Switch, router y hub: diferencias y usos de cada dispositivo

Switch, router y hub: diferencias y usos de cada dispositivo

Cuando hablamos de las conexiones a Internet y los diferentes componentes que podemos encontrar, hay que tener en cuenta que existen muchos tipos. Cada dispositivo, cada componente, es esencial para algo en concreto. A veces pueden llegar a confundirse por tener un uso parecido. En este artículo vamos a hablar de tres de esos dispositivos que están relacionados con la red y que permiten conectar equipos. Vamos a explicar las diferencias entre un router, switch y hub. Una explicación sobre el funcionamiento de cada uno de ellos.

Qué es un switch

Un switch es básicamente un dispositivo que permite la interconexión de diferentes equipos dentro de una misma red. Esto puede ser utilizado en una vivienda particular, un centro de trabajo, lugar de estudio… Los dispositivos son muy variados, pero generalmente tienen el mismo fin: poder conectar varios equipos.

Podemos encontrarnos con switches de 4-6 conectores, que son los más básicos y habituales en viviendas, hasta otros mucho más complejos capaces de interconectar decenas de dispositivos. También la velocidad que ofrece puede variar, ya que tendremos que tener en cuenta si cuentan con puertos Gigabit Ethernet o simplemente Ethernet, lo que significa ofrecer velocidades de hasta 1 Gbps o 100 Mbps, respectivamente.

Hay que tener en cuenta que un switch por sí solo no proporciona conexión a Internet ni tampoco conectividad a otras redes. Únicamente sirve para unir o conectar otros dispositivos entre sí. Existen muchas opciones y podemos elegir la que más se adapte a nuestras necesidades, ya que no es lo mismo un uso doméstico, para conectar equipos en una vivienda, que en una gran empresa donde vamos a conectar muchos equipos.

Pongamos que tenemos un router con acceso a Internet. Podemos conectar un ordenador a ese router directamente o también conectarlo a través de un switch. Ese switch está conectado al router y permite interconectar otros dispositivos como pueden ser ordenadores, impresoras o cualquier equipo compatible.

Un switch tiene diferentes usos como puede ser compartir información, compartir impresoras, conexión a Internet… Por ejemplo nos permite que todos los equipos conectados a una red puedan utilizar la misma impresora o poder compartir archivos entre esos dispositivos.

Switch de red

Qué es un hub

Otro dispositivo similar es lo que se conoce como hub. En este caso estamos ante un aparato más sencillo pero que puede tener ciertas similitudes que puedan confundirse. El objetivo básico es establecer una interconexión de los equipos conectados dentro de una red local.

Lo que hace el hub es acumular información que posteriormente la transfiere a otros equipos. Los ordenadores pueden conectarse a través de cables LAN con el hub. Una vez la información llega al hub es transmitida al resto de equipos que están conectados.

Hoy en día lo cierto es que han perdido bastante peso frente a los switches. El motivo es que su uso es muy básico y han pasado a formar parte únicamente de usuarios particulares y poco más. Tienen más limitaciones y han pasado a un segundo plano. En caso de tener que elegir entre un hub y un switch, la mejor opción es este último.

Qué es un router

Sin duda estamos ante un dispositivo mucho más importante. Es básico para una red local y es lo que los usuarios tienen en casa para poder navegar por Internet. Un router lo que hace es transmitir paquetes de datos entre distintas redes. Utiliza al menos dos redes, que son LAN y WLAN. Como sabemos es para conectarnos a través de cable o de forma inalámbrica.

Los routers pueden ser más o menos complejos. Incluso un router podría actuar como switch y hub también. Hay que tener en cuenta que algunos cuentan con varios puertos Gigabit Ethernet, otros solo Ethernet, etc. Hoy en día la mayoría tienen conectividad inalámbrica, ya que el auge de los dispositivos móviles así lo exige.

A un router podremos conectar tantos equipos por cable como puertos tenga disponible. Más dispositivos podríamos conectar de forma inalámbrica, aunque siempre partiendo de un límite lógico que permita operar correctamente.

La principal diferencia entre el router y los otros dos dispositivos es que puede conectar un equipo no solo en red local, sino también con otras redes. Es el punto más importante que lo diferencia frente a los switches y hubs. Esto también hace que pueda ser atacado por intrusos, por lo que siempre debemos mantener la seguridad, tenerlo actualizado y no cometer errores al utilizarlo.

Todos estos dispositivos sirven para ampliar la red local por cable

Algo que definen a estos tres dispositivos (switch de red, hub y router) es que los podemos utilizar para ampliar la red local por cable en nuestro hogar. Podemos llevar la conexión a otras zonas de la vivienda y poder conectarnos desde otros dispositivos sin problemas. Es cierto que podemos utilizar amplificadores de red Wi-Fi, dispositivos PLC o sistemas Wi-Fi Mesh. Sin embargo, si queremos ganar en estabilidad y mantener en todo momento la velocidad, la mejor opción puede ser el cable.

Gracias a utilizar un switch de red, hub o router vamos a poder distribuir la conectividad a otros dispositivos por cable. Podremos conectar otros ordenadores, televisiones y cualquier dispositivo que funcione a través de un cable LAN. Siempre es importante elegir bien la opción que más se adapta a lo que necesitamos.

En definitiva, estas son las funciones básicas que tienen los switches, hubs y routers. Son dispositivos que en ocasiones pueden confundirse pero tienen funcionalidades y capacidades distintas. El más importante, el que es clave en nuestro día a día para conectarnos, es el router. Los switches pueden ser muy interesantes tanto a nivel de usuario como de empresas para conectar otros equipos en red.

Archivado en
Conexiones

Deja tu comentario