Consejos para mantener el Wi-Fi seguro y qué errores son los más comunes

Consejos para mantener el Wi-Fi seguro y qué errores son los más comunes

Cuando nos conectamos a Internet podemos hacerlo tanto de forma inalámbrica como por cable. No obstante, en los últimos tiempos se ha popularizado cada vez más el conectarnos a través del Wi-Fi. Por un lado está el auge de los dispositivos móviles. Especialmente aquellos de lo que conocemos como el Internet de las Cosas. Pero también el hecho de que las redes inalámbricas hayan mejorado notablemente. Hoy en día la calidad de la señal, la estabilidad y la velocidad nada tienen que ver con hace solo unos años. Aun así, conviene tener en cuenta una serie de consejos para mantener la seguridad del Wi-Fi. Vamos a nombrar también algunos errores comunes que cometen los usuarios.

Mantener el Wi-Fi seguro es vital para no perder velocidad. En el caso de que haya intrusos podría suponer una pérdida importante en la calidad de la señal, además de comprometer nuestra privacidad y la información.

Consejos para mantener la seguridad del Wi-Fi

Contraseña fuerte y compleja

La contraseña del Wi-Fi es muy importante para evitar intrusos. No basta solo con la clave, sino que también hay que tener en cuenta el tipo de cifrado que vamos a utilizar.

Cuando vayamos a generar una contraseña tiene que contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres especiales. Todo ello de forma aleatoria y sin introducir números o palabras que nos relacionen. Por ejemplo evitar fechas de nacimiento o nuestro nombre.

Es muy importante que evitemos aquellos cifrados de contraseña antiguos y que no ofrecen garantías hoy en día. El mejor en la actualidad es WPA2, hasta la llegada próximamente de WPA3 que otorgará una protección más fuerte.

Siempre que queramos evitar la entrada de posibles intrusos en nuestra red, sin duda lo más esencial y básico es contar con una contraseña que sea fuerte y compleja.

Actualizar siempre el router

En ocasiones pueden surgir vulnerabilidades que son aprovechadas por los ciberdelincuentes. Son los propios fabricantes quienes lanzan parches y actualizaciones de seguridad. Es muy importante que nuestro router siempre cuente con la última versión.

Es vital que el firmware del router esté actualizado no solo por seguridad, como hemos mencionado, sino también para tener un rendimiento mejor. Lo normal es que con cada nueva actualización también ofrezcan mejoras en su funcionamiento y corrijan posibles errores que hacían que ciertas características no funcionasen correctamente.

Os dejamos un artículo de cómo actualizar el router.

Observa siempre los dispositivos conectados

Los routers modernos permiten observar qué dispositivos hay conectados a la red. Así podremos ver si hay algo raro. Quizás algún equipo conectado y que no debería. Tal vez se trate de un intruso que ha tenido acceso al dispositivo.

Por tanto, observar siempre qué equipos hay conectados al router es una buena idea para mantener la seguridad del Wi-Fi. Así tendremos un control total.

Restringe el rango de direcciones IP disponibles

Aunque no es una medida que por sí sola vaya a proteger por completo nuestro router Wi-Fi, es otra opción más que tenemos para intentar mejorar la seguridad. Podemos restringir los valores de direcciones IP permitidas y así dificultar aún más la entrada de posibles intrusos en nuestra red.

Limitar la cobertura

Sí, aunque suene raro el hecho de limitar la cobertura del Wi-Fi puede ayudar a mejorar la seguridad. Es obvio, ya que si reducimos la distancia a la que se podría conectar algún usuario evitamos intrusos.

Eso sí, hay que tener en cuenta que esta opción únicamente la podremos hacer si nos vamos a conectar desde un rango cercano al router. Tampoco queremos perder funcionalidad en nuestro dispositivo.

Errores comunes que cometemos con el Wi-Fi

Mantener los valores de fábrica

Un error muy común entre los usuarios es mantener los valores de fábrica. No nos referimos simplemente a la clave del Wi-Fi, sino a todos los parámetros que podemos configurar. Es muy importante que cambiemos los valores de fábrica. De esta forma aumentaremos la seguridad de nuestro router Wi-Fi.

No poner una clave de acceso al router fuerte

Otro de los errores más comunes entre los usuarios es no poner una contraseña de acceso al router fuerte. Es más, muchos usuarios mantienen la misma que venía al adquirir el dispositivo.

Más allá de cambiar la contraseña del Wi-Fi también es muy importante cambiar la de acceso al router. En este sentido tenemos que seguir el mismo patrón que mencionábamos antes: crear una clave que sea difícil de averiguar, que cuente con números, letras y otros símbolos, todo de manera aleatoria.

Utilizar un nombre identificativo

El nombre del router Wi-Fi es algo fundamental. Nunca debemos dejar el que viene de fábrica, que generalmente informará sobre la compañía de Internet y modelo de router. Pero tampoco podemos poner un nombre que nos identifique.

Lo mejor en estos casos es crear un nombre genérico, neutral y que no informe absolutamente de nada. Así también aumentaremos nuestra privacidad en la red.

En definitiva, estos son algunos consejos para mejorar la seguridad de nuestro router Wi-Fi.

Archivado en
Seguridad y Privacidad

Deja tu comentario