Qué es un mapa de calor Wi-Fi y cómo mejora nuestras conexiones

Qué es un mapa de calor Wi-Fi y cómo mejora nuestras conexiones

Todos queremos navegar por Internet con la mejor velocidad posible. Sin embargo en ocasiones la calidad de la señal no es buena. Esto ocurre principalmente cuando nos conectamos a través de redes inalámbricas y estamos muy lejos del punto de acceso o la saturación es muy grande. Por suerte podemos hacer uso de diferentes dispositivos y tecnologías que nos ayuda a mejorar este problema. En este artículo vamos a explicar qué es un mapa de calor Wi-Fi.

Las redes Wi-Fi, cada vez más presentes

Es una realidad que las redes inalámbricas están cada vez más presentes en nuestro día a día. Son muchos los dispositivos que podemos utilizar que se conectan a la red sin necesidad de cables. Si echamos la vista atrás, hace solo unos años lo normal era navegar por Internet desde un ordenador conectado al router por cable.

Esto ha cambiado y en la actualidad lo más normal es conectarnos desde dispositivos que funcionan mediante Wi-Fi. Esto aporta una serie de puntos positivos, como es la comodidad para navegar sin tener que estar enchufados a un cable, una mayor movilidad y también compatibilidad con dispositivos.

Pero claro, todo esto también cuenta con algunas desventajas. La más clara es que la distancia importa mucho cuando hablamos del Wi-Fi. Mientras más lejos estemos del router, peor. Por ello la velocidad de la conexión puede disminuir y comienzan los problemas. Incluso podríamos quedarnos sin conexión o que haya pequeños cortes si la estabilidad no es muy buena.

Sin embargo, como hemos indicado, podemos hacer uso de algunas opciones que nos ayudan a mejorar este problema. Vamos a ver qué es un mapa de calor Wi-Fi.

Qué es un mapa de calor Wi-Fi

Todos sabemos que cuando nos conectamos a una red Wi-Fi no funciona igual en una zona que en otra. En nuestra casa, por ejemplo, puede que en una habitación la señal llegue mejor y tengamos más velocidad. Puede que en otra, sin embargo, ni siquiera podamos conectarnos.

Un mapa de calor Wi-Fi consiste en hacer un estudio de la cobertura disponible en un lugar determinado. Por ejemplo podemos hacerlo en una vivienda, edificio, zona de trabajo… Básicamente consiste en crear un mapa de ese lugar con la información relacionada con la señal que nos llega ahí. Una especie de gráfico para saber en qué puntos la velocidad puede ser mayor y en cuáles debemos tomar medidas si queremos navegar con cierta normalidad.

Algo básico sería que ese mapa de nuestra vivienda se divida en tres colores: verde, amarillo y rojo. El primer color sería para las zonas donde hay una buena conexión, donde no vamos a tener problemas para navegar por Wi-Fi, mientras que el amarillo serían los espacios con problemas y donde la velocidad puede ser peor. El color rojo representaría a las zonas sin cobertura o con grandes problemas.

Hacer un mapa de calor Wi-Fi puede ser muy interesante si queremos optimizar la señal inalámbrica en nuestro hogar. No solo vamos a saber exactamente dónde podremos conectarnos mejor, sino también tomar medidas para mejorarlo.

Pongamos que en algunas habitaciones la señal es mala. Hacemos un mapa de calor Wi-Fi y notamos que allí lo que nos llega no es suficiente para navegar correctamente. Esto nos puede indicar que instalemos un amplificador Wi-Fi por esta zona para mejorar la conexión, por ejemplo. De esta forma podremos solucionar el problema.

Herramientas para hacer un mapa de calor Wi-Fi

Tenemos un gran abanico de posibilidades para crear un mapa de calor Wi-Fi. Son muchas las aplicaciones para todo tipo de sistemas operativos que podemos utilizar. Vamos a ver algunas de las principales.

Una de las opciones más populares para Windows es Acrylic Wi-Fi. Nos permite crear un mapa de calor y analizar la conexión en nuestra vivienda. Básicamente lo que hace es medir la señal en los diferentes puntos, así como escanear puntos de acceso a nuestro alrededor para obtener toda la información necesaria. De esta forma podremos conocer correctamente qué tal es la conexión en una determinada zona. Podemos descargar la herramienta y obtener más información en su página web.

Pero hoy en día muchos usuarios utilizan más los dispositivos móviles que los ordenadores. También encontramos muchas aplicaciones para este tipo de equipos. Una de ellas es WiFi Heatmap. Está disponible para Android y una vez más nos permite crear un mapa de calor. Analiza la velocidad de la red inalámbrica, las zonas con mejor cobertura y nos muestra así un mapa con los datos gráficos.

En definitiva, un mapa de calor es algo interesante que podemos utilizar en nuestro día a día. Una manera más de optimizar la señal inalámbrica en nuestro hogar y evitar tener problemas que puedan afectar a nuestra navegación. En cualquier caso os dejamos un artículo con consejos para mejorar el Wi-Fi en casa.

Archivado en
WiFi

Deja tu comentario