Cómo proteger nuestras contraseñas con KeePass

Para utilizar esta aplicación lo primero que debemos hacer es descargar la versión más reciente de forma gratuita desde su página web principal. Esta aplicación está disponible para Windows, Mac OS X y Linux, y podemos descargarla tanto en formato instalable como portable para no tener que instalarla.

Una vez descargada y descomprimida o instalada la ejecutamos. Lo primero que veremos será una ventana vacía como la siguiente.

KeePass

Creando la base de datos de contraseñas en KeePass

A continuación, vamos a crear una base de datos donde guardar nuestras contraseñas. Para ello, pulsamos sobre “File > New“, nos preguntará el nombre de nuestra base de datos de contraseñas y veremos una nueva ventana desde donde configurar la seguridad de esta base de datos.

KeePass - Clave maestra

Aquí podemos proteger la base de datos de nuestras contraseñas de 3 formas diferentes:

  • Utilizando una clave maestra. Podemos introducir una contraseña la cual se utilizará para cifrar la base de datos.
  • Utilizando un archivo de clave. El cual se utilizará para cifrar/descifrar la base de datos.
  • Utilizando la cuenta de Windows.

Ya que la forma más segura es utilizando un archivo de clave, vamos a crear este archivo único. Desmarcamos la opción de “Master Password” y marcamos “Key file“. Suponiendo que no tengamos ya un archivo creado previamente, pulsaremos sobre “Create” y nos aparecerá una nueva ventana para crear el archivo a base de entropía.

KeePass - Entropía

Lo único que debemos hacer es mover el ratón y teclear caracteres aleatorios en los dos cuadros que aparecen para que el archivo de clave sea lo más aleatorio posible. Una vez creado el archivo de clave de 256 bits, continuamos con la creación de la base de datos de KeePass. Veremos una ventana similar a la siguiente.

KeePass - Nueva base de datos

Aquí podemos configurar varias pestañas con información importante sobre nuestra base de datos:

  • General: Aquí introduciremos un nombre a la base de datos y una descripción de lo que contendrá.
  • Security: podemos configurar el algoritmo de cifrado de la base de datos, así como el número de veces que se modifica aleatoriamente la clave antes de cifrar la base de datos.

KeePass - Seguridad base de datos

  • Compression: El tipo de compresión que aplicaremos a la base de datos.
  • Recycle Bin: Si queremos que se utilice la papelera de reciclaje al eliminar entradas de la base de datos.
  • Advanced: Aquí configuraremos cómo se comportará el historial de la base de datos o si queremos utilizar determinadas plantillas.

Ya tenemos nuestra base de datos creada. Ahora vamos a ver cómo guardar nuestras contraseñas en ella.

Cómo funciona KeePass

Una vez creada la base de datos veremos una ventana similar a la siguiente donde, por defecto, nos aparecerán dos entradas creadas a modo de prueba (podemos borrarlas sin problemas). También, a la izquierda, veremos varias categorías donde organizar nuestras contraseñas.

KeePass - Base de datos

Ahora, lo único que debemos hacer para añadir nuevas contraseñas a KeePass a esta base de datos es elegir “Edit > Add Entry” y veremos una ventana como la siguiente.

KeePass - Generar contraseña

Aquí rellenaremos los datos de la cuenta que vamos a guardar, por ejemplo, el título de la entrada, el usuario, la contraseña, la URL a la que corresponde dicha cuenta, etc. Si lo que queremos es utilizar una nueva contraseña segura, a la hora de añadir la nueva entrada, podemos utilizar el generador de contraseñas que viene por defecto para calcular contraseñas aleatorias y seguras para proteger nuestras cuentas.

Listo. Ahora solo nos queda añadir al programa todos los credenciales que queramos recordar de forma rápida y sencilla. Una vez finalicemos todos ellos nos aparecerán en forma de lista en el programa, pudiendo consultarlos siempre que queramos iniciar sesión con la contraseña especificada.

KeePass - Contraseñas personales

Por seguridad, cada vez que cerremos el programa la base de datos se bloqueará. Debemos recordar la contraseña maestra, o guardar en un lugar seguro la clave de desbloqueo, para poder desbloquearla cada vez que queramos ver alguna de las contraseñas.

Noticias de última hora

Wi-Fi 6: ¿Necesitamos cambiar de router? ¿Es recomendable?

Wi-Fi 6: ¿Necesitamos cambiar de router? ¿Es recomendable?

Si pensamos en cómo nos conectábamos a Internet hace solo unos años, veríamos notables diferencias con la actualidad. Seguramente uno delos puntos más destacados y evidentes es el uso de las redes inalámbricas. Antes, hace no demasiado tiempo, básicamente nuestras conexiones se reducían aun ordenador conectado por cable. Incluso los routers no tenían Wi-Fi. Ahora […]

Cómo se veían las principales páginas Web hace una década

Cómo se veían las principales páginas Web hace una década

Internet ha cambiado mucho con el paso de los años. De eso no hay dudas. No hablamos únicamente de la velocidad de conexión, que es evidente que también se ha perfeccionado. Si hoy hacemos un test de velocidad de Internet nada tiene que ver con lo que podíamos obtener hace solo 10 años. Pero también […]

Cómo solucionar problemas de conexión Wi-Fi en Windows

Cómo solucionar problemas de conexión Wi-Fi en Windows

Hoy en día vivimos en una sociedad conectada casi constantemente. Utilizamos el móvil, ordenador, Tablet… Son muchos dispositivos con acceso a la red los que podemos usar diariamente. Esto significa inevitablemente que vamos a necesitar conexiones estables y que funcionen como esperamos. En este sentido, las redes Wi-Fi han ganado mucho peso en los últimos […]