HTTP3: ¿Realmente mejora la velocidad de Internet?

HTTP3: ¿Realmente mejora la velocidad de Internet?

Contar con una buena conexión a Internet y que tenga una gran velocidad es algo que valoran mucho los usuarios. Es cierto que en los últimos años todo lo relacionado con Internet ha mejorado notablemente. Hoy en día tenemos redes mucho más potentes y capacitadas para nuestras necesidades. Ahora bien, esto no significa que estén exentas de problemas. Pueden surgir complicaciones que provoquen una pérdida de velocidad o que la calidad de la señal no sea la adecuada. En este artículo vamos a explicar qué es el protocolo HTTP3 y si realmente va a mejorar la velocidad de Internet.

Qué es el protocolo HTTP3

El protocolo HTTP3 viene a suceder al anterior HTTP2. Se basa en el protocolo experimental QUIC y uno de los cambios principales es que utiliza UDP como base en vez de TCP. Ahora bien, ¿en qué se traduce esto exactamente? Podemos decir que es el protocolo que va a estar presente en los navegadores modernos durante los próximos años.

Su función principal será reducir la latencia a la hora de entrar en sitios web, así como el rendimiento general al navegar. También incorpora importantes novedades para hacer que los sitios sean más seguros. Ya sabemos que la seguridad es un punto fundamental y tiene que estar presente en nuestros dispositivos.

Al tiempo de escribir este artículo, este protocolo está presente ya en navegadores como Google Chrome Canary, la versión donde lanzan las pruebas en el popular navegador de Google. También está presente en Firefox Nightly, la versión de pruebas del popular navegador de Mozilla. Es de esperar que en las próximas fechas esté disponible en la versión estable y pueda llegar a todos los usuarios.

También hay que destacar que no todos los sitios web van a poder utilizar HTTP3 en la actualidad. Poco a poco irán llegando más sitios capacitados con este nuevo protocolo.

Mejorar la velocidad de Internet con HTTP3

¿Mejorará la velocidad de Internet HTTP3?

Dejando un lado todo lo que hemos comentado, vamos a lo importante: ¿Va a mejorar realmente la velocidad de Internet el protocolo HTTP3? La respuesta es sí y no. Vamos a explicarlo.

Esto hay que mencionar que es interpretable. Es decir, la velocidad de Internet por sí misma no la va a mejorar. Cada usuario tendrá una conexión y una velocidad independientemente de que este protocolo esté disponible o no. A la hora de descargar archivos, subirlos a la red o ejecutar aplicaciones como por ejemplo para ver vídeos en Streaming, no va a mejorar nada.

Sí va a mejorar la velocidad a la hora de navegar. Es decir, va a mejorar los tiempos de carga de las páginas web que abrimos en el navegador. Esto es así ya que reduce la latencia. Es capaz de enviar datos de una manera más veloz y además es menos susceptible a tener errores.

A diferencia de su antecesor, HTTP3 es capaz de enviar múltiples datos como HTML, JavaScript, CSS e imágenes al mismo tiempo. Esto hace que podamos navegar por la red a una mayor velocidad, aunque la velocidad propiamente dicha de la conexión no haya cambiado.

La velocidad de Internet, clave para los usuarios

Hay que tener en cuenta que algo vital para los usuarios hoy en día es contar con una conexión estable y que tenga una buena velocidad de Internet. La llegada de tecnologías como el Wi-Fi 6 o el 5G va a traer también cambios importantes en nuestro día a día. Vamos a poder utilizar dispositivos que requieren de una latencia mínima y la necesidad de contar con una conexión a Internet muy estable.

Para que todo esto esté presente necesitamos que todas las partes funcionen correctamente. Hablamos de en primer lugar contar con una conexión a Internet fuerte, también tener un buen router y en buen estado, así como dispositivos capaces de conectarnos a esa red. Pero más allá de esto también entran en juego partes de terceros como pueden ser los navegadores o las diferentes herramientas que utilicemos para aprovechar la red.

Ahí importan aspectos como el HTTP3 que poco a poco estará presente en más sitios y en más navegadores. No va a mejorar la velocidad de Internet como tal, pero sí la velocidad de navegación. Vamos a poder entrar en páginas que carguen de una manera más rápida, sean más estables y también más seguras.

En definitiva, la velocidad de Internet es algo fundamental para los usuarios y cada vez podremos ver más tecnologías que mejoran su capacidad.

Archivado en
Internet

Deja tu comentario