Qué tipos de ataques son los más frecuentes en routers y cómo evitarlos

Qué tipos de ataques son los más frecuentes en routers y cómo evitarlos

Cuando nos conectamos a Internet hay muchos dispositivos, funciones y características que son importantes para que todo vaya bien. El hecho de que algún eslabón de la cadena se rompa podría dejarnos sin conexión o hacer que ésta sea muy limitada. Sin duda una de las cuestiones más importantes es el router y su buen funcionamiento. A veces puede sufrir problemas de seguridad que comprometan el buen uso. En este artículo vamos a hablar de cuáles son los tipos de ataques más frecuentes contra routers y qué podemos hacer a nivel de usuario para evitarlos.

Ataques más frecuentes contra routers

Modificar la configuración DNS

Uno de los ataques más frecuentes que podemos sufrir en nuestros routers son los ataques que buscan modificar la configuración DNS. Es algo que ha estado presente en diferentes países en los últimos tiempos y que sin duda puede poner en riesgo la seguridad y privacidad de los usuarios.

¿En qué consiste esto? Cuando ponemos una dirección en el navegador nuestro router lo que hace realmente es redirigirnos a un sitio en concreto. Interpreta las letras y números que ponemos, lo es el dominio, y nos muestra la página correspondiente con él. Lo que hacen los piratas informáticos es modificar la configuración DNS, que es lo que hace que el router interprete esas páginas que nosotros ponemos.

De esta forma si estamos introduciendo una dirección para entrar en nuestra cuenta bancaria nos lleva directamente a la página del banco. Lo mismo con cualquier cosa. Sin embargo si han logrado modificar esa configuración DNS al introducir los valores nos podría redirigir a una página que ha sido modificada de forma maliciosa. Simular ser por ejemplo el banco que mencionamos, pero en realidad es un sitio controlado por los ciberdelincuentes. De esta manera podrían robar nuestros datos.

IP Spoofing

Es así como se llama a los ataques a través de los cuales logran inyectar código malicioso en nuestra red. Esto les permitiría obtener acceso no autorizado y tener un control. Lógicamente esto también pone en riesgo nuestra seguridad y privacidad.

Básicamente lo que hacen a través de IP Spoofing es modificar nuestros paquetes de datos. Es importante protegernos ante este tipo de ataques, sin importar si somos usuarios muy activos de Internet o no.

Ataque DoS

Sin duda es uno de los tipos de ataques más populares en redes. Normalmente atacan organizaciones importantes o sistemas de redes empresariales. Pero también puede que nuestro router forme parte de una botnet.

Lo que puede provocar este tipo de ataque es la denegación de servicio, como su nombre indica. Hace que se colapse y sea imposible o casi imposible navegar. Pueden atacar páginas webs en concreto, plataformas diversas y también routers particulares.

Robar nuestras claves de acceso

No puede faltar uno de los ataques más populares como es el intento de robo de contraseñas Wi-Fi. Ya sabemos que proteger nuestras redes es vital, pero no siempre lo hacemos correctamente.

Los piratas informáticos pueden intentar acceder a una red Wi-Fi a través de diferentes métodos de ataque. Su objetivo no es otro que obtener la clave de acceso y entrar. Esto podría comprometer nuestra seguridad, así como poner en peligro la velocidad de Internet.

Crear redes falsas

Aunque esto no afecta directamente a nuestro router, sí es un tipo de ataque que está relacionado con nuestras redes. Es cierto que esto no es algo común contra los usuarios particulares, ya que está más orientado a empresas o tiendas.

Básicamente lo que hacen los ciberdelincuentes es crear redes falsas que simulan ser la nuestra. La crean con el mismo nombre para confundir a los usuarios que intenten acceder. De esta forma podrían redirigir tráfico e incluso llegar a robar información y datos de las víctimas.

Cómo protegernos de este tipo de ataque

Es importante que tomemos conciencia de que son muchos los tipos de ataques que podría sufrir nuestro router. Por ello es conveniente que lo protejamos correctamente. Para ello vamos a dar una serie de consejos.

Lo primero y más importante es no mantener la configuración y contraseñas de inicio. Es decir, es importante cambiar el nombre de la red, la clave Wi-Fi y también las credenciales para acceder al router. Esto es básico y hay que tenerlo en cuenta.

También hay que mantener siempre el firmware actualizado correctamente. A veces pueden surgir vulnerabilidades que son aprovechadas por los piratas informáticos para desplegar ataques. Es interesante contar siempre con las últimas versiones y así, además de mejorar el rendimiento, mantendremos la seguridad.

Por otra parte es interesante también estar al tanto de posibles vulnerabilidades que afecten con los protocolos de red. Hoy en día WPA2 es lo más seguro para proteger nuestra red Wi-Fi. Hay que evitar cifrado WEP, por ejemplo, que está obsoleto.

En definitiva estas son las medidas básicas para proteger nuestro router y evitar que sufran algún tipo de ataque.

Archivado en
Seguridad y Privacidad

Deja tu comentario