¿Por qué el GPS consume tanta batería del móvil?

¿Por qué el GPS consume tanta batería del móvil?

Seguro que todo el mundo ha podido ver cómo al activar el GPS del móvil, lo normal es que la batería se vaya consumiendo de forma mucho más rápida. Además, si después de usar una aplicación que requiere el uso del GPS la dejamos abierta en segundo plano, puede que veamos cómo nuestra batería también se va consumiendo rápidamente. Pero, ¿por qué el GPS consume tanta batería del móvil?.

Antes de nada, debemos saber que el receptor GPS de nuestro móvil está formado por un chip y una pequeñas antenas que se ubican dentro de nuestro teléfono. Cada vez que encendemos el GPS, este va a tratar de calcular nuestra posición conectándose a varios satélites y obteniendo datos de ellos.

El consumo se dispara en zonas con mala señal

Por lo tanto, el uso del GPS implica un consumo de la batería del móvil y es entre todas las funciones asociadas con antenas o sensores con las que cuenta nuestro móvil, la que quizás más batería consume. Si estamos atravesando un túnel, dentro de un edificio o en una zona con muchos árboles, podemos tener problemas para conectarnos. Esto también se va a traducir en un mayor consumo de energía que puede afectarnos.

Cuando encendemos el GPS es el momento de mayor consumo, ya que es cuando tienen que conectar con los satélites obtener información. Sin embargo, el uso continuado del GPS también hace que la batería se consuma de forma más rápida que si no lo estuviéramos usando, ya que el GPS está constantemente escuchando a los satélites.

GPS

El consumo de batería se ve aumentado cuando además estamos en una zona con una señal muy baja, ya que el GPS tratará de buscar más satélites que le den una mejor señal. Por lo tanto, con el GPS encendido en el móvil, la batería se consumirá de forma más rápida si estamos en una zona con poca señal, dentro de una casa, en un subterráneo o alguna construcción con techos metálicos, etc.

Así lo demuestra un estudio realizado por un grupo de profesores de ingeniería informática en Reino Unido y Arabia Saudí, donde se afirma que un móvil con el GPS conectado que se en una zona con buena señal aumenta el consumo de su batería en un 13%, mientras que si ese mismo móvil se encuentra en una zona con baja señal, el cosumo de la batería extra sube hasta el 38%.

No obstante, aunque el GPS es uno de los culpables directos de que nuestra batería se consuma mucho más rápido, la combinación del uso del GPS, alguna aplicación que requiera de conocer nuestra localizacióny el hecho de tener la pantalla encendida para manejar la aplicación, junto con el uso del WiFi del móvil, es una combinación que afecta directamente al consumo de la batería del móvil.

Para tratar de reducir este consumo excesivo, se recomienda usar el GPS del móvil únicamente cuando sea necesario, revisar que cerramos todas las aplicaciones que puedan hacer uso de nuestra localización y desactivar el GPS siempre y cuando no lo vayamos a usar más. Posteriormente, cuando realmente vayamos a necesitarlo, lo podemos iniciar.

Muchas aplicaciones necesitan de acceso al GPS

Hay que tener en cuenta un factor importante, y es que muchos programas hoy en día necesitan tener acceso al GPS. De lo contrario no ofrecerían la usabilidad total para lo que fueron diseñados. Es algo que debemos tener en cuenta, ya que por ejemplo un programa para recibir información climatológica, saber la temperatura o si va a llover, va a necesitar saber dónde nos encontramos. Si no tenemos activada la ubicación, difícilmente podría tener precisión para mostrar esos datos.

Al final nos encontraremos en una balanza entre la usabilidad y el ahorro de energía. Aquí tendremos que ser conscientes de la importancia en todo momento de saber elegir en cada momento cuándo habilitar la ubicación y cuándo nos conviene más tenerla desactivara y así alargar la vida útil de nuestra batería.

En definitiva, muchos programas que usamos en nuestro día a día van a necesitar tener acceso al GPS para funcionar plenamente. Esto también va a hacer que consumamos más recursos de los que nos gustaría. Tendremos que ver si merece la pena tenerlo siempre encendido o únicamente habilitarlo cuando realmente vamos a hacer uso de ese programa o servicio.

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario

Jose dijo el 17/08/2018 a las 23:39h:
El artículo en inglés tiene algunas inexactitudes, pero quien lo haya escrito en español no tiene ni la más mínima idea de cómo funciona un receptor de GPS (GNSS para ser correcto). Ni el móvil se comunica con los satélites, ni el estar escuchándolos incrementa el consumo. El increible trabajo del chip que se encarga de todo, intentando hallar el lugar en el que lo que escucha de los satélites tiene sentido, es el causante del sobreconsumo.
Carlos dijo el 20/08/2018 a las 00:14h:
Buena entrada, solo quería comentar que no se realiza ningún intercambio de información entre los satélites y el dispitivo móvil. La parte de la electrónica destinada a localización, es únicamente un receptor, por lo que solo recibe señal, no envía nada. Para que exista un intercambio de información propiamente dicho, bajo mi punto de vista, tendría que ser un flujo bidireccional, cosa que en este caso no se da. Lo comento porque puede dar pie a confusiones el artículo tal y como está redactado. Sería interesante hacer mención del arranque en frio y en caliente de los receptores GPS. Saludos,
BLANCA LUCILA RODRIGUEZ HERNANDEZ dijo el 10/11/2018 a las 13:39h:
En mi iPhone 6 aparece "Sin senal GPS" al usar WAZE. Mi bateria esta en capacidad maxima del 79%. Fui a servicio de Apple y le hicieron la inspeccion y reset. Aun asi no me aparece senal GPS. Me dijeron en apple que si no me funcionaba con esos cambios podia ser la antena y que seria necesario comprar una version mas reciente de iPhone. Me queda la duda si tiene que ver que mi bateria este en un 79% con la senal GPS? Puedo comprar la bateria pero no quisiera perder dinero en ella si tengo que compra nuevo iphone. Gracias.