El Internet de los Pagos y cómo cambiará nuestro día a día

El Internet de los Pagos y cómo cambiará nuestro día a día

Vivimos en una época en la que Internet ha cambiado nuestra forma de vida en muchos aspectos. Han surgido nuevos dispositivos, nuevas formas de acceso a la información, métodos para llevar a cabo acciones cotidianas… Esto ha provocado que poco a poco aparezcan nuevos términos. Uno de ellos es el de Internet de las Cosas. Como sabemos son todos los dispositivos de nuestro hogar que están conectados a la red. Hoy nos hacemos eco de un nuevo término que cada vez está más presente entre nosotros. Se trata del Internet de los Pagos. Vamos a explicar en qué consiste y cómo ha cambiado la forma en la que gestionamos los pagos y cobros por Internet.

El Internet de los Pagos

Para muchos vivimos en la actualidad en la época del Internet de los Pagos. Básicamente significa hacer uso de los dispositivos del Internet de las Cosas para realizar transacciones económicas. Es algo que ya está presente, pero que sin duda va a estarlo mucho más en un futuro próximo.

Pagar con el móvil, enviar una transferencia por Internet, consultar el saldo bancario desde la Tablet… Son cosas cotidianas que y no nos sorprenden. Sin embargo están surgiendo métodos nuevos que hace unos años nos parecían impensables en su mayoría.

Esto es lo que muchos han acuñado con el nombre del Internet de los Pagos, haciendo alusión al Internet de las Cosas. Llevar a cabo pagos y transacciones a través de dispositivos inteligentes.

Ejemplos del Internet de los Pagos

Hoy en día podemos contar con muchos dispositivos que nos permiten realizar pagos directamente pulsando un botón. Una manera rápida y sencilla de enviar dinero, realizar una compra o simplemente consultar el saldo. No hablamos únicamente de utilizar un ordenador o el móvil para ello, sino que se extiende cada vez más a otros dispositivos.

Un ejemplo es la posibilidad de realizar un pago simplemente acercando nuestro reloj al a terminal TPV. No es algo que esté muy extendido en la actualidad, pero sin duda es una posibilidad que poco a poco utilizarán más usuarios. Esto es un ejemplo del Internet de los Pagos. Los relojes inteligentes cuentan con NFC y podemos configurarlo para realizar pagos como si fuera una tarjeta bancaria.

También podemos comprar directamente desde determinados dispositivos de reproducción de vídeo. Una manera rápida y sencilla de comprar contenido como películas y series simplemente desde el propio aparato y la televisión.

La evolución tecnológica está acercando cada vez más a los usuarios al Internet de los Pagos. Los expertos aseguran que la tendencia está en pleno auge y que a corto plazo estará mucho más integrado en nuestro día a día. Sin duda aparecerán nuevos dispositivos y diferentes posibilidades que cambiarán en gran medida la manera en la que emitimos pagos.

Consejos para mejorar la velocidad de Internet en el móvil

Cómo ha cambiado Internet la manera en la que gestionamos los pagos y cobros

Más allá del Internet de los Pagos y los nuevos dispositivos que han surgido y van a surgir, lo cierto es que Internet ha cambiado en los últimos años enormemente la manera en la que gestionamos los pagos y cobros.

Hablamos tanto a nivel empresarial como a nivel de usuarios. Hoy en día contamos con numerosas aplicaciones bancarias con las que podemos enviar y recibir dinero fácilmente. Por ejemplo si estamos en una comida y hay que dividir gastos, podemos enviar dinero a otra persona desde el móvil en cuestión de segundos. Algo que bien podría parecer futurista y casi inalcanzable hace solo unos años.

También ha cambiado radicalmente el mercado a todos los niveles. Desde casi cualquier dispositivo con acceso a Internet vamos a poder entrar en las múltiples plataformas y servicios con los que poder comprar o vender productos. Los métodos de pago online son muy variados y están al alcance de cualquiera.

No hay dudas de que el panorama comercial ha cambiado gracias al mercado online. Hoy en día la red nos ofrece un gran abanico de posibilidades para comprar todo tipo de productos y servicios. Cosas que hace unos años teníamos muy lejanas y complicadas de obtener, en la actualidad están al alcance de unos clics.

En definitiva, el Internet de los Pagos es algo que ya está en nuestro día a día en muchos casos. No obstante es un término que ganará peso a corto y medio plazo. Cada vez aparecerán más dispositivos del Internet de las Cosas que nos permitirán emitir pagos fácilmente.

Por otra parte, siempre que realicemos pagos por Internet hay que tener en cuenta que la seguridad es muy importante. Es vital que siempre utilicemos programas oficiales, que los tengamos actualizados y que cuidemos la seguridad de los dispositivos. De esta forma podremos evitar sufrir diferentes tipos de ataques que comprometan nuestros pagos en la red, nuestra privacidad y, en definitiva, la seguridad de los dispositivos.

Archivado en
Internet

Deja tu comentario