El 5G espera un paso definitivo para su puesta en marcha

El 5G espera un paso definitivo para su puesta en marcha

El 5G está llamado a ser la tecnología móvil que nos acompañe durante la próxima década. Va a estar presente en nuestros teléfonos durante los próximos años, con mejoras muy importantes en cuanto a velocidad, estabilidad y también cobertura. Sin embargo de momento no es una posibilidad para muchos, ya que la disponibilidad no es la mejor, así como tampoco hay una gran cantidad de dispositivos disponibles. Sin embargo es de esperar que este año haya un salto importante.

Gran inversión en infraestructuras 5G

Para que esta red esté disponible, para que sea una realidad que los usuarios puedan usarla en su día a día, es necesario contar con infraestructuras amplias. Esto significa que debe haber una gran inversión económica para lograr los objetivos. En este sentido durante este año se espera que el 5G represente un 21% de todas las inversiones en redes inalámbricas.

Estamos hablando de una cantidad más que significativa que va a impulsar la presencia de estas redes móviles a nivel global. Va a suponer que haya más cobertura y disponibilidad en los diferentes territorios y que, en definitiva, llegue a más usuarios particulares.

Ampliar el mercado, contar con una tecnología más presente y tener las infraestructuras necesarias, es el objetivo.

Las redes 5G no tendrán un impacto real

La pandemia no frena el avance del 5G

Como sabemos estamos inmersos en una pandemia en la que muchas inversiones se han visto frenadas. Ha habido una disminución de gasto en prácticamente todo a nivel global. No obstante la tecnología ha demostrado que es de vital importancia para poder ejemplo llevar a cabo el teletrabajo.

Pese a la pandemia del Covid-19, pese a todos los problemas que estamos viviendo a nivel mundial, el avance del 5G no se va a ver interrumpido. Al menos así lo indican los expertos, que creen, como vemos, que va a haber una gran inversión económica durante los próximos meses.

Hay que tener en cuenta que hay una mayor demanda de conectividad móvil. Requerimos cada vez más velocidad, estabilidad y calidad de la conexión. Tenemos más dispositivos que utilizan las redes, más servicios y plataformas que forman parte de nuestro día a día. Pero para que todos los proyectos salgan adelante, para que los usuarios puedan ver satisfecha esa demanda, se requiere de una fuerte inversión en infraestructura que nos facilite el acceso a las redes 5G.

Desde Gartner  han hecho previsiones de que el 21% de toda la inversión en infraestructuras inalámbricas van a ir encaminadas al 5G. Esto supone un aumento considerable respecto al año anterior, ya que en 2019 la cifra fue un 10,4% inferior.

Mirando al futuro próximo

Con vistas al futuro más próximo, desde Gartner esperan que en apenas tres años, para 2023, el 15% de todos los proveedores operen en redes 5G independientes sin necesidad de utilizar las infraestructuras del 4G existentes. Se espera que en las zonas más prósperas de Asia y EEUU la cobertura llegue al 95% del territorio.

Se espera que antes de esa fecha, ya en 2022 el 5G supere al 4G en cuanto a inversiones. Esto será así ya que cada vez más operadores irán dejando a un lado la anterior red para centrarse exclusivamente en la nueva.

Podemos decir por tanto que las inversiones en infraestructuras en el 5G van a estar muy presentes en los próximos meses y años. Los proveedores van a poner todo su empeño en intentar ofrecer a los usuarios la posibilidad de hacer uso de este servicio que sin duda va a ser muy demandado.

Mejorar la seguridad y velocidad en equipos IoT

Más dispositivos, más necesidades

A fin de cuentas los usuarios cuentan con una serie de necesidades que son cubiertas por la oferta disponible. Mientras más dispositivos, mientras más tecnología utilicemos, más necesidades pueden surgir.

Esto significa que con el paso del tiempo los usuarios van a ir contando con más tecnología en su día a día. Más dispositivos que van a requerir utilizar este tipo de redes para poder funcionar. De ahí que las infraestructuras necesarias deban estar presentes para poder conectarnos con total normalidad.

Aquí entra en juego principalmente el Internet de las Cosas. Este tipo de dispositivo están cada vez más presentes en nuestro día a día, pero en los próximos años vamos a vivir una explosión en cuanto a la demanda. Vamos a tener más y más equipos conectados a la red. Hablamos por ejemplo de electrodomésticos con acceso a Internet, dispositivos móviles de todo tipo, televisiones, luces…

Por tanto podemos decir que el 5G se está preparando cada vez más para ser la tecnología móvil que nos va a acompañar durante los próximos años. Va a ofrecer un amplio abanico de posibilidades, con mejoras importantes en velocidad, calidad y estabilidad de la conexión. De momento, eso sí, tocará esperar un tiempo hasta que esa infraestructura esté realmente extendida.

Archivado en
5G

Deja tu comentario