¿Está seguro tu router? Malas prácticas que debes evitar

¿Está seguro tu router? Malas prácticas que debes evitar

El router es sin duda una pieza fundamental para nuestras conexiones a Internet. Es el dispositivo que nos permite conectarnos y navegar por la red. Los hay muy variados, pero hoy en día la mayoría ofrece garantías para conectarnos a través de las redes inalámbricas. Sin embargo en ocasiones los usuarios cometen errores a la hora de configurar este tipo de aparatos. Por ello en este artículo queremos hablar de las malas prácticas con el router y que pueden poner en riesgo la seguridad.

Malas prácticas que ponen en riesgo la seguridad del router

Mantener la seguridad a todos los niveles es algo fundamental. Son muchos los riesgos que podemos sufrir a la hora de navegar por la red y en ocasiones es debido a fallos que cometemos. Esos pequeños errores pueden poner en riesgo todos nuestros dispositivos.

La seguridad es un factor muy importante y hay que aplicarlo a todos los niveles. Esto significa que debemos contar con software que nos proteja, tener actualizados los equipos, mantener seguros nuestros dispositivos y, como no podría ser de otra forma, también mantener en buen estado el router.

El problema es, como hemos indicado, que en muchas ocasiones los usuarios  tienen malas prácticas. Cometen errores que pueden comprometer el buen funcionamiento de este tipo de dispositivo. Por ello vamos a tratar de mencionar cuáles son algunas de las malas prácticas que solemos cometer.

Mantener la contraseña que viene de fábrica

Sin duda uno de los principales errores que cometemos en el router es mantener la contraseña que viene de fábrica. Lo normal es que al adquirir un nuevo router venga con una clave tanto para acceder al dispositivo como también para conectarnos a la red Wi-Fi.

El problema es que muchos usuarios mantienen esas mismas contraseñas. No son conscientes de la importancia de cambiar la clave del Wi-Fi genérica que viene cuando adquirimos un nuevo dispositivo. También es esencial cambiar la contraseña para acceder al router.

Los piratas informáticos pueden basarse en las contraseñas genéricas para poder averiguar cuál es la clave de esa red. Simplemente con saber el modelo del aparato (lo pueden averiguar al ver el nombre del Wi-Fi en muchos casos) podrían utilizar diccionarios y, a través de la fuerza bruta, tener posibilidades de entrar.

Pero no solo hay que tener en cuenta la importancia de proteger las redes inalámbricas, sino que también será esencial cifrar correctamente el acceso al router. Debemos utilizar contraseñas que tengan letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales.

Crear contraseñas difíciles de averiguar

Utilizar un cifrado inseguro

Por supuesto otro error común es utilizar cifrados que no sean seguros. Un ejemplo es el WEP, que está obsoleto y permite que un atacante con los conocimientos adecuados pueda acceder a esa red y comprometer nuestra seguridad.

Será esencial por tanto utilizar un cifrado que sea realmente seguro y fiable. Tenemos que utilizar algunos como WPA-2 que es a día de hoy el más seguro hasta que esté realmente disponible el WPA-3 a todos los niveles.

Creer que el filtrado MAC realmente protege

Una mala práctica para intentar proteger nuestro router es crear un filtrado MAC. Esto podría parecer que realmente protege de la entrada de piratas informáticos, pero lo cierto es que como medida de seguridad es inservible.

Nuestro consejo es no tener el filtrado MAC como una medida realmente efectiva para proteger la seguridad de nuestros aparatos.

No estar al tanto de las actualizaciones del firmware

Por otra parte, es muy importante estar al tanto de las actualizaciones del firmware que haya presentes. A veces surgen vulnerabilidades que pueden poner en riesgo la seguridad de los sistemas y dispositivos. Es muy importante que siempre actualicemos correctamente y tengamos las últimas versiones instaladas.

Nuestro consejo es no pasar por alto las actualizaciones del firmware que haya disponibles. Tenemos que tener siempre las últimas versiones instaladas y no comprometer nuestra seguridad.

En definitiva, estas son algunas de las principales malas prácticas que cometen los usuarios para intentar proteger el router. Es importante que las evitemos y que tomemos medidas realmente efectivas para mantener la seguridad en la red. El objetivo no es otro que preservar el buen funcionamiento.

Evitar intrusos es fundamental para mantener la velocidad

Son muchos los factores que pueden favorecer o perjudicar la velocidad de Internet. Sin duda uno de los más importantes que pueden comprometer el buen funcionamiento de las conexiones es tener intrusos en las redes.

Esto hace que sea necesario tomar medidas para evitar que cualquiera pueda entrar en nuestra red y comprometer la seguridad. Es muy importante llevar a cabo buenas acciones para proteger nuestros dispositivos, además de tener en cuenta la importancia de que todos aquellos equipos conectados estén igualmente seguros.

Os dejamos un artículo donde damos consejos sobre cómo hacer que el navegador esté seguro.

Archivado en
Seguridad y Privacidad

Deja tu comentario