Posibles problemas con la conexión de Internet en Windows y cómo solucionarlos

Posibles problemas con la conexión de Internet en Windows y cómo solucionarlos

Hoy en día Windows 10 es el sistema operativo más utilizado en equipos de escritorio. Como sabemos, mantener una buena conexión de red es vital para los usuarios. Pero siempre puede ocurrir algún problema. Algún fallo que pueda ralentizar la conexión de Internet y hacer que no podamos navegar por la red. Los motivos pueden ser variados. Algunos de ellos muy simples y que podemos solucionar fácilmente, ya que simplemente puede deberse a una mala configurar o error puntual. En otras ocasiones los problemas pueden ser mayores. En este artículo vamos a explicar los posibles problemas que podemos tener con la conexión de Internet en Windows y qué podemos hacer para solucionarlos.

Errores comunes al utilizar Internet en Windows

Cuando hablamos de errores de conexión a Internet, básicamente pueden ser dos: que directamente no podamos acceder a Internet o que la velocidad sea lenta. Si realizamos un test de velocidad y notamos que la calidad no es la que queremos, puede deberse a diferentes motivos.

Problemas con la conexión Wi-Fi

A veces el error puede ser tan simple como que no tenemos conectado correctamente el Wi-Fi. La mayoría de ordenadores portátiles tienen un botón para activar o desactivar la conexión inalámbrica. Debemos mirar que esto esté bien.

Pero no solo eso, ya que el problema puede deberse a la configuración Wi-Fi. Por ejemplo si tenemos guardada una contraseña pero esa red la ha cambiado. También si hemos configurado mal una red. Por tanto, estos parámetros hay que observarlos cuando veamos errores con el Wi-Fi.

En caso de persistir el problema, puede ser interesante eliminar las redes, buscar de nuevo y conectarnos de cero poniendo la clave.

Conectarse a la mejor opción de red Wi-Fi

Fallo de sincronización con el router

El problema al intentar conectarnos a Internet en Windows 10 puede ser debido al router. Esto ocurre tanto de manera inalámbrica como por cable. Puede deberse a un problema de sincronización con el router. Es algo especialmente frecuente en los aparatos más antiguos y que se saturan.

Para solucionarlo debemos de reiniciar el dispositivo. Pero para hacerlo no basta con apagar y encender. Lo que hay que hacer es aguantar al menos 30 segundos antes de volver a iniciar el dispositivo.

El cableado está dañado

Otro fallo que puede provocar que no tengamos Internet o que nos conectemos pero de manera lenta, es el cableado. Puede que esté dañado y sea imposible conectarnos. Pero también puede ocurrir que estemos utilizando un cable antiguo, de Ethernet, y no apto para conexiones más allá de 100 Mbps.

Si tenemos problemas para conectarnos o vemos que la velocidad de sincronización con el router no es la adecuada, podemos echar un vistazo al cableado. Puede que aquí se encuentre el problema.

El navegador no carga correctamente

Pero si hay algún problema común en Windows 10 a la hora de navegar, es el propio navegador. A veces podemos ver que algunas páginas o incluso todas, no cargan correctamente. Son varias las causas. Puede ser por una mala configuración, conflicto con extensiones, etc.

¿Qué podemos hacer? Una de las cosas más elementales es limpiar la caché de navegación. Pero también podemos desactivar todas las extensiones, al menos momentáneamente, y probar a ver si funciona. Puede ocurrir que sea simplemente una extensión agregada la que está haciendo que no podamos navegar.

Velocidad lenta al navegar

Puede darse el caso de que podamos navegar, pero de forma muy lenta. Los consejos anteriores pueden aplicarse aquí también, sin embargo hay que añadir algo: los recursos que consume el navegador.

Mientras más pestañas tengamos abiertas, más recursos consume el navegador. Un problema a la hora de navegar y cargar las páginas correctamente. Tanto Google Chrome como Mozilla Firefox tienen administradores de tareas. Podemos consultar cuánto consumen y qué podemos hacer para mejorarlo.

conexión a internet lenta

Algún problema de seguridad o malware

Es sin duda una de las causas que puede provocar que no tengamos Internet o que éste vaya lento. Puede ocurrir si descargamos algún programa malicioso, hemos navegado por alguna web que contenga malware, etc.

En nuestra mano tenemos instalar programas y herramientas de seguridad para hacer frente a este tipo de amenazas. Pero en ocasiones no es suficiente y puede que tengamos vulnerabilidades que sean aprovechadas por ciberdelincuentes para explotar el malware.

Es por ello que resulta importante tener los sistemas actualizados a la última versión. Puede que haya parches de seguridad para resolver estos conflictos. Esto hay que aplicarlo tanto a los propios sistemas como a las diferentes aplicaciones que tengamos instaladas.

En definitiva, estos son algunos de los principales problemas que podemos encontrarnos en Windows 10 para conectarnos a Internet. Hemos explicado qué podemos hacer para solucionarlos o evitarlos. Muchos de estos problemas son evitables y están en nuestra mano. Siempre que queramos comprobar la calidad de nuestra conexión podemos realizar una prueba de velocidad de Internet. Aquí encontraremos datos sobre la velocidad de descarga y subida, así como la latencia.

Archivado en
Internet

Deja tu comentario