Cómo solucionar problemas de Internet lento en Windows 10

Cómo solucionar problemas de Internet lento en Windows 10

Hoy en día el sistema operativo más utilizado en equipos de escritorio es Windows 10. Es el más usado para navegar por Internet, por tanto. Podemos hacerlo tanto de forma inalámbrica como a través de cable. Sin embargo pueden surgir problemas en ocasiones que hagan que no funcione correctamente. En este artículo vamos a explicar cómo solucionar problemas de Internet lento en Windows 10. Vamos a hablar de los problemas más comunes y que más afectan a los usuarios. De esta forma evitaremos problemas.

Problemas y soluciones comunes cuando el Internet va lento en Windows 10

Esto no es algo exclusivo de este sistema operativo, ni mucho menos. En ocasiones puede ir mal la conexión a Internet por motivos muy variados. Puede ocurrir en dispositivos móviles, así como en equipos de escritorio. Nos vamos a centrar en este artículo en el sistema operativo de Microsoft por ser el más popular y utilizado en estos momentos.

Drivers de la tarjeta desactualizado

Uno de los problemas que podría estar causando que el Internet vaya lento en Windows 10 es tener la tarjeta de red desactualizada. Es muy importante siempre contar con los últimos drivers. Por un lado, para mejorar el rendimiento. Por otra parte también por seguridad. Es por ello que nuestro consejo es tener siempre todo el software del equipo con las últimas versiones.

Ahora bien, si notamos problemas al navegar por la red, Internet no funciona como debería, cortes… Podemos ver si se trata de un problema de drivers con la tarjeta de red. Es bueno que esté siempre actualizada a la última versión para evitar este tipo de problemas, pero en ocasiones al actualizar el sistema operativo también se podrían generar conflictos de incompatibilidades.

Os dejamos un artículo donde podemos ver cómo actualizar los drivers de la tarjeta de red.

Firewall o programas de seguridad que interfieren

Un caso muy común cuando el Internet va lento en Windows 10 es por un conflicto con el firewall o antivirus. Se algo que puede ocurrir a muchos usuarios. Quizás una mala configuración, que estemos utilizando un software que no es el adecuado o cualquier otro problema puede derivar en conflictos.

¿Cómo podemos solucionar esto? Lo mejor es identificar la configuración en cada caso y ver si están bloqueando algo. Podemos simplemente acceder al firewall de Windows y ver si de alguna manera está bloqueando un programa o navegador que estamos utilizando para conectarnos a Internet. Lo mismo con el antivirus.

En un caso extremo lo que podemos hacer es desconectar ese programa de seguridad y ver si así la velocidad es la adecuada. Ya sabéis que siempre podéis realizar una prueba de velocidad de la conexión para salir de dudas.

Malware en el equipo

Sin duda una causa más que extendida de una velocidad reducida de Internet en Windows 10 es debido al malware en el sistema. Por desgracia son muchos los tipos de virus y amenazas que hay presentes en la red. Pueden infectar nuestros dispositivos de formas muy diversas. Esto se traduce en un mal funcionamiento, robo de información, datos… También podría provocar que el Internet funcione lento.

Para solucionar este problema simplemente debemos mantener nuestro equipo libre de amenazas. Esto lo podemos lograr al instalar programas de seguridad. Una manera perfecta de detectar la posible entrada de malware y eliminar el que pueda haber. Así tendremos siempre limpio nuestro equipo y, en definitiva, evitaremos problemas de funcionamiento como la velocidad de Internet.

No estamos utilizando la banda correcta

También puede ocurrir que el problema sea de configuración o de cómo nos conectamos. Ya sabemos que hoy en día la mayoría de routers modernos cuentan con la banda de 2,4 GHz y la de 5 GHz. Nos permite conectarnos a una u otra según las necesidades del momento. En algunas circunstancias puede ser mejor conectarnos a una y en otras, a otra.

Si nos conectamos de forma inalámbrica desde Windows 10 hay que tener esto en cuenta. Quizás el problema de que la velocidad no es la adecuada se deba a que estamos utilizando la banda que no es la mejor.

A grandes rasgos podemos decir que si nos vamos a conectar al router desde una distancia considerable o hay paredes y muros por el medio, lo ideal es la banda de 2,4 GHz. De esta forma mantendremos la estabilidad, ya que es menos sensible. Si por el contrario queremos la máxima velocidad y estamos cerca del router, lo mejor es la banda de 5 GHz. Hay que tener en cuenta que esta es más sensible a la distancia y posibles muros.

Problemas con el navegador

Puede ocurrir además que tengamos problemas con el propio navegador. Más allá de asegurarnos de que está actualizado y libre de virus, puede que hayamos instalado alguna extensión recientemente y está causando problemas. Podemos, por tanto, revisar esto.

El navegador es la herramienta principal en muchos casos para utilizar Internet. Hay que cuidarlo y asegurarnos de que todo funciona correctamente.

Archivado en
Conexiones

Deja tu comentario