Algunos servicios de Streaming bajan la calidad para evitar problemas

Algunos servicios de Streaming bajan la calidad para evitar problemas

En los últimos días hemos vivido cambios a todos los niveles. Toda esta crisis del coronavirus ha traído también cambios importantes a la sociedad, a la manera en la que nos relacionamos y comunicamos. Como no podía ser de otra manera, también ha afectado a las conexiones de Internet y a cómo las utilizamos. Esto ha traído también problemas, lógicamente. Estos problemas se traducen en una mayor saturación de la red. Es lógico si pensamos que estamos utilizando las redes de una forma más intensa que de costumbre. En este artículo vamos a explicar por qué algunos servicios de Streaming han tenido que bajar la calidad.

Algunos servicios de Streaming han bajado la calidad

Hemos visto recientemente casos como YouTube o Netflix, que son dos de las plataformas de vídeo en Streaming más populares, en los que han tenido que bajar la calidad de la imagen. De media podemos decir que están aplicando un 25%. Esto se traduce en que los usuarios van a notar pequeños cambios como puede ser no ver de forma predeterminada los vídeos en 4K.

¿Por qué han tenido que tomar estas medidas? La respuesta está en el uso de las conexiones. En las últimas semanas son millones de usuarios los que están en casa. No hablamos solo de España, sino también de otras muchas personas en Europa. Esto puede provocar una sobrecarga excesiva del consumo de Internet.

Nuestras redes están preparadas para soportar una carga determinada. Es lo que podemos decir como un uso normal de Internet. Aunque haya millones de personas en casa, en circunstancias normales también son millones de personas las que están fuera en sus trabajos, en la calle, haciendo deporte… Esto hace que no siempre haya un número tan elevado de usuarios que están haciendo uso de la banda ancha en su casa.

Lógicamente el hecho de estar en nuestra casa de cuarentena provoca que utilicemos las redes Wi-Fi en vez de usar las redes de datos móviles. Eso provoca una sobrecarga de las peticiones de conexiones de banda ancha.

Ahora bien, a esto hay que sumarle también el uso intensivo que estamos dando a las redes. Vamos a explicar por qué es importante esto.

Un mayor uso de servicios de gran consumo

Hay que indicar que no es lo mismo que haya 1000 personas conectadas, por decir una cifra, simplemente navegando o consultando el correo, que 1000 personas viendo vídeos en Streaming, descargando archivos o jugando por Internet.

Durante esta cuarentena son millones de personas los que están viendo películas y series por Internet para matar las horas muertas, que no son pocas. Esto significa que están haciendo un uso muy intensivo de la red. Si eso lo trasladamos a los millones de usuarios en toda Europa, lo cierto es que algunas compañías han comenzado a experimentar problemas.

Han tenido que pedir a plataformas como Netflix o YouTube que bajen un poco la calidad de los vídeos. El hecho de ver un vídeo en 720p o verlo en 4K significa una diferencia muy grande en consumo de Internet. Básicamente lo podemos vincular al consumo de datos móviles que tendríamos si vemos un vídeo en alta calidad con nuestro móvil o bajamos esa calidad un poco.

Por todo ello estas compañías se han visto obligadas a bajar la calidad de los vídeos. Ya sabemos que en estos días son muchos los que trabajan desde casa. Eso también significa que podría perjudicar a muchos usuarios que necesitan realmente tener una conexión a Internet decente para poder llevar a cabo sus tareas.

Muchos usuarios reportan pérdida de velocidad

Más allá de esto que mencionamos, también queremos indicar que son muchos los usuarios que reportan una pérdida de velocidad de Internet. Podemos ver en redes sociales que muchos internautas indican que la conexión de Internet va peor de lo que están acostumbrados.

Esto es debido a lo que mencionamos: hay una gran saturación en la red. Son millones de usuarios los que hay en casa ahora mismo navegando por Internet, viendo series y películas en Streaming o simplemente jugando. Además, como podemos ver cada día, también son muchos los que realizan vídeo llamadas con familiares y amigos. Es, en definitiva, otro tipo de servicio que también consume mucho Internet.

Estamos por tanto en un periodo de tiempo donde estamos viviendo hechos inusuales. Las redes de Internet, como la propia sociedad, no esperaban algo así. Esto hace que nuestras conexiones no funcionen como suelen hacerlo y ver casos como los que mencionamos de algunas plataformas de vídeo en Streaming han tenido que bajar la calidad de las imágenes para no saturar aún más la red.

Archivado en
Internet

Deja tu comentario