¿Tienes seguro tu router? Compruébalo

¿Tienes seguro tu router? Compruébalo

El router es una pieza clave para conectarnos a Internet. Es el principal aparato al que conectamos nuestros dispositivos ya sea de forma inalámbrica o a través de cable. Ahora bien, esto también hace que debamos mantener la seguridad y el dispositivo en buen estado. Cualquier error que cometamos, cualquier vulnerabilidad que pueda ser explotada, podría afectar a la velocidad de Internet, la estabilidad o que incluso intrusos pudieran acceder a nuestros equipos. Vamos a ver algunas claves para comprobar si nuestro router está seguro.

La seguridad del router, factor fundamental

Como decimos, mantener la seguridad en el router es algo que debe estar presente en todo momento. Son muchos los ataques y estrategias que pueden realizar los piratas informáticos para lograr sus objetivos. Esto podría poner en serio riesgo nuestra seguridad y privacidad.

Algo muy importante es que las conexiones de Internet funcionen correctamente. Esto significa que la velocidad sea la adecuada, que no haya cortes, que tengamos una buena cobertura, estabilidad… Sin embargo los ataques cibernéticos pueden poner en riesgo todo esto que mencionamos.

El hecho de que un intruso logre acceder a nuestro router podría comprometer la seguridad de toda la red. Podría exponer información personal y acceder a datos muy variados. Por ello debemos siempre preservar la seguridad.

Claves para mantener seguro el router

Vamos a dar una serie de consejos o una lista de factores que debemos comprobar para saber si nuestro router está asegurado. De esta forma evitaremos sorpresas desagradables que no solo afecten al rendimiento de la conexión, sino que incluso dañen nuestros dispositivos.

Usar contraseñas seguras

Algo básico para proteger correctamente un router es tener contraseñas que sean seguras. No basta con poner cualquier clave, ya que una que sea débil puede ser explotada por los atacantes y comprometer nuestra seguridad.

Aquí debemos mencionar no solo la contraseña del Wi-Fi, que es lo que la mayoría de usuarios tienen en cuenta, sino también la clave para acceder al propio router. Ambas son igual de importantes y no debemos pasar por alto la necesidad de crearlas correctamente.

Una contraseña correcta debe contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. Debemos evitar palabras o cifras que puedan relacionarnos, así como ser fáciles de averiguar tanto por una persona como por una herramienta informática. Lo ideal es que tenga una longitud adecuada y sea totalmente aleatoria. Cada símbolo que añadamos aportará una barrera extra.

Crear contraseñas difíciles de averiguar

Cifrado correcto

Pero no solo importa la contraseña. Si queremos saber si nuestro router está asegurado también debemos preguntarnos qué cifrado estamos utilizando. Hay algunos tipos de cifrados que están obsoletos, que son antiguos y no nos protegen realmente.

Un ejemplo de lo que mencionamos es el cifrado WEP. Hay diccionarios y herramientas que pueden romper la seguridad. Por ello debemos siempre hacer uso de cifrados más actuales como puede ser el WPA-2.

No mantener los valores de fábrica

Otro error que podría suponer la pérdida de seguridad en nuestro router es mantener los valores que vienen de fábrica. Esto significa que dejamos el mismo nombre del aparato (donde pueden indicar el modelo o qué compañía tenemos), así como la configuración en seguridad.

Debemos siempre cambiar estos valores. De esta forma dificultaremos aún más la tarea a los atacantes. Si conocen qué modelo de router estamos utilizando podrían saber qué posibles vulnerabilidades hay y cómo podrían intentar acceder.

Instalar todas las actualizaciones

Por supuesto no pueden faltar las actualizaciones. Son muchas las vulnerabilidades que hay en la red y que afectan a todo tipo de dispositivos. Los propios fabricantes y desarrolladores lanzan parches con el objetivo de corregir esos fallos y evitar así que puedan ser explotados por los piratas informáticos.

El firmware del router es algo que debemos tener siempre actualizado. No debemos mantener agujeros de seguridad de ningún tipo. Lo mismo respecto a la tarjeta de red o cualquier equipo que usemos.

Crear redes de invitados

Para mejorar aún más la seguridad cuando nos conectemos al Wi-Fi podemos crear redes de invitados. De esta forma si tenemos visita no se conectarán directamente a la red principal, no tendremos que dar la contraseña del Wi-Fi y sí la clave para acceder a esa red de invitados. Es una opción muy interesante y que está presente en la mayoría de routers modernos.

Wifi invitados

Usar herramientas para controlar los dispositivos conectados

Una última solución que podemos tener en cuenta para controlar los dispositivos conectados a una red es la de usar herramientas y programas que nos dicen quién está dentro de ese router. ¿Vemos algún dispositivo que no debería? Tal vez sea algún intruso y debamos tomar medidas de inmediato para evitar males mayores.

En definitiva, estas son algunas claves que debemos tener en mente para saber si nuestro router está seguro. El objetivo es no cometer errores que pueda afectarnos.

Archivado en
Seguridad y Privacidad

Deja tu comentario