Cómo utilizar Java, Silverlight y otros plugins no soportados en los navegadores actuales

Cómo utilizar Java, Silverlight y otros plugins no soportados en los navegadores actuales

Las versiones más recientes de los navegadores más utilizados del planeta, véase Google Chrome, Mozilla Firefox o Microsoft Edge, no permiten el uso de plugins tan utilizados antaño como Java o Silverlight. Bien es cierto que todo se hace para mejorar la seguridad, pero no menos cierto es que siguen siendo imprescindibles para acceder a muchas páginas web. Mientras estas se modernizan y actualizan a tecnologías más modernas y seguras, os contamos cómo utilizar Java, Silverlight y otros plugins no soportados en los navegadores actuales.

Actualmente tenemos un grave problema en Internet por culpa de las dos velocidades. Por un lado, tenemos a los responsables de los principales navegadores que deben asegurar la seguridad (valga la redundancia) de sus usuarios, por lo que retiran soporte para funciones no seguras o con un alto grado de ser vulnerables. Por otro lado, tenemos a los responsables de las páginas webs, que muchas veces no tienen medios (principalmente, económicos) para acometer una migración de su portal a una tecnología más moderna y segura.

En esa mezcla de realidad y realidad, los usuarios pierden al no poder usar algunos servicios que pueden ser vitales para ellos. Sin embargo, siempre existe la posibilidad (bajo nuestra responsabilidad) de acceder a páginas con Java, Silverlight y otros plugins no soportados en los navegadores actuales.

Java, Silverlight y otros plugins no soportados en los navegadores actuales

Para acceder a estas plugins NPAPI o ActiveX, tenemos varias opciones a nuestro alcance. En primer lugar, los usuarios pueden optar por utilizar Internet Explorer. El viejo conocido siempre sigue ahí y se resiste a dejarnos pese a la llegada del moderno Edge. Incluso en Windows 10 lo tenemos disponible por si necesitamos recurrir a él.

Internet Explorer Java

La buena noticia es que Internet Explorer sigue recibiendo sus correspondientes actualizaciones de seguridad, por lo que podemos usar con un riesgo mínimo. Internet Explorer 11 es la versión más reciente y en Windows 10, tal y como hemos dicho, lo podemos utilizar para ejecutar aplicaciones Java. En Windows 7, 8 o 10 lo encontraremos en el Menú de Inicio.

Incluso desde Edge podemos pulsar el botón menú y acceder a la opción “Abrir con Internet Explorer”. Para instalar los plugins necesarios, visitaremos la web de Oracle para Java o la web de Microsoft Silverlight. Si no conseguimos que se ejecuten, por ejemplo, Java, accederemos a su menú de configuración y en la pestaña Seguridad, marcaremos “Activar el contenido Java en este navegador”. Es posible que tengamos que reiniciar el navegador.

Instalar Mozilla Firefox ESR

Si no queremos volver a utilizar Internet Explorer (lo entendemos perfectamente) todavía tenemos más opciones en el mercado para acceder a páginas con Java, Silverlight y otros plugins no soportados en los navegadores actuales. Una de las soluciones pasa por instalar Mozilla Firefox ESR o Extended Support Release.

Firefox ESR

Esta rama del desarrollo de la aplicación está pensada para organizaciones que necesitan estabilidad y no cambios constantes todos los meses. Eso sí, las actualizaciones de seguridad llegan de forma puntual como en las otras ramas del desarrollo, pero no se ha deshabilitado, por el momento, el soporte para plugins NPAPI.

Esto hace que Firefox 52 ESR sea una alternativa perfecta para ejecutar webs que necesiten utilizar este tipo de plugins. Eso sí, debemos ser conscientes que la próxima versión ESR que se lance, sí dejará de soportar este tipo de plugins como Java o Silverlight, aunque mantendrá durante un tiempo la posibilidad de usar Flash en el navegador (deshabilitado por defecto).

Safari para macOS

Si estamos utilizando un ordenador Mac de Apple tenemos una última posibilidad a la que agarrarnos para ejecutar aplicaciones NPAPI como Java o Silverlight. Aunque es cierto que Apple ha bloqueado por defecto el uso de plugins considerados como “peligrosos” como Adobe Flash, Oracle Java o Microsoft Silverlight, lo cierto es que no ha eliminado la posibilidad de ejecutarlos en su navegador Safari.

Safari macOS

Realmente, se trata del último de los grandes navegadores más populares en permitir que sean utilizados. Eso sí, es posible que la alegría no dure demasiado y los de Cupertino eliminen la posibilidad en las nuevas versiones. Por el momento, es una alternativa para los usuarios de Mac.

Para poder ejecutarlos, tendremos que descargar los diferentes plugins desde sus páginas web e instalarlos normalmente. Después, en Safari, accederemos a Preferencias > Seguridad y activaremos “Permitir módulos”. Una vez hecho, accederemos a “Ajustes de módulo…”. Ahí podemos definir el comportamiento al visitar una web, haciendo que nos pregunte si queremos usarlo o bien desactivándolo por completo.

Como vemos, pocas opciones, pero todavía algunas, para acceder a páginas web que utilicen Java, Silverlight y otros plugins no soportados desde los navegadores actuales. Por ahora, Adobe Flash se puede ejecutar con escasa dificultad. Es cierto que está desactivado por defecto, pero no suele ser complicado activarlo. En unos meses, el tiempo dirá…

Cómo usar plugins de navegador con seguridad

Los plugins son muy útiles para obtener una mejora en la usabilidad de los navegadores. Nos aportan un abanico de posibilidades muy amplio y podemos instalarlos para lograr una mayor velocidad, tener ciertas funciones, etc. Ahora bien, es fundamental instalarlos correctamente y no cometer errores que afecten a la seguridad.

Usar solo los que vamos a necesitar

Cada complemento que instalemos va a consumir recursos. Pero además, cada uno de ellos podría tener acceso a nuestra información en caso de tratarse de alguna amenaza. Por ello debemos utilizar únicamente aquellos que realmente vamos a necesitar. Hay que evitar llenar el navegador de plugins y no tener problemas de rendimiento ni tampoco de seguridad.

Mantener los complementos actualizados

Por supuesto los plugins que instalemos deben estar correctamente actualizados. Solo así evitaremos posibles vulnerabilidades que pueda haber y que serían aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Necesitamos mantener los equipos siempre con las últimas versiones y esto también hay que aplicarlo a cualquier complemento que instalemos.

Cuidado con los permisos que damos

Por otra parte, hay que tener en cuenta siempre qué permisos vamos a darle a los complementos que instalamos. Hay que evitar instalar plugins que puedan recopilar datos personales y utilizarlos para fines lucrativos o incluso servir a los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Debemos siempre evitar riesgos de este tipo.

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario