5 maneras sencillas de aumentar la señal Wi-Fi en determinadas zonas

5 maneras sencillas de aumentar la señal Wi-Fi en determinadas zonas

Hoy en día es muy habitual conectarnos de forma inalámbrica a Internet. Son muchos los dispositivos que tienen compatibilidad Wi-Fi y cada vez son más. Es lo que conocemos también como el Internet de las Cosas. Ahora bien, la calidad de la señal y la cobertura no siempre son las mejores. En ocasiones necesitamos conectar un dispositivo desde una zona en concreto de nuestro hogar y vemos que la señal que llega es muy débil y no podemos utilizarlo correctamente. Por ejemplo si tenemos una televisión o un reproducir de vídeo en Streaming. En este artículo vamos a mencionar 5 medidas sencillas para aumentar la señal Wi-Fi en una zona.

Cómo mejorar la cobertura Wi-Fi en determinadas zonas

Son muchos los consejos y prácticas que podemos utilizar. En este caso vamos a nombrar 5 métodos o pautas que podemos llevar a cabo. Puede que simplemente con utilizar una de ellas sea más que suficiente. Tal vez la combinación de algunas de ellas ofrezca mejores resultados. El objetivo será poder conectar determinados dispositivos que se encuentran en una zona alejada del router y que por diferentes circunstancias no podemos aprovechar.

Cambiar la ubicación del router

Es uno de los puntos más importantes y también más simples. A veces simplemente con cambiar ligeramente la ubicación del router podemos ampliar mucho más el rango de la cobertura inalámbrica en nuestro hogar. De esta forma podremos conectarnos desde diferentes lugares que quizás antes no podíamos o la calidad era muy limitada.

Nos referimos a por ejemplo situar el router en una zona céntrica del hogar, desde donde pueda repartir mucho mejor la señal. También poder acercarlo lo máximo posible a la zona donde realmente vamos a aprovechar la cobertura, aunque dejemos otras zonas en “sombra”.

Pero también podemos aplicar pequeños cambios. Por ejemplo poner el router en una zona más elevada, aislarlo de otros electrodomésticos o dispositivos que pudieran estar al lado. Simplemente con pequeños detalles así podremos mejorar notablemente la calidad y, en definitiva, velocidad de Internet.

Router gaming vs normal

Utilizar repetidores o extensores

Otra posibilidad muy recurrida es utilizar repetidores o extensores. Hay muchos tipos. Podemos utilizar PLC, que se sirven de la red eléctrica. También amplificadores de señal, usar Wi-Fi Mesh, etc.

El objetivo no es otro que extender la conectividad inalámbrica a otras zonas del hogar. Podemos incluso no solo conectarnos por Wi-Fi, sino llegar a conectar por cable Ethernet otros dispositivos. Es cuestión de ver qué tipo de aparato se adapta más a lo que buscamos realmente. Con total seguridad encontraremos lo que más nos interesa y podremos navegar mejor por la red.

¿Tienes un router viejo? Aprovéchalo

Son muchos los usuarios que tienen un router viejo. Quizás porque han comprado un nuevo dispositivo para tener algunas mejoras. Tal vez al cambiar de compañía le regalaron uno distinto.

Un router viejo puede ser muy útil en determinadas circunstancias, pero también lo podemos aprovechar para llevar la conexión a otras zonas. Lo podemos usar como repetidor. Esto lo podemos hacer tanto de manera inalámbrica como a través del cableado. Si tenemos nuestra vivienda cableada podemos conectar el router en otra zona y, desde allí, repartir la conexión a otros dispositivos.

Eso sí, hay que tener en cuenta que necesitamos contar con un router compatible. No todas las opciones se pueden utilizar.

Usar un ordenador

También podemos utilizar nuestro ordenador para ofrecer Internet en zonas donde llega peor. Básicamente lo que hacemos es convertir nuestro equipo en un punto de acceso. Pongamos como ejemplo que tenemos la vivienda cableada y nos conectamos en una habitación. Tenemos al lado una televisión que funciona por Wi-Fi y la cobertura no llega. Podemos usar ese ordenador para ofrecer conexión inalámbrica.

Existen programas que nos permiten convertir nuestro ordenador en un punto de acceso. Para ello lo mejor es dejaros un completo tutorial que realizaron nuestros compañeros de RedesZone. Allí podemos ver ampliamente cómo utilizar un ordenador como punto de acceso.

Controla que todo esté bien en el router

Por último, algo que en muchas ocasiones pasa desapercibido, es controlar que todo esté en orden en el router. A veces simplemente con tocar un poco la configuración, cambiar determinados parámetros, podemos mejorar sensiblemente la señal y cobertura Wi-Fi. De esta forma podremos conectarnos desde otras zonas del hogar sin tantos problemas.

¿Qué podemos hacer? Lo primero es determinar qué banda estamos utilizando. Ya sabemos que la banda de 2,4 GHz es la mejor cuando queremos conectarnos desde una distancia mayor.

También podemos ver que estemos utilizando un canal que no esté saturado. A veces esto puede derivar en problemas de velocidad y, a su vez, de calidad de la señal.

De la misma forma podemos observar que la potencia del router Wi-Fi sea la adecuada, algo que se puede configurar desde el propio dispositivo, así como las antenas externas, si las tuviera, bien puestas.

En definitiva, con estos 5 consejos o medidas podemos mejorar la cobertura inalámbrica en determinadas zonas.

Archivado en
WiFi

Deja tu comentario