Estafas que te puedes encontrar por correo electrónico

Estafas que te puedes encontrar por correo electrónico

El correo electrónico es sin duda un medio de comunicación muy utilizado por los usuarios en Internet. Es una herramienta que está muy presente tanto para particulares como para empresas. Nos permite estar en contacto con cualquier persona sin importar el lugar, así como enviar documentos y archivos o incluso servir para almacenar datos personales. Sin embargo también es un foco para los ataques en la red. Es una realidad. Por ello es importante protegernos y saber qué problemas pueden ocurrir. Vamos a dar una serie de consejos para ello.

El e-mail, una herramienta tan usada como peligrosa

No hay dudas de que los piratas informáticos ponen sus miras en aquello que alberga más usuarios. Eso significa que el e-mail es una plataforma que pueden atacar. Se aprovechan de que hay muchos usuarios que cada día hacen uso de este servicio para intentar llevar a cabo diferentes tipos de ataques.

Es importante que tengamos en cuenta el riesgo en caso de que no tomemos precauciones o podamos sufrir algún tipo de estafa. De esto vamos a hablar principalmente. Vamos a mostrar cuáles son las estafas más comunes que podemos sufrir al utilizar el correo electrónico.

Estafas más comunes por correo electrónico

El correo electrónico es foco de muchas estafas. Normalmente los piratas informáticos van a tener como objetivo robar nuestras credenciales, información personal y, en definitiva, infectar nuestros sistemas. Para ello pueden hacer uso de herramientas muy variadas. Pueden utilizar muchas estrategias que podrían terminar con nuestro equipo en riesgo de seguridad.

Ataques Phishing

Una de las estafas más comunes y peligrosas son los ataques Phishing. Como sabemos este tipo de ataques busca robar nuestras credenciales. Nos envían un mensaje donde se hacen pasar por una empresa legítima, pero en realidad se trata de un fraude. A la hora de iniciar sesión, de poner la contraseña, va a parar a un servidor controlado por los ciberdelincuentes.

Es importante que sepamos identificar cuándo un link que recibimos es una estafa. Nuestro consejo es no iniciar sesión nunca a través de enlaces que recibamos por correo electrónico. Lo mejor siempre es abrir directamente la página web en la barra del navegador. Solo así evitaremos problemas de este tipo.

Archivos adjuntos fraudulentos

También es bastante común que nos intenten estafar a través de archivos adjuntos fraudulentos. Va un poco en sintonía con lo que mencionábamos anteriormente. Puede que nos envíen una supuesta factura, un archivo que se hace pasar por un documento importante que hay que abrir.

El problema es que a la hora de ejecutar o descargar ese archivo en realidad lo que estamos haciendo es abrir o ejecutar un malware. Esto, lógicamente, puede poner en riesgo el buen funcionamiento de nuestro sistema y nuestra propia seguridad y privacidad.

Mensajes de Spam que buscan respuesta

Por otra parte también es muy común la estafa relacionada con un correo electrónico que recibimos donde nos realizan alguna pregunta o nos piden que contestemos. Se trata de un correo de Spam que no tiene otro objetivo que recopilar datos de los usuarios. ¿Cómo hacen esto? Si respondemos a ese correo estamos indicando que efectivamente detrás de ese e-mail hay un usuario activo.

Un mensaje de Spam, además de ser molesto, también puede ser un problema de seguridad importante. Lo mejor es que los ignoremos y nunca respondamos.

Ofertas y premios

Por supuesto no hay que olvidarse de las estafas relacionadas con ofertas y premios. Es muy común recibir un e-mail de este tipo. Nos envían una supuesta oferta o un premio que hemos ganado. Lo que buscan es captar nuestra atención.

Es vital que tengamos cuidado con este tipo de e-mail. Generalmente vienen acompañados de links a la supuesta oferta donde igual nos piden que descarguemos un archivo o introduzcamos datos. Es, en definitiva, una estafa muy presente en el correo electrónico.

velocidad de internet email

Consejos para mejorar la seguridad en el e-mail

El primer consejo que queremos dar es el de utilizar contraseñas que sean fuertes y complejas. De esta forma podremos evitar la entrada de intrusos que lleguen a comprometer nuestro sistema. Es fundamental que esa clave tenga letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales.

También hay que informar de la importancia de usar herramientas que sean oficiales. Siempre que utilicemos un programa para nuestro e-mail tenemos que hacer uso de software legítimo y seguro. Es cierto que en ocasiones podemos toparnos con opciones que nos ofrecen funciones adicionales, pero esto podría suponer un problema de seguridad.

Por último, aunque quizás lo más importante, el sentido común. Muchas de las estafas van a necesitar que llevemos a cabo alguna acción. Esto significa que vamos a tener que caer en la trampa. Es vital que cuidemos el buen hacer nuestro y de esta forma poder proteger nuestros equipos.

Archivado en
Seguridad y Privacidad

Deja tu comentario