Todo lo que influye en la velocidad de Internet además de la tarifa

Todo lo que influye en la velocidad de Internet además de la tarifa

La velocidad de Internet es un factor que importa mucho a los usuarios hoy en día. Es necesario contar con una conexión acorde a las necesidades que tenemos. Sin embargo hay que tener en cuenta que para que el Internet vaya rápido no solamente va a influir la tarifa que tengamos contratada. No importa solo si tenemos 100 Mbps contratados, por ejemplo. Por ello en este artículo vamos a hablar de todo lo que influye para que Internet vaya rápido o no. Una serie de aspectos que podemos controlar para mejorar la calidad y estabilidad.

Qué influye en la velocidad de Internet en nuestros equipos

Hay que tener en cuenta que algo fundamental para la conexión a Internet va a ser todo lo relacionado con nuestros equipos. Hablamos de algunos factores que afectan a los ordenadores o dispositivos móviles. En ocasiones podremos controlarlos y hacer que la velocidad de Internet sea mejor.

Dispositivos limpios de amenazas

Algo que influye mucho en la velocidad de Internet es mantener los dispositivos libres de amenazas. Con esto nos referimos a que no tengan malware en el sistema. Cualquier virus puede afectar y mermar mucho la conexión a Internet. Puede comprometer seriamente nuestros equipos y hacer que funcionen mal.

Todo esto no se traduce únicamente en problemas de seguridad y de mal funcionamiento de lo que es el sistema, sino que también puede afectar de lleno en la velocidad de Internet. Podemos experimentar problemas al navegar por la red y comprobar cómo nuestra conexión no funciona como debería.

Actualizados correctamente

Por supuesto otro aspecto que influye mucho en la velocidad de Internet es tener el dispositivo correctamente actualizado. Esto puede mejorar diferentes funciones y características. Podemos mejorar el rendimiento general del equipo y de esta forma optimizar la conexión.

Esto es algo que debemos aplicar sin importar qué dispositivo estamos utilizando o qué sistema operativo tenemos instalado. Es algo que hay que tener siempre presente y también para evitar vulnerabilidades que pongan en riesgo la seguridad.

Tener cuidado con complementos que afecten a la conexión

Muchos programas como puede ser el navegador pueden tener diferentes complementos. Algunas extensiones, por ejemplo, ayudan a incluir mejoras interesantes para nuestro día a día. Sin embargo el hecho de abusar de estos complementos también puede influir a la hora de navegar por la red y de utilizar la conexión con una velocidad adecuada.

Por tanto nuestro consejo es tener cuidado con la cantidad de complementos que instalamos en nuestros sistemas. Un exceso de los mismos puede provocar problemas que afecten al buen funcionamiento de la conexión.

Usar programas correctamente

Es importante también analizar qué tipo de programas vamos a utilizar. A veces nos encontramos con la posibilidad de instalar herramientas de terceros que pueden tener ciertas especificaciones y complementos añadidos que pueden ser interesantes. Sin embargo esto también podría suponer un problema y llegar a ralentizar la conexión de Internet o no lograr que nuestro equipo aproveche al máximo los recursos.

Recomendamos instalar únicamente programas oficiales y asegurarnos de que están correctamente configurados y en pleno funcionamiento. Esto nos ayudará a lograr la máxima velocidad de Internet, más allá de que esos programas funcionen correctamente y eviten también la entrada de intrusos.

Uso excesivo aplicaciones conectadas a Internet

Algo similar ocurre con el exceso de aplicaciones conectadas a Internet. Si en nuestro ordenador o dispositivo móvil tenemos una gran cantidad de programas que estén utilizando la red en ese momento vamos a tener problemas de velocidad.

Esto ocurrirá especialmente si la conexión es limitada. A la hora de descargar un programa, por ejemplo, nuestro equipo puede necesitar recursos. Será vital tener en cuenta esto.

Mejorar la velocidad de Internet

Aspectos que influyen en la velocidad de Internet en el router

También, además de los aspectos que hemos mencionado dentro de los dispositivos, hay que tener en cuenta el propio router. Hay algunos puntos que pueden ser determinantes para no tener problemas a la hora de navegar por Internet. Aspectos que, independientemente de la tarifa contratada, pueden afectar a la velocidad.

Colocación del router

Esto es fundamental para mantener la velocidad más allá de la tarifa que tengamos contratada. Normalmente los usuarios se conectan al router a través de la red inalámbrica. Esto significa que la posición del router va a ser fundamental para preservar la velocidad.

Lo ideal es que esté en una situación central, para que de esta forma reparta mejor la conexión. Será interesante que esté en una posición elevada y alejado de otros dispositivos que puedan interferir. Además, si vamos a conectarnos únicamente desde una zona de la vivienda, podríamos poner allí el router y de esta forma aprovechar al máximo la conectividad.

Elegir la banda correcta

Otro aspecto fundamental que puede influir en la velocidad de Internet es elegir correctamente la banda. Como sabemos tenemos la posibilidad de usar la banda de 2,4 GHz y de 5 GHz en la mayoría de routers modernos. La primera es la mejor cuando vamos a conectarnos desde una distancia considerable. La segunda es la que nos ofrece la máxima velocidad, aunque en este caso es más sensible a la distancia y posibles muros o paredes.

La banda de los 2,4 GHz es la que permite que nos conectemos desde una mayor distancia. Va a permitir también reducir el impacto de paredes y muros. En cambio la banda de los 5 GHz es la que va a ofrecer una mayor velocidad. Eso sí, esta última puede tener problemas en cuanto nos alejemos más del punto de acceso.

Seguridad del router

Por supuesto no podemos olvidarnos de la seguridad del router. Si queremos mantener la velocidad será necesario que el dispositivo esté perfectamente seguro. Para ello debemos crear contraseñas que sean fuertes y complejas tanto para la red Wi-Fi como para acceder al dispositivo.

También debemos asegurar el router mediante actualizaciones de firmware. A veces pueden surgir fallos de seguridad que son resueltos mediante actualizaciones y parches que debemos instalar siempre.

En definitiva, estos son algunos factores que pueden influir en la velocidad de Internet más allá de la tarifa contratada. Debemos cuidar tanto los equipos que vamos a usar para navegar por la red, como también el router. Ambos deben estar correctamente actualizados, configurados y con todo lo necesario en cuanto a seguridad.

Archivado en
Conexiones

Deja tu comentario