Cómo detectar problemas en la red: conoce estos sencillos pasos

Cómo detectar problemas en la red: conoce estos sencillos pasos

Todos los usuarios de Internet quieren que su conexión vaya correctamente. Con el paso del tiempo es cierto que se han convertido en algo más estable y hay menos errores. Sin embargo podemos sufrir diferentes problemas que hagan que nuestra conexión a Internet no funcione correctamente o vaya lenta. Los motivos son muy variados. En este artículo vamos a dar algunos consejos para detectar problemas en la red. Siempre que notemos algún fallo o simplemente queramos asegurarnos de que todo va bien, podemos hacer un test de velocidad.

Cómo detectar problemas de red y solucionarlos

Comprobar las conexiones del router

Algo básico que debemos de hacer en caso de experimentar problemas con nuestra conexión a Internet es ver que todo está correcto en el router. Parece algo evidente, pero en muchas ocasiones simplemente se trata de un problema de conectividad. Puede que el cable LAN no esté conectado correctamente y eso haga que no nos llegue la velocidad que corresponde o haya problemas.

Por tanto, un primer paso para detectar problemas de red y poder solucionarlos es ver que todo está correcto en nuestro router.

Ver si la cobertura Wi-Fi es la adecuada

Pero claro, hoy en día cada vez nos conectamos más a través de las redes inalámbricas. Precisamente esto hace que pueda haber más problemas, ya que la conexión no es tan estable. Un problema muy común en este sentido es encontrarnos con una cobertura mala, algo que puede ocurrir por muchos motivos.

Si notamos que la conexión no es la correcta, que no navegamos bien y la velocidad es débil, podemos observar la potencia del Wi-Fi. Quizás se deba a una mala configuración del router o incluso una posición física en un lugar donde no debe. Esto es bastante común, ya que muchos usuarios tienden a poner el router junto a otros dispositivos o en zonas bajas. Esto puede provocar problemas de velocidad importantes.

fallos cobertura móvil

Utilizar el solucionador de problemas de Windows

Cuando tengamos un problema con la conexión, otra cosa que podemos hacer es utilizar el solucionador de problemas de Windows. No siempre va a arreglar el problema, pero sí sirve para descartar problemas de configuración del propio sistema operativo. De esta forma podemos resolver ciertos problemas que hagan que la conexión no vaya bien.

Posible conflicto de IP si usamos una dirección estática

Si notamos que la conexión a Internet no funciona y estamos utilizando una IP estática, el problema puede deberse a que otro equipo está utilizando esa misma dirección. Como sabemos, es posible utilizar una IP dinámica (que cambia constantemente) o una IP fija. En caso de utilizar la segunda opción, podría derivar en incompatibilidades y que el Internet no funcione.

Cada una de las dos opciones tiene sus ventajas. Sin embargo si estamos utilizando una IP que sea mantenga estática, hay que observar que otro dispositivo conectado al router no utilice la misma dirección. De lo contrario se podrían generar conflictos y habría que cambiar esa dirección.

Este es, por tanto, otro motivo por el cual el Internet puede ir mal. Una manera de detectar problemas con la conexión es asegurarnos de que no hay conflicto de IP.

192.168.1.1

Reiniciar el router correctamente

Pero a veces simplemente se trata de un problema con el router, con toda la información que acumula. Como sabemos, este tipo de dispositivos están diseñados para permanecer encendido las 24 horas. Sin embargo es posible que si tenemos muchos dispositivos conectados y hacemos un uso intensivo, al final pueda haber problemas al gestionar tantas direcciones.

Esto hace que el router se sature y con el paso del tiempo vaya mal. Un buen método es simplemente reiniciando el router y descartar problemas de este tipo. Es posible que simplemente con esto ya se solucione el problema y volvamos a navegar correctamente.

Ahora bien, hay que mencionar que es importante apagar el router correctamente. No podemos pulsar el botón, apagarlo y volver a encenderlo justo al siguiente segundo. De esta forma no estamos reiniciándolo correctamente. Para apagarlo bien y que haga efecto lo que buscamos, lo ideal es mantenerlo apagado medio minuto y posteriormente volver a encenderlo.

Prueba otro dispositivo

Esto es algo que podemos aplicar tanto por Wi-Fi como por cable. Vemos que la conexión no va correctamente y queremos descartar que se trate de un problema con la tarjeta de red. No hay mejor manera que conectarnos desde otro dispositivo. Si estamos conectados por cable, pues de esta forma. Si estamos de forma inalámbrica, así.

Con esto logramos ver si es un problema del router o un fallo de nuestro móvil u ordenador. Así podremos ponernos a investigar sobre el problema y encontrar la causa.

Problemas de seguridad

A veces los problemas con la conexión se deben a fallos de seguridad. Es buena idea detectar posibles intrusos en la red. Esta puede ser la causa de que la velocidad sea mala o algún problema similar.

De paso aprovechamos para recomendar contar con contraseñas fuertes y complejas. Es importante mejorar siempre la seguridad del router.

Archivado en
Conexiones

Deja tu comentario