Cómo crear y administrar contraseñas de forma segura en Internet

Cómo crear y administrar contraseñas de forma segura en Internet

Con el paso del tiempo podemos tener una gran cantidad de cuentas y registros. Muchas páginas en las que nos creamos un usuario, plataformas de todo tipo, redes sociales, cuentas bancarias… Al final son muchos números, letras y símbolos de todo tipo que debemos de recordar… O no. Si hacemos bien las cosas, si creamos una clave única para cada servicio y que además sea fuerte y compleja, sería casi imposible recordarlas. Además, corremos el riesgo de que haya una cuenta que apenas utilicemos y nos olvidemos de ella. Es por ello que podemos utilizar herramientas que nos permitan administrar contraseñas de manera sencilla. En este artículo vamos a hablar de ello, de los gestores de contraseñas, y de cómo crear una clave que sea fuerte y compleja.

La importancia de tener una buena clave

Las contraseñas representan la barrera más importante para evitar que intrusos accedan a nuestras cuentas. Es el código que introducimos para acceder a nuestra cuenta bancaria, registros online, redes sociales… Pueden ser numéricos, tener letras, símbolos, más o menos caracteres… Pero, en definitiva, es lo que nos protege de perder nuestros datos.

Una clave es muy importante también para proteger nuestra red Wi-Fi. Esto es algo que sabemos. Si realizamos un test de velocidad y vemos que no es lo que debería de llegarnos, una de las causas puede ser que tengamos un intruso en nuestro router.

La mejor forma de evitar intrusos en el router es tener una buena contraseña. Así podremos proteger el aparato y nuestros dispositivos. Pero esto también se aplica a un móvil, ordenador, cuenta de correo…

Cómo elegir la mejor contraseña

Lo ideal para elegir la mejor contraseña es crear una aleatoria. Esto significa que tenga letras (a ser posible mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres. Siempre hay que evitar introducir datos personales como nuestro nombre, fecha de nacimiento, número de móvil, etc.

Es importante también que la longitud sea grande. Mientras más, mejor. No es lo mismo que un programa informático pueda utilizar la fuerza bruta para romper una clave de 6 dígitos, que hacerlo sobre una contraseña de 16 cifras. Es lógico.

Por tanto, lo recomendable es que sea larga, siempre dentro de los límites que puedan imponernos, así como aleatoria. Crear una mezcla de números, letras y otros caracteres.

Errores comunes al crear una contraseña

Cuando utilizamos contraseñas a veces cometemos errores comunes. Uno de ellos es confiar en la que viene de fábrica. Especialmente ocurre en los routers. Esto es un error. Podrían averiguar esa clave simplemente con saber el modelo del aparato y un programa informático.

Por tanto lo primero que tenemos que hacer es cambiar la clave que viene de fábrica. Esto hay que aplicarlo en todos los dispositivos.

Otro error común que cometemos es el intentar crear contraseñas fáciles de recordar. Es una realidad que la contraseña 123456 sigue siendo una de las más utilizadas a nivel mundial. Pero no hace falta ser tan exagerado y hablar de una tan común, ya que también sería un error intentar crear una clave que contenga nuestro nombre y fecha de nacimiento, por ejemplo.

Este tipo de contraseñas es fácil de recordar. Todos sabemos nuestro nombre y número de teléfono y lo vamos a recordar bien. Pero también sería más fácil para un posible atacante.

Otro error bastante común es utilizar siempre las mismas contraseñas. Si por ejemplo tenemos una clave muy bien hecha y fuerte para el correo electrónico pero alguien accede a ella por algún motivo y esa misma contraseña la usamos en Facebook, se produce efecto dominó. Tendrían acceso también a esta última cuenta.

Cómo administrar contraseñas de forma segura

Hemos visto que lo ideal es crear una contraseña lo más compleja posible. Además tiene que ser una única para cada dispositivo y cuenta. Una clave adecuada podría ser del tipo: 3Uh*3lI-9s%d. Difícil de averiguar, ¿verdad? Pero claro, ¿cómo vamos a recordar una contraseña así? Más aún si vamos a utilizar una diferente en cada caso.

Opciones de gestores de contraseñas

Ahí es donde entran en juego los administradores de contraseñas. Son herramientas realmente útiles para gestionar las claves en Internet. No tenemos que preocuparnos más que de memorizar una única contraseña maestra, y ese software podría gestionar todas las aplicaciones y servicios que agreguemos.

Algunos administradores de contraseñas incluso nos permiten crear claves totalmente aleatorias. De esta forma evitamos tener que pensar y poder influir de alguna manera en la clave. Siempre es mejor que sea lo más aleatoria posible.

En definitiva, las contraseñas son necesarias y de vital importancia para mantener la seguridad. Pero la manera en la que creemos las claves y las gestionemos, también va a influir. Nuestra recomendación es contar con gestores de contraseñas en Internet y así proteger nuestros registros. Esto lo podemos aplicar también para generar claves para nuestro router Wi-Fi. Así evitaremos intrusos que puedan entrar en nuestra red y afectar a la velocidad de Internet.

Archivado en
Seguridad y Privacidad

Deja tu comentario