Wi-Fi conectado pero sin Internet: cómo solucionarlo

Wi-Fi conectado pero sin Internet: cómo solucionarlo

Cuando navegamos por Internet de forma inalámbrica a través del Wi-Fi es común que puedan surgir problemas. Ya sabemos que el uso del cable ha pasado a un segundo plano y hoy en día es más común conectarnos de forma inalámbrica. Tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de posibilidades en cuanto a equipos con esta tecnología. En este artículo nos vamos a centrar en Windows 10 y en por qué a veces estamos conectados al Wi-Fi pero sin acceso a Internet. Vamos a mostrar algunas opciones que tenemos para solucionar el problema.

Cómo solucionar el problema de conexión Wi-Fi sin acceso a Internet

Esta es una pregunta que se hacen muchos usuarios. Están conectados a la red inalámbrica, pero sin embargo no tienen acceso a Internet. Hay algún tipo de problema que le impide navegar con normalidad. Esto puede ser debido a motivos muy diversos, como así las medidas para solucionarlo, como vamos a ver.

Reiniciar equipo y router

Empezando por lo más básico, algo que siempre debemos hacer antes de llevar a cabo cualquier otra acción es reiniciar los equipos. Esto significa que debemos reiniciar nuestro ordenador y también el router.

Es un método sencillo pero que en muchas ocasiones funciona y se soluciona el problema. Ahora bien, cuando vayamos a reiniciar el router hay que hacerlo correctamente. Para ello lo debemos mantener apagado durante al menos 20 segundos y posteriormente volver a encenderlo. De esta forma el reinicio será correcto.

Actualizar controladores de la tarjeta de red

En ocasiones un fallo de este tipo como es estar conectados al Wi-Fi pero sin acceso a Internet se debe a problemas con los drivers de la tarjeta de red. Debemos mantenerlos siempre actualizados a las últimas versiones.

Es esencial que contemos siempre con los últimos parches y actualizaciones. Por un lado vamos a obtener mejoras, tener un mayor rendimiento que se traduzca en mejor velocidad. Pero también podremos solucionar problemas de este tipo, así como evitar fallos de seguridad que nos comprometan.

Cambiar o resetear las DNS

Una tercera solución sería la de cambiar o resetear las DNS. Para resetear las DNS tenemos que ir a Inicio, entrar en el Símbolo del sistema como administrador y ejecutamos el comando ipconfig/release. Posteriormente ejecutar ipconfig/renew. Cerramos y reiniciamos el equipo.

Para cambiar las DNS debemos hacer clic con el segundo botón en Inicio y accedemos a Conexiones de red. Una vez allí entramos en Cambiar opciones del adaptador. Hacemos clic con el botón derecho encima de la red que nos interesa y le damos a Propiedades. Tras esto seleccionamos Protocolo de Internet versión 4 y damos a Propiedades nuevamente. Ahí es donde debemos cambiar las DNS.

Cambiar las DNS en Windows

Resetear la dirección IP

Una opción más para arreglar el problema cuando estamos conectados al Wi-Fi pero sin conexión es resetear la dirección IP. Puede que no esté bien configurada. Para ello hay que ir nuevamente a Inicio, escribimos Símbolo del sistema y lo iniciamos como administrador. Hay que ejecutar el comando ipconfig/flushdns.

Posteriormente hay que ejecutar los comandos nbtstat –R, nbtstat –RR, Netsh int ip reset c:\resetlog.txt y Netsh winsock reset.

Comprobar que no hay bloqueos de antivirus o firewall

Otra cuestión muy a tener en cuenta es comprobar que no haya bloqueos por parte del firewall o antivirus. Son herramientas muy importantes y que nos protegen en la red, pero en ocasiones pueden surgir problemas. A veces pueden incluso bloquear la señal de Internet y evitar que naveguemos correctamente.

Por ello, si estamos conectados al Wi-Fi pero sin acceso a Internet, algo que debemos comprobar es que las herramientas de seguridad que estemos utilizando no estén interfiriendo.

Ver que el equipo no tiene malware

Por otra parte, igualmente es interesante comprobar que el equipo no tiene ningún tipo de malware. Es esencial saber que funciona de forma fluida, que no hay virus ni ningún tipo de software malicioso que esté impidiendo que naveguemos correctamente por la red.

Esto lo podemos averiguar si hacemos un análisis en el equipo en busca de amenazas. Podemos hacer uso de cualquier herramienta de seguridad para Windows 10 que tenga esta capacidad y nos ayude a detectar problemas.

En definitiva, estas son algunas de las principales opciones que tenemos para solucionar el problema cuando nos conectemos al Wi-Fi pero no haya conexión a Internet. Ya sabemos que cada vez son más las opciones que tenemos para navegar de forma inalámbrica por la red, pero en muchas ocasiones pueden surgir problemas de este tipo que nos afecte y pongan en riesgo el buen funcionamiento.

Archivado en
WiFi

Deja tu comentario