¿Es tiempo de redefinir qué es banda ancha?

¿Es tiempo de redefinir qué es banda ancha?

Hay diferentes términos que podemos utilizar cuando hablamos de Internet y sus diferentes opciones para conectarnos. Por ejemplo podemos nombrar Wi-Fi, Ethernet, datos móviles, ADSL, fibra óptica… Uno de ellos es banda ancha. Lo llevamos escuchando muchos años y más o menos tenemos una idea general de qué significa. Ahora bien, ¿es momento de redefinir qué significa realmente y cuáles son sus mínimos? De ello vamos a hablar en este artículo.

El término banda ancha se queda obsoleto

Con el paso del tiempo la velocidad de Internet ha mejorado notablemente. De eso no hay dudas. Si echamos la vista atrás, la velocidad que teníamos hace unos años para navegar, para descargar archivos o para enviar cualquier documento, nada tenía que ver con la actual. En el mejor de los casos teníamos ADSL de 20 Mbps de bajada y normalmente 1 Mbps de subida, ya que no era simétrico.

Esto ha cambiado y hoy en día las tarifas de Internet doméstico son muy superiores. Podemos tener varios cientos de Mbps simétricos e incluso alcanzar, en el mejor de los casos, 1 Gbps de fibra óptica. Este motivo nos llega a plantearnos si no se ha quedado obsoleto el término de banda ancha.

¿Qué significa banda ancha? Para la FCC y otros organismos de Internet, banda ancha es el término que se aplica a las conexiones de Internet que tienen al menos 25 Mbps de descarga y 3 Mbps de subida. Esto hace unos años, por lo que hemos explicado, tenía sentido. Tener esa velocidad tanto de bajada como de subida se podía considerar como un lujo.

La cuestión es que hoy en día esto no es suficiente en muchos casos. Es cierto que para navegar, enviar correo y cosas básicas, con 25 Mbps de descarga y 3 Mbps de subida puede dar. No tendríamos mayores problemas. Sin embargo el uso que damos a Internet en la actualidad va mucho más allá de eso.

Velocidad de Internet simétrica

Mayor uso de Internet y más dispositivos conectados

Un ejemplo claro es el uso que le damos en el día a día. Vemos series en Streaming en alta definición, descargamos contenido de la nube, subimos archivos… ¿Realmente podemos considerar banda ancha tener 3 Mbps de subida? Tal vez el término se quede obsoleto y haya que redefinir qué se considera banda ancha.

Pero más allá del uso concreto que demos a la red, como estos ejemplos que hemos puesto, también es una realidad que tenemos más aparatos conectados. Lógicamente esto va a suponer que necesitemos conexiones superiores, con más capacidad tanto de descarga como de subida.

Por tanto, planteamos la cuestión de si no ha llegado el momento de redefinir el significado de banda ancha. Quizás debamos tener en cuenta una velocidad mayor tanto de bajada como de subida o incluso pensar en una velocidad simétrica, ya que hoy en día es tan importante la bajada de datos como el envío.

¿Qué opináis? ¿Debemos seguir considerando banda ancha aquella velocidad que tiene al menos 25 Mbps de bajada y 3 Mbps de subida o ha llegado el momento de aumentar esa cifra?

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario