Clickbait, ¿por qué triunfa este truco para que hagas clic?

Clickbait, ¿por qué triunfa este truco para que hagas clic?

Seguro que os habéis topado con miles de clickbaits o cebos de clics a diario cuando navegáis por Internet. El problema es que, en algunas ocasiones, no somos capaces de detectarlos a la primera y acabamos pinchando. La idea detrás de esta técnica es conseguir maximizar las visitas desde redes sociales, entre otros. Pero, ¿por qué en las empresas utilizan este “cebo de clics”? ¿realmente esta estrategia resulta efectiva en el largo plazo?

Podemos definir clickbait de varias maneras, pero una rápida y sencilla es un titular sensacionalista o alarmante que “nos deja” con ganas de saber lo que realmente ha ocurrido. Eso nos lleva a pinchar en el enlace. Generalmente, el contenido al que accedemos nos decepciona después de habernos generado unas altas expectativas sobre lo que íbamos a encontrar. 1and1 lo explica aquí muy bien con todo lujo de detalle.

¿Por qué se recurre al clickbait?

La competencia entra las diversas publicaciones de Internet se ha elevado hasta puntos insospechados. El número de visitas puede marcar el éxito de una campaña de publicidad o el hecho de que piensen en nosotros para poner en marcha alguna acción comercial. Ese afán por destacar y ser el que más visibilidad tiene, ha dado lugar al clickbait.

Estos titulares sensacionalistas hacen que los usuarios pinchen masivamente con fórmulas como:

“Entra en su coche a pleno sol y sucede esto”

“No vas a creer lo que le pasa a esta chica nada más salir de casa”

“¿Puedes leer toda la noticia sin salir corriendo a la tienda más cercana?”

“10 cosas que cambiarán tu vida”

Y así, un largo etcétera de fórmulas diferentes, todas ellas con el mismo objetivo, conseguir que hagas clic en el enlace. Lo que viene luego ya no importa, y ahí está el verdadero problema de esta técnica. Si el contenido fuera bueno, no importaría demasiado crear unas altas expectativas con el titular. El problema es que esto no sucede y se nos está empezando a ir de las manos.

clickbait

La cosa llega hasta tal punto que, según relata el ABC, la red social Facebook (la más grande del mundo con 2000 millones de usuarios) ha anunciado cambios en su muro de actualizaciones para reducir los titulares que ocultan o exageran la información. Sí, se refiere a los famosos clickbaits.

No obstante, no será sencillo acabar con este problema ya que su uso se ha instaurado de forma muy profunda en la sociedad de Internet. El problema es que no solo tiene detractores y también existen grupos que lo consideran un fenómeno que forma parte de la comunicación online moderna.

¿Puede llegar a perjudicar a una empresa a largo plazo?

El repetido uso del clickbait puede llegar a funcionar relativamente bien a corto plazo, pero por el momento cuesta encontrar casos donde esas publicaciones se hayan mantenido mucho tiempo en el candelero. Hablando claro, “los usuarios no son tontos” y no tardan demasiado en darse por engañados.

Tú puedes pinchar una vez, dos e incluso diez, pero después empiezas a ser consciente de que nunca te dan lo que te han prometido. En ese momento, empiezas a pasar de las publicaciones de ese portal. De la misma forma, muchos usuarios siguen este patrón. El problema es que incluso se la están colando a Google.

Por todo ello, las páginas que recurren a estas prácticas pueden conseguir una gran cantidad de clics, pero son considerados clics de baja calidad. Esto suele desanimar a muchas empresas de publicidad a invertir dinero en esos portales. Y es que, tal y como cuentan en BuhoMag, el clickbait se ha convertido en un cáncer para el periodismo y llega a resultar muy incómodo para los lectores.

De esta forma, incluso se han creado cuentas de Twitter como @SavedYouAClick y @ElAntiClicks que se dedican a denunciar a los medios que abusan de esta manera de “engañar” en los titulares, ocultando información o creando unas expectativas que no satisface el contenido.

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario