¿Está cerca el fin de las redes Wi-Fi en casa?

¿Está cerca el fin de las redes Wi-Fi en casa?

Las redes inalámbricas son muy importantes hoy en día. La manera en la que nos conectamos a Internet ha cambiado enormemente en cuestión de años. Si echamos la vista atrás recordaremos que hace no demasiado tiempo lo normal era conectarse a la red con un ordenador conectado por cable al router. Poco a poco fueron apareciendo los dispositivos móviles y con ellos la mejora de las redes Wi-Fi. Sin embargo para los próximos años surge una duda: ¿estará cerca el fin del uso de las redes Wi-Fi? El 5G puede tener la culpa.

La importancia de las redes inalámbrica en los nuevos dispositivos

Cada vez tenemos más dispositivos conectados a la red. Es lo que conocemos como dispositivos IoT, que son todos aquellos que tenemos en nuestros hogares con conexión a Internet y que están presentes en nuestro día a día. El auge de la tecnología, las nuevas conexiones y la mejora de las redes inalámbricas hacen que tengamos más y más equipos conectados.

Hasta ahora lo ideal era conectarse al móvil a través de redes Wi-Fi. Por un lado ofrece más velocidad y estabilidad de la conexión, siempre y cuando la cobertura sea la adecuada. Pero también nos permite ahorrar en la tarifa de datos. Por tanto los usuarios siempre que pueden intentan conectarse a una red Wi-Fi. Seguro que muchos de los lectores en cuanto llegan a casa desconectan los datos y navegan a través de la red Wi-Fi.

Pero ahora se nos presenta una incógnita debido a la llegada del 5G: ¿seguiremos utilizando la red Wi-Fi como hasta ahora? Lógicamente con la llegada de esta nueva tecnología vienen mejoras importantes. Tendremos más velocidad, más estabilidad y sobre todo una mejor cobertura en interiores.

El 5G puede poner fin al Wi-Fi como lo conocemos

No hablamos de que las redes Wi-Fi vayan a desaparecer, ni mucho menos. Pero sí podemos estar ante un cambio de tendencia importante. A fin de cuentas la llegada del 5G va a traer mejoras en todo lo relacionado con las conexiones inalámbricas. De hecho muchos dispositivos IoT van a poder llevar a cabo diferentes funciones gracias a estas redes.

Tendremos una velocidad mayor, una calidad de la señal mucho mejor y una cobertura más amplia en toda la casa. No dependeremos tanto de la calidad del router, de tener que utilizar amplificadores, etc.

Hoy en día la cobertura inalámbrica que ofrece un router es limitada. Esto especialmente ocurre cuando la red no está optimizada o no usamos amplificadores. Podemos tener verdaderos problemas para navegar por Internet en determinados lugares de la vivienda o lugar de trabajo.

Para muchos esto hace que el 5G pueda poner fin a la manera en la que nos conectamos al Wi-Fi. Puede que en muchos casos sea un sustituto muy importante. Sobre el papel va a mejorar los registros de una red Wi-Fi normal.

5g usos

Los datos móviles, principal problema

Sin duda uno de los principales problemas o barrera para que esto tarde en ocurrir es la tarifa móvil. Normalmente los usuarios tienen unos datos móviles limitados. Esto significa que nuestra tarifa únicamente cuenta con una capacidad y una vez se gasta la velocidad disminuye o directamente no podemos navegar.

Con el 5G, al menos a corto plazo, parece que todo va a seguir igual. Es cierto que tendremos mucha más velocidad, mejor cobertura, menos latencia… Pero seguiremos teniendo tarifas limitadas. Al menos eso ocurrirá en la mayoría de casos. Ahora bien, esto también podría cambiar. Podemos estar cerca de ver tarifas de datos móviles realmente ilimitadas y a precios competentes.

Sin duda esto que mencionamos puede hacer que muchos usuarios cambien la manera en la que se conectan a Internet. Podemos prescindir de las redes Wi-Fi en favor de conectarnos directamente a una red 5G y poder navegar.

No será un cambio a corto plazo

Hay que tener en cuenta que todo esto que mencionamos no va a estar presente a corto plazo. Muchos esperan que el cambio real llegue dentro de 8 o 10 años, cuando las redes Wi-Fi podrían realmente dejar de utilizarse. El auge de las redes 5G, el aumento de los dispositivos IoT que se conectan a través de esta tecnología, puede hacer que los routers de hoy en día pasen a un segundo plano.

Para que esto ocurra será fundamental que las tarifas móviles tengan una mayor capacidad. Al menos vamos a tener que contar con tarifas móviles que ronden los 200 GB mensuales. Algunos usuarios incluso más. De esta manera podremos navegar por Internet con ordenadores portátiles, tablets y otros dispositivos sin preocuparnos por agotar nuestra tarifa.

De momento tendremos que esperar y ver qué tal responden los usuarios a la llegada del 5G. Poco a poco irán apareciendo nuevos dispositivos compatibles con esta tecnología. Nuevos equipos que podremos poner a prueba para navegar por la red.

Archivado en
5G

Deja tu comentario