Cómo llevar el Wi-Fi a otra planta y tener buena velocidad

Cómo llevar el Wi-Fi a otra planta y tener buena velocidad

La mayoría de nuestras conexiones hoy en día tienen lugar a través de las redes inalámbricas. Tenemos muchos dispositivos que se conectan por Wi-Fi. Sin embargo hay que tener en cuenta que estamos limitados a la cobertura que tengan. Esto puede suponer un problema si nos conectamos lejos del router. En este artículo vamos a explicar cómo llevar el Wi-Fi a otra planta y mantener una buena velocidad de Internet.

Las redes inalámbricas, muy presentes en nuestras casas

Como decimos, contar con una conexión sin cables es algo que está cada vez más presente en nuestro día a día. El auge de los dispositivos móviles, de los dispositivos IoT, hace que necesitemos contar con nuevas herramientas, nuevos equipos que nos ayuden a mejorar la velocidad, calidad y estabilidad de la conexión.

El problema es que en ocasiones hay obstáculos que impiden que todo vaya como nos gustaría. Especialmente la distancia, los muros y paredes pueden influir en que la conexión sea fluida o por el contrario tengamos cortes y la temida pérdida de velocidad.

Por suerte podemos hacer uso de diferentes equipos para mejorar la cobertura inalámbrica. Vamos a mencionar cómo llevar el Wi-Fi de una planta a otra cuando vivimos en una vivienda de dos plantas y queremos que en ambas la conexión sea buena.

Cómo tener Internet en dos plantas de una vivienda

Todos queremos que la conexión de Internet llegue a todos los rincones de nuestro hogar. Sin embargo cando hablamos de una casa de dos plantas esto puede ser un mayor problema. Podríamos toparnos con el inconveniente de los muros que afectan a la cobertura. Pero no está todo perdido, como vamos a ver.

Utilizar PLC para tener Internet en toda la casa

Una opción muy interesante para poder tener Internet en cualquier punto de la vivienda, incluso en otra planta, es utilizar dispositivos PLC. Como sabemos se trata de dos equipos de los cuales uno va conectado al router y a la electricidad, mientras que el otro se conecta en otro lugar de la vivienda, a la electricidad.

La conexión de Internet va a través de la red eléctrica. Esto es positivo ya que aprovecha el cableado para evitar pérdida de velocidad y poder llegar a zonas más remotas de la vivienda sin tener que utilizar la red inalámbrica.

Existen diferentes tipos de PLC y es que algunos funcionan únicamente ofreciendo conexión inalámbrica, mientras que otros pueden tener también puerto Ethernet. Es importante que elijamos el que más nos interese, ya que hay algunos equipos que solo funcionan por cable o solo por Wi-Fi.

La pérdida de señal es muy inferior si lo comparamos con otros equipos, como pueden ser repetidores o amplificadores. Por tanto es una solución bastante interesante para llevar Wi-Fi a otra planta.

PLC

Repetidores Wi-Fi

Una alternativa son los repetidores Wi-Fi clásicos. Básicamente lo que hacen es conectarse al router y a través de ese equipo repetir la señal a otros dispositivos. Lógicamente siempre vamos a perder velocidad de Internet, pero va a ser mejor que conectarnos directamente al router desde una distancia mayor.

Están indicados para poder mejorar la cobertura en los hogares, aunque sí es cierto que en ocasiones no son suficiente. Debemos asegurarnos de que realmente va a mejorar la conexión y no va a ser una inversión que sirva de poco.

Igualmente hay repetidores que cuentan solo con conectividad inalámbrica, mientras que otros también ofrecen la posibilidad de conectarnos por cable.

Evitar intrusos en el Wi-Fi

Comprar un router más potente o recolocarlo

Por supuesto siempre tendremos la opción de adquirir un router nuevo. Hay aparatos que son más potentes, que pueden ofrecer la conexión con mejor calidad sin importar tanto la distancia. Por ello podemos optar por adquirir un equipo que tenga antenas externas y que sea de mayor potencia.

De forma alternativa también debemos asegurarnos que el router está posicionado correctamente. Lo ideal es que esté lo más cerca posible de donde nos vayamos a conectar. Siempre decimos que una buena idea es colocarlo en una posición central de la vivienda. Ahora bien, si queremos llevar la conexión a otra planta quizás debamos orientar la posición para que llegue mejor a los lugares de esa segunda planta donde vayamos a conectarnos. Por ejemplo ponerlo justo debajo de una habitación en vez de en otra estancia mucho más alejada.

Mantener el router en buen estado

Plantearnos el uso de cable

Una última opción, aunque igual no podrá ser para muchos usuarios, es la de utilizar cable. Básicamente consiste en preparar nuestra vivienda con cables LAN para poder conectarnos desde otra planta.

Lógicamente esto va a necesitar una serie de infraestructuras y configuraciones. No es tan sencillo como utilizar dispositivos PLC o repetidores, por ejemplo.

En definitiva, estas son algunas opciones que tenemos para tener Wi-Fi en dos plantas de la vivienda. Podemos mejorar la conexión y que la velocidad de Internet vaya bien.

Archivado en
WiFi

Deja tu comentario