¿Por qué el GPS consume tanta batería del móvil?

¿Por qué el GPS consume tanta batería del móvil?

Seguro que todo el mundo ha podido ver cómo al activar el GPS del móvil, lo normal es que la batería se vaya consumiendo de forma mucho más rápida. Además, si después de usar una aplicación que requiere el uso del GPS la dejamos abierta en segundo plano, puede que veamos cómo nuestra batería también se va consumiendo rápidamente. Pero, ¿por qué el GPS consume tanta batería del móvil?.

Antes de nada, debemos saber que el receptor GPS de nuestro móvil está formado por un chip y una pequeñas antenas que se ubican dentro de nuestro teléfono. Cada vez que encendemos el GPS, este va a tratar de calcular nuestra posición conectandose a varios satélites y obteniendo datos de ellos.

Cuando conectamos el GPS es el momento que más batería consume, pero si estamos en una zona con poca señal el consumo se dispara

Por lo tanto, el uso del GPS implica un consumo de la batería del móvil y es entre todas las funciones asociadas con antenas o sensores con las que cuenta nuestro móvil, la que quizás más batería consume.

Cuando encendemos el GPS es el momento de mayor consumo, ya que es cuando tienen que conectar con los satélites obtener información. Sin embargo, el uso continuado del GPS también hace que la batería se consuma de forma más rápida que si no lo estuviéramos usando, ya que el GPS está constantemente escuchando a los satélites.

GPS

El consumo de batería se ve aumentado cuando además estamos en una zona con una señal muy baja, ya que el GPS tratará de buscar más satélites que le den una mejor señal. Por lo tanto, con el GPS encendido en el móvil, la batería se consumirá de forma más rápida si estamos en una zona con poca señal, dentro de una casa, en un subterráneo o alguna construcción con techos metálicos, etc.

Así lo demuestra un estudio realizado por un grupo de profesores de ingeniería informática en Reino Unido y Arabia Saudí, donde se afirma que un móvil con el GPS conectado que se en una zona con buena señal aumenta el consumo de su batería en un 13%, mientras que si ese mismo móvil se encuentra en una zona con baja señal, el cosumo de la batería extra sube hasta el 38%.

No obstante, aunque el GPS es uno de los culpables directos de que nuestra batería se consuma mucho más rápido, la combinación del uso del GPS, alguna aplicación que requiera de conocer nuestra localizacióny el hecho de tener la pantalla encendida para manejar la aplicación, junto con el uso del WiFi del móvil, es una combinación que afecta directamente al consumo de la batería del móvil.

Para tratar de reducir este consumo excesivo, se recomienda usar el GPS del móvil únicamente cuando sea necesario, revisar que cerramos todas las aplicaciones que puedan hacer uso de nuestra localización y desactivar el GPS siempre y cuando no lo vayamos a usar más.

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario