¿Cuál es el récord de velocidad de la fibra?

¿Cuál es el récord de velocidad de la fibra?

Algunas operadoras están ofreciendo hasta un «giga» de velocidad, es decir, 1 Gbps, instaurándose como el objeto de deseo para los que quieren tener la conexión más rápida en su casa. Pero hay una competición oficiosa entre diferentes universidades que, año tras año, realizan diferentes experimentos para exprimir la fibra óptica hasta su máxima velocidad.

A lo largo de 2021, diferentes equipos han intentado batir el récord de 178 Tbps que ostentaba el University College de Londres desde 2020. Nadie había podido enviar datos más rápido a través de un cable de fibra que estos científicos… hasta el verano de 2021 en el que un equipo de Japón batía esta marca y, además, no por unas décimas, prácticamente doblándolo.

La velocidad más alta de fibra: 319 Tbps

En concreto fueron los investigadores del Instituto Nacional de Tecnología de la Información y Comunicación de Japón, conocido por sus siglas NICT, que subían el listón hasta los 319 Tbps de velocidad de datos a una distancia de 3.001 km.

Benjamin Puttnam, que es el responsable, y su equipo, construyeron un sistema de transmisión que utiliza la tecnología de multiplexación por división de longitudes de onda (WDM) combinando diferentes tecnologías de amplificación.

fibra

En esta demostración, además de las bandas C y L, habitualmente utilizadas para la transmisión de larga distancia a gran velocidad de datos, el equipo también utilizó el ancho de banda de transmisión de la banda S, que, según dijeron, no se había utilizado anteriormente para una transmisión más allá de un solo tramo. El ancho de banda de transmisión combinado de más de 120 nm permitió la multiplexación de 552 canales de longitud de onda mediante la adopción de dos tipos de amplificadores de fibra dopada junto con la amplificación Raman distribuida, para permitir la transmisión recirculante de la señal de banda ancha.

Lo mejor de este experimento, más allá de toda esta verborrea técnica, es que se utilizaron cables de fibra óptica «normales», de cuatro núcleos y revestimiento estándar. Algo que permite que se pueda utilizar con cualquier equipo de red comercial en estos momentos. No hablamos de los «routers» de las casas, sino las antenas y centros de procesamiento de datos que podrían aprovechar esta tecnología para los despliegues de nuevos servicios como el apoyo al 5G y otros.

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario