El primer virus ransomware llegó en 1989 dentro de un disquete

El primer virus ransomware llegó en 1989 dentro de un disquete

Muchos términos informáticos se ponen de repente de moda, pero eso no quiere decir que sean cosas nuevas y recién inventadas, simplemente es que ahora tienen un nombre diferente. Algo así pasa con los virus informáticos, antaño denominados así, pero que ahora se catalogan en spyware, adware, crapware, ransomware o de forma genérica en malware. Curiosamente, el primer caso de ransomware conocido tiene bastantes años, concretamente 28 años. En 1989 ocurrió lo que os contamos a continuación, con un disquete involucrado de por medio.

Evidentemente, hace 28 años no usábamos Internet de la forma en la que lo hacemos ahora y un virus no podía entrar en tu ordenador al entrar en una determinada web o descargar un determinado archivo. La cosa era más manual, ya que se iban extendiendo dentro de formatos físicos que se prestaban entre particulares o incluso, que eran regalados junto a publicaciones informáticas en papel de aquella época.

ransomware

¿El primer ransomware en un disquete?

Este es precisamente el caso de Eddy Willems, un trabajador de una empresa belga de seguros. Un buen día, compró una publicación informática en papel que regalan un disquete de 5¼” como solía ser habitual. Normalmente, se trataba de programas de pruebas u otras herramientas para hacer publicidad de algún producto.

Eso ocurrió en el año 1989 y Willems no dudó ni un momento en introducir ese disco en su ordenador. Este disquete contenía una especie de cuestionario que permitía saber si teníamos riesgo de contraer SIDA según nuestros hábitos, prácticas sexuales y otro tipo de preguntas. Una vez finalizado, el susodicho olvidó ese disco y siguió con su vida de manera habitual.

Unos días más tarde, su ordenador se bloqueó por completo sin que pudiera hacer nada y le apareció un mensaje que pedía enviar 189 dólares a una dirección postal de Panamá. Para más inri, incluso la impresora sacó una copia de una factura por esa cantidad. El mensaje era claro y no dejaba dudas.

Willems pensó que no le quedaba otro remedio que pagar. De la misma forma, cientos de personas que compraron la revista se vieron en la misma situación. Este “secuestro” del ordenador con el posterior reclamo de un pago, puede ser el primer caso de ransomware de la historia, al menos el primero conocido.

Pero ¿qué es un ransomware? Si hemos ido demasiado rápido con los conceptos, os pedimos disculpas. Por ransomware entendemos una variante de malware que toma el control del ordenador de la víctima o cifra sus archivos, es decir, hace algo que le impide el uso habitual del equipo. Posteriormente, exige un pago “para liberar” el ordenador o los archivos.

Actualmente, ese pago se exige en Bitcoin, la criptomoneda imposible de rastrear y todo se realiza dentro de la Deep Web, exigiendo el uso del navegador Tor para acceder a las instrucciones de liberación. Esto no es más que la evolución de aquel mensaje amenazante que vio Willems en su ordenador allá por 1989.

disquetes

¿Cómo funcionaba este ransomware?

Básicamente, al introducir el disquete con el cuestionario sobre el SIDA en el ordenador, este modificaba algunos ficheros en el ordenador de la víctima. Con ello, conseguía que después de varios reinicios dejará de funcionar correctamente el ordenador y se bloqueare. Entonces, mostraba el mensaje escrito en un documento de texto.

“Se recomienda dejar de utilizar este equipo. El software ha expirado y el contrato de alquiler debe ser renovado antes de poder volver a usar el ordenador”.

A diferencia del ransomware actual, este no cifraba los archivos de ninguna forma, solo cambiaba algunos nombres. Con algunos conocimientos, era posible revertir la situación, aunque tampoco había tanta información entonces como tenemos ahora con una simple búsqueda en Google. Sin embargo, Willems pronto averiguó como recuperar el control de su ordenador.

Con el paso del tiempo, este usuario afectado por el primer ransomware de la historia consiguió reconducir su carrera hacia la seguridad informática. Ahora trabaja en la firma de seguridad G Data como analista y ese disquete que le cambió la vida de alguna manera, se vende como pieza de coleccionista para conmemorar la historia viva de la informática.

Fuente: Motherboard

Archivado en
Banda Ancha

Deja tu comentario